Lo que dirán las encuestas

En septiembre-octubre las encuestas pueden aclarar algunas incógnitas y confirmar o no algunas tendencias electorales. Con menos ‘ruido’ y menos ‘contaminación’ que en las oleadas de junio y de julio.

Los estudios sociológicos serán más fiables que los de este verano, influidos por las elecciones europeas de mayo y la muy humana tentación de apuntarse a los vencedores; y, asimismo, condicionados por las primarias socialistas y la elección de Pedro Sánchez, que elevaron la moral en sus filas y dieron un significativo subidón en los sondeos; efímero o no, ya se verá.

En un momento en que nos encontraremos apenas a ocho meses de las elecciones autonómicas y locales de mayo de 2015 -sin que todavía sepamos la fecha de las generales-, entre los aspectos que comenzaremos a poder vislumbrar por las encuestas destaco los siguientes:

  • ¿Inicia su recuperación el PP, tras todo lo perdido desde las elecciones generales del 20-N de 2011? ¿Mantiene su diferencia con los socialistas o estos le acortan terreno? ¿Obtiene suficientes apoyos para un Gobierno en solitario o con la colaboración de fuerzas afines? ¿Se acerca el bipartidismo (PP más PSOE) al 65% en intención de voto?
  • ¿La llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE sutura la herida y acaba con la sangría de votos de la era Rubalcaba, solo aminorada por Andalucía? ¿Vuelven a crecer los apoyos ciudadanos a la socialdemocracia española? ¿Se despega como referente en el marco, hoy más plural que nunca, de la izquierda?
  • ¿Se frena o no el crecimiento de Podemos, la gran sorpresa de los comicios del 25 de Mayo? ¿Se cumplirán sus temores, expresados en el preborrador de ponencia política, de que los cambios en el PSOE permitan a este “recuperar parte del espacio perdido y estrechar así las opciones para una fuerza de ruptura democrática”?
  • ¿Se cierra la hemorragia en el partido de Cayo Lara que vienen señalando todos los sondeos en los últimos meses?
  • ¿Se recupera UPyD del varapalo electoral que le han causado la irrupción de Ciudadanos en el ámbito estatal y de la formación de Pablo Iglesias?
  • ¿Cómo afecta a CiU el escándalo Pujol? ¿Será ERC la única beneficiada de un posible retroceso de los de Artur Mas? ¿Hace daño al conjunto de las organizaciones soberanistas catalanas?
  • ¿Continúa la hegemonía del PNV y las excelentes perspectivas de Bildu en el País Vasco? ¿Y el crecimiento del vasquismo en el complejo panorama político de Navarra?
  • ¿Se cumplen los temores conservadores de un significativo derrumbe en Madrid y en la Comunidad de Valencia? ¿Y, asimismo, la previsible factura electoral que pagarán en Canarias por su apoyo entusiasta a las prospecciones petrolíferas?
  • Doy, por último, mis particulares previsiones: el PSOE crecerá ligeramente y se situará a 3-5 puntos del PP, que seguirá como primera fuerza en votos y en escaños. Podemos se estabilizará en el 12-14% de intención de voto. IU se quedará en torno al 5%. Y el conjunto de la izquierda estatalista (PSOE, Podemos e IU) rondará el 45-48%, insuficiente para superar de manera clara a los conservadores en número de diputados, al margen de las grandes dificultades de entendimiento que preveo en las relaciones entre las fuerzas que forman parte del espacio progresista.

——-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s