Israel: de víctimas a verdugos

Una vez más, el ejército israelí, uno de los más potentes del mundo, masacra a la población palestina de Gaza. Una vez más, buena parte de las víctimas son niños y niñas. Una vez más, la comunidad internacional asiste impasible a una barbarie perpetrada, paradójicamente, por el pueblo que tanto sufrió en el nazismo y que ha pasado de víctima a verdugo.

La Franja de Gaza constituye una de las zonas con mayor densidad de población del Planeta (por encima de las 4.000 personas por km2) y el ataque del ejército hebreo se dirige, sin disimulo, a la población civil, a la que busca hacer el mayor daño posible. Los objetivos militares son casas, escuelas y hospitales. Y la mayoría de las víctimas, civiles indefensos.

Se trata de un auténtico crimen contra la Humanidad. Para el que fuera máximo responsable de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, “hay que advertir de nuevo muy seriamente a las autoridades y ultras de Israel que el mundo no contemplará permanentemente impasible sus acciones asesinas. Otro episodio Gaza, no. La Tierra en su conjunto se les volvería en contra. Israel debe pensar en su propia historia y recordar que todos los seres humanos valen lo mismo”.

Plomo Fundido

En un anterior bombardeo a Gaza de 2008-2009, la llamada Operación Plomo Fundido, el entonces relator especial de la ONU para los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos Ocupados, Richard Falk, acusó a los dirigentes de Israel de cometer “un crimen contra la Humanidad en Gaza, y deben ser castigados por ello”. Unas acciones militares que se suman a un no menos criminal bloqueo que impide la llegada de alimentos y medicinas a los habitantes de la zona. Auténtico exterminio.

Pero Israel no es castigado, pese a su vulneración de la legalidad internacional y sus sistemáticos incumplimientos de las resoluciones de Naciones Unidas. Cuenta con el apoyo de Estados Unidos, premio Nobel de la Paz incluido, que se encarga de vetar en el Consejo de Seguridad, cualquier determinación contra su aliado en Oriente Medio. Por intereses geoestratégicos y por la fuerza de los lobbies judíos en Estados Unidos.

Palestina tiene derecho a constituir un estado propio. Y los dos pueblos están obligados a convivir en paz. A eso no ayudan la barbarie del poderoso Estado de Israel ni, tampoco, las acciones de Hamás. Ni, desde luego, unas organizaciones internacionales que confirman su más absoluto fracaso y que demuestran muy escaso interés en el sufrimiento de pueblos, como el palestino, que llevan muchas décadas esperando por una salida digna que les permita desarrollarse económica y socialmente y crear un Estado propio.

(Publicado originalmente en 2012, nada ha cambiado desde entonces).

——-Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Lluis Llach: ‘Palestina’

http://bit.ly/XyM1Tg

Anuncios

Un pensamiento en “Israel: de víctimas a verdugos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s