PISA Canarias (1)

Si hacemos caso a los titulares mediáticos sobre el informe ‘Sistemas fuertes y reformadores exitosos en la educación. Orientaciones de PISA para las Islas Canarias, España’, presentado este lunes, los graves problemas educativos de nuestra Comunidad se solventarían reduciendo las vacaciones y modificando el salario de los docentes. El informe, realizado por expertos de la OCDE, a petición del Gobierno canario, pretende ofrecer recomendaciones para mejorar la calidad y la equidad de los resultados del aprendizaje. Y surge después del “decepcionante” resultado de Canarias en el PISA 2009, que analizó las competencias básicas de estudiantes de 15 años de edad en lectura, ciencias y matemáticas.

En el tratamiento mediático, especialmente en sus titulares, se dejan al margen los aspectos metodológicos y organizativos de los centros, los contenidos curriculares de las asignaturas (calificados de “académicos e inflexibles”), la formación inicial y permanente del profesorado, la participación de las familias en la vida de los institutos o, ahí es nada, el preocupante bajo nivel socioeconómico de una buena parte de la sociedad canaria. Todos ellos mucho más significativos en la calidad educativa y en las propias expectativas de éxito de nuestro sistema.

Lo digo por titulares como ‘Los profesores canarios tienen los sueldos altos y muchas vacaciones’, ‘El informe PISA sugiere adecuar los sueldos de los maestros’ o ‘La OCDE insta a revisar la jornada escolar y a acortar las vacaciones’. El más aséptico, menos estigmatizador, más prudente y acertado, a mi juicio: “La OCDE urge a acometer un plan de acción en educación”.

Recuerdo al respecto que nuestros estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), con 1.050 horas anuales, asisten a casi 150 horas de clase más que la media de la OCDE y a 153 más que media la de la Unión Europea. El problema no es el tiempo de permanencia en las aulas, como ven.

Focalización

Resulta tan sesgada la elección de esos llamativos titulares, que focalizan en exclusiva la responsabilidad del fracaso en la totalidad del profesorado (los buenos, malos y regulares, en el mismo saco) y en su estatus laboral, en un asunto de responsabilidades claramente compartidas, que si hubiésemos elegido este otro: “En los centros privados se produce más acoso escolar y más consumo de drogas”. También figura textualmente en el informe presentado este lunes. Está constatado desde hace mucho tiempo en una y otra problemática. Y sería igual de desacertado colocarlo como problema principal.

Pero vayamos por partes. La llamada de atención de los expertos de la OCDE sobre las vacaciones, iguales en toda España, no lo olvidemos, se refiere a cómo pueden afectar a los aprendizajes de niños y niñas, no a que los docentes tengan muchas o pocas, asunto en el que no entra el documento; aspecto discutible este, y en el que propongo reflexionar sobre el uso del mes de julio, que podría ser “el mes de la formación”.

Y respecto a los salarios, es cierto que los enseñantes del Archipiélago ganan más que sus homólogos de otras zonas al comenzar su carrera profesional, tanto en Primaria como en Secundaria, pero van perdiendo lugares en el ranking conforme avanza su carrera profesional, lo que parece ser un disparate en toda regla.

El grave problema estriba en el café para todos, en el hecho de que gane lo mismo el acomodado irresponsable que el que innova en su aula, se forma permanentemente y es capaz de estimular a su alumnado, mejorando los aprendizajes. De ahí mi rechazo frontal a aquella reivindicación sindical de “homologación sin contrapartidas”, que incidía en ese camino equivocado. Las mejoras salariales en lo público, bajo mi punto de vista, deben ir estrechamente ligadas al rendimiento y a los compromisos.

Sueldos

Como disparate es pensar que lo más importante de las recomendaciones de PISA es entrar en un debate sobre sueldos y vacaciones. Arreglaríamos fácilmente entonces nuestro sistema educativo, con dos medidas estrellas: ampliar el período de meses considerados lectivos (no las horas, los docentes canarios y españoles de ESO dedican 713 horas, 12 más que la media de la OCDE y 54 más que la de la Unión Europea)  y cambiar la actual estructura salarial. Pero la cosa no es, ni mucho menos, tan sencilla.

Curiosamente, los datos más determinantes para entender cómo estamos, mal sin duda, a nadie se le esconde, son pasados por alto.

Por ejemplo, que los alumnos y alumnas de Canarias que participaron en PISA 2009 “indicaron uno de los niveles más bajos en educación y profesión de los progenitores. Menos del 5% de los padres de los estudiantes se encuadra en el grupo profesional de mayor rango y menos de un cuarto de los padres finalizó la educación terciaria. Un 39% de los estudiantes de Canarias procede de un nivel socioeconómico bajo, en comparación con el 29% de España o el 15% de la OCDE”.

Asunto que, por lo que parece, no mereció una gran atención mediática. Y que es más relevante que las vacaciones o los sueldos. A años luz.

Como se sabe, en el PISA 2009 salimos muy mal parados. En lectura, ciencias y matemáticas, las tres competencias básicas analizadas. Y los centros privados superaron a los públicos por 59 puntos en lectura, 44 en matemáticas y 57 en Ciencia.

Pero, advierten desde PISA,  “por lo general los alumnos que acuden a centros privados provienen de entornos socioeconómicos más ventajosos”. Y concluyen que “una vez realizados ajustes considerando las características socioeconómicas de los alumnos y los centros según estándares de PISA, los centros públicos de Canarias tienen un mejor rendimiento que los privados”. ¿Destacó alguien este aspecto?

Otro dato relevante para la reflexión: las diferencias entre chicos y chicas. En efecto, el informe señala que el “sistema de enseñanza secundaria de Canarias parece ser menos efectivo para las chicas que para los chicos en matemáticas y ciencias; y en lectura, “la ventaja de las chicas sobre los chicos es inferior a la de la mayoría de los países de la OCDE”.

Y, en el lado positivo, el informe destaca que las diferencias socioeconómicas entre los estudiantes provocan menos diferencias en sus resultados en Canarias que en la OCDE, y hay mucha menos variación del rendimiento entre los centros de enseñanza que dentro de los propios centros (lo que indica una elevada equidad del sistema), así como que resulta “encomiable”, el rendimiento de los alumnos inmigrantes, similar al de los nativos.

Por último, y respecto a financiación del sistema, se resalta que Canarias estaba, antes de los recortes de 2010 y 2011, a una décima del porcentaje medio de la OCDE y a cinco de Finlandia, aunque se recuerda que la financiación por sí sola no conduce a mejores resultados, influyendo más la calidad de los recursos humanos.

Dejo para una segunda entrega del análisis del documento ‘Sistemas fuertes y reformadores exitosos en la educación. Orientaciones de PISA para las Islas Canarias, España’, el acercamiento a aspectos como los estudiantes y el aprendizaje, la organización de los centros, el papel de las familias o la formación y los incentivos al profesorado.

—-

Quizás también te interese PISA Canarias (2) aprendizajes, en LA TIRADERA.

Y PISA Canarias (3): profesorado; que estará disponible el próximo martes 27 de mayo

Estoy también en twitter: @enriqueBeth

—–

Mercedes Sosa: ‘Rosario Vera, maestra’, un hermoso homenaje a una de las profesiones más bellas.

http://www.esnips.com/displayimage.php?pid=6544733

Anuncios

25 pensamientos en “PISA Canarias (1)

      • Teniendo en cuenta el pesebrerismo de la prensa local, que depende exclusivamente de las ayudas autonómicas dada la situación económica generada por la supina ignorancia de nuetra clase política en el tema, me temo que podemos esperar sentados por su publicación

      • Parece que no va a ser así, Canarias7 y Diario de Avisos han mostrado su interés en publicarlo. La respuesta en los próximos días. Saludos y gracias

    • Estaba pensando exactamente lo que Juan Luis ha expresado en su comentario y, creo que rezuma la misma rabia contenida de aquel que se dedica a esta profesión maravillosa y “perra ” que es la de educar.
      La gran mayoría de los lectores de la prensa, ( que no del informe ni de sus análisis objetivos) , volverán a utilizar como arma arrojadiza el cliché :” los maestros tienen muchas vacaciones y cobran un sueldazo”.
      En fin, seguiremos pensando para nuestros adentros aquello de que podrás hablar del otro cuando te pongas en sus sandalias, y camines con ellas durante un rato,y además, nos pondremos un tapón en la boca para no contestar y entrar en una dialéctica idiota.

  1. Muy acertado, Enrique. Creo que vuelves a poner, una vez más, el dedo en la llaga señalando lo esencial y relevante.
    Lamentablemente, la mayoría de la prensa ofrece casquería para provocar comentarios gruesos (y absolutamente desenfocados) acerca de la Educación.
    El éxito y el fracaso escolar son asuntos complejos que requieren medidas complejas y no siempre fáciles.
    Espero tus siguientes comentarios acerca de PISA Canarias.
    Un abrazo, Enrique.

  2. Este informe, por lo que veo, alcanza a analizar los aspectos técnicos, logísticos y de infraestructuras de la educación canaria, sólo desde ciertos aspectos. Es decir, se mide el rendimiento de producción, los resultados y los costes. Casi, casi un análisis “de empresa”. Es como si al sistema educativo lo fueran a comprar y antes de ello se mirara de arriba a abajo para recomendar las acciones necesarias para acometer mejoras, con el fin de ver si a los potenciales inversores pudiera interesar su adquisición. Es lo que a mí, en particular, me llega.

    Pero sin meterme en evaluar tanto el informe en sí, como la metodología usada, como el resultado del mismo, o la interpretación de ese resultado que se ha hecho en tal o cual medio, creo que esto es sólo la punta del iceberg de un gran error de base.

    El error de base para mi es el de una sociedad que se cuestiona su propia educación. ¿Qué estamos haciendo? ¿Estamos intentando acortar el horizonte de miras, para que nos parezca que ya hemos llegado? ¿Dónde está el límite en cuanto a formación y educación intelectual y social? ¿Estamos tirando piedras al lugar equivocado? ¿Necesitamos expiar nuestros pecados y buscamos un baifo que sacrificar para ello?

    Señores, tenemos que mirar qué buscamos en la educación para saber cómo queremos educar. Lamentablemente, tengo la impresión de que hoy en día se manda a los chiquillos al colegio porque es “lo que hay que hacer”. Es como cuando los bautizas o les haces la comunión “porque sí”, no porque creas en los principios de esos sacramentos.

    No podemos exigir una educación de calidad, cuando luego en la calle se valora mucho más el no dar golpe, el ser inculto pero inteligente para hacerte “el bisne”, el ganar mucho trabajando poco o nada, el “conseguir una paguita haciéndome el cojo” y luego hacer “tus cositas por ahí pa’ sacar algo más”, y así, tantas cosas más.

    No podemos tener polígonos llenos de jóvenes que se llenan la boca para decir “quiero trabajá” pero que luego te abandonan un puesto porque “ño, es que m’estaban escachando pa’la mierda que me pagan, pa’eso me quedo en mi casa”.

    En un país donde no hay futuro, porque el futuro es quedarte en tu casa esperando a que te llamen después de haber echado mil currículums, o porque lo primero que te dicen es que te marches porque aquí no hay nada, o porque si intenas poner algo en marcha te escachan con impuestos, pagos, permisos, burocracia… En un país así, ¿qué ilusión puede poner un niño a partir de cierta edad en aprender? ¿qué ilusión puede poner un padre en implicarse?

    Y, por otro lado, y pata importante que apoya este sinsentido, ¿qué mensajes nos transmiten los medios de comunicación, con tanto aliento al consumismo, al reemplazo, al control de la masa, al éxito fácil, al “gran hermano”, al “sálvame”, al enzalsamiento de la ordinariez de Belén Esteban…?

    No, señor. No podemos hacer que la educación nos arregle todo eso. El día que toda España apague la televisión y se vaya a la biblioteca, a las canchas, a la playa, al campo, y a las calles a pedir lo que por derecho les corresponde, entonces tendrá una educación de calidad. En los colegios habrá, realmente, “algo que enseñar”.

  3. ¡Realmente brillante! Un placer pasar por aquí y leer una visión crítica sobre el tema. Ahora mismo comparto este artículo con todos mis contactos. Esto debe leerse por todo el mundo!

  4. Te agradezco profundamente el análisis objetivo que haces sobre el informe, lo que se ha publicado estos días sólo perjudica más, si cabe, a una profesión a la cual cada vez, nos sentimos menos orgullosos/as de pertenecer. Suscribo cada palabra, incluídas las que hacen referencia a la homologación. Esos artículos envenenan nuestra sociedad y logran que el último reducto de calidad que nos queda (la motivación) desaparezca…
    Una vez más….GRACIAS

  5. Para cualquiera que se dedique a investigar sobre educación resulta obvio el carácter multifactorial del rendimiento escolar. Insistir en ello es derrochar energías inutilmente. También parece obvio que no es un problema de horas totales (más cuando la tecnología enseñanza-aprendizaje ha cambiado radicalmente) sino de DISTRIBUCIÓN TEMPORAL de esas horas a lo largo del curso. Y tampoco echemos balones fuera: la formación del profesorado (cada vez es mayor la brecha entre profesores formados y actualizados y los que no) y un adecuado sistema de incentivos que redunde en una mejor formación (absurda también la vinculación salario-rendimientos -¿cómo los medimos?- finales) es imprescindible. Y mi mayor crítica. Este círculo vicioso de culpabilidades profesores-familias-administración y vuelta a empezar sólo lo podrán romper los ÚNICOS actores con capacidad profesional, organizativa y técnica, motivación e interés legítimo: LOS PROFESORES. ¿Cuándo estarán dispuestos a tomar esta bandera y liderar el cambio que de una vez por todas necesita el sistema educativo?

  6. Pingback: Sobre el informe PISA en Canarias | IES Mesa y Lopez

    • Te respondo Jose Miguel, pero quiero hacerlo a todas las personas que han realizado comentarios. Gracias, nunca La Tiradera tuvo tantos lectores y es doble la alegría cuando sucede en un artículo sesudo y, especialmente, que habla de Educación. Creo que el debate es esencial si queremos mejorar el sistema educativo canario; y, también, los compromisos de todas las partes implicadas. Sobran linchamientos, como los de algún medio de comunicación estos días. Y falta, asimismo, autocrítica sana, con ambición de superación. Creo en la enseñanza pública y mis hijos están en ella. He conocido profesionales excelentes que dignifican la profesión. Espero haber contribuido modestamente al debate y me queda la segunda parte que espero culminar antes del fin de semana. Un abrazo y reitero las gracias.

  7. Por què no publicas esto en el Canarias 7 como contrapartida a lo que ellos publicaron. Gracias por el análisis que haces de este nuevo informe PISA. Que sirva de reflexión

  8. Gracias por defender la enseñanza pública y los valores que transmitimos día a día en las aulas.
    Hacen falta medios de comunicación alternativos como este interesante blog para escapar de unos periódicos que miran muy poco por el bien común en estos difíciles momentos que padecemos. Felicidades Enrique.

  9. El análisis que has realizado me parece serio y riguroso, realista, asumiendo lo que dice el informe, sin caer en la displicencia ni en la flagelación. Nos aportas tus acertadas precisiones, que te agradezco, pues entiendo que desde la reflexión comprometida del informe PISA es como podremos contribuir a la mejora de nuestro alumnado. Vamos, sin echar balones fuera.
    Espero que éste sea un punto de inflexión para nuestro sistema educativo, y que entre todos mejoremos la formación de nuestros hijos.
    Espero la segunda entrega que has propuesto.
    Gracias

  10. Muy buen artículo. La prensa ya no entra en un debate de cifras y datos. Ya solo sirven cuatro generalidades mal traídas aderezadas con puñadito de demagogia casualmente coincidente con las necesidades políticas o presupuestarias del gobierno de turno.
    Gracias por hacer una labor de análisis en profundidad, cosa que los periodistas, por desgracia, ya no hacen.

  11. Buenos días. Me pregunto: ¿Hacía falta este informe para darse cuenta, cualquier profesional de la enseñanza, que la situación es la que es? Con ello no quiero aseverar que no sea mejorable pero ¿por qué no se pregunta a los equipos educativos? ¿Por qué seguimos pensando que lo que <> (me refiero a los análisis) que lo que pueda decir el profesorado encardinado en cada centro? A fin de cuentas el alumnado está con nosotros el tiempo suficiente para conocerlo bien y aparte de transmitir conocimientos y valores tenemos muchas veces que hacer de psicólogos porque algunos alumnos y alumnas están perdidos en medio de una sociedad de cambios constantes que no da tiempo a digerir. Muchas veces algunos padres y madres están “missing” cuando se les solicitan para arreglar alguna situación adversa (por usar un eufemismo), situaciones éstas que conllevan la pérdida del alumnado en medio de la nada más absoluta. (¿Evalúa el informe a los progenitores? me pregunto) Pero como de costumbre el profesorado es el culpable. La educación me recuerda al relato de La odisea, de Homero: Penélope en su espera incansable por Ulíses y con el acecho de sus pretendientes deseosos de que no volviera para casarse con ella, tejía por el día en el telar con el pretexto de que al terminar la pieza el más valeroso se casaría con ella, mientras que por la noche deshacía la pieza en fiel esperanza de la vuelta de su esposo. Pues bien nosotros <> el ideal de persona por el día pero la sociedad se encarga de desacerlo <>. Gracias.

  12. Muy buen artículo, Enrique y, ciertamente, muy acertado.
    Quisiera añadir que, por ejemplo, cuando se realizaron las pruebas PISA, la mayor parte del alumnado las hizo sin prestarles el más mínimo interés, vamos, que no se las tomaron en serio.
    Comentar también que, por lo general, el alumnado, al menos el de mi centro, apenas dedica tiempo al estudio en su casa, la cultura del esfuerzo se ha perdido y, creo, que con la reforma que va ha hacer el partido que ahora nos gobierna vamos a peor.
    Otra cosa que me ha comentado recientemente un padre de un alumno repetidor sobre el por qué no estudia es lo siguiente: Papá, ¿tú irías a trabajar si quedándote en casa te pagasen lo mismo? Pues es lo que me va a pasar a mi al finalizar el curso que haga lo que haga voy a promocionar.
    En fin, y así nos va.
    Espero poder leer a lo largo de la semana que comienza mañana la continuación del blog.
    Un saludo Enrique.

  13. Excelente trabajo. Personalmente siempre he creído que si invitas a alguien a tu casa y le pagas todos los gastos y le pides que haga un informe de algún aspecto que quieras, esa persona contará exactamente lo que quieras oír. El sesgo del invitado ex profeso no termino de aceptarlo.
    Comentando en mi colegio con los compañeros el dichoso informe la opinión general es de desánimo y de prepárate que vienen curvas.
    Gracias por la voz discordante del pensamiento único instalado en este país.

  14. Pingback: Sus Señorías contra la Democracia | Tamaimos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s