Crónica de una muerte anunciada (en Twitter)

No sé qué pasaría si hoy, con serenidad, críticamente, miles de tuiteros hicieran el sano ejercicio de releer lo que el lunes 12 de mayo dijeron una vez conocido el execrable asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. Una vez más, la inmediatez se impuso y llevó a una cascada de opiniones en caliente, en muchos casos disparates de los más diversos signos.

Para algunos se trataba de una especie de ajusticiamiento. Por fin, dando un salto cualitativo, el pueblo adquiría conciencia de su explotación y reaccionaba, a las bravas, contra sus opresores, los que te dejan sin trabajo, te expulsan de la vivienda y te condenan a la pobreza.

Fusilamiento al atardecer. Justicia popular en estado puro; sin juicio, defensa ni piedad, por supuesto. Otros incluso iban más allá y se limitaban a mostrar su satisfacción, con poco disimulo, por los hechos, como si les importara bien poco la vida de una persona, al margen de las simpatías o antipatías que esta suscitara.

En el otro lado también hubo de todo. Alguno comentó que la bárbara acción tenía el aroma de ETA, convenientemente resucitada. Otros hablaban abiertamente de crimen político.

Y entonces, de forma precipitada, entraron en juego algunos elementos de la caverna mediática. Entre ellos la periodista Isabel San Sebastián vinculando los hechos a los escraches personales contra políticos; criminalizando sin pudor a los movimientos sociales.

Nunca he sentido simpatías por los escraches, no me gustan y ya he expresado mi opinión al respecto http://wp.me/p1SYpM-h6, pero la simpleza analítica y la manipulación de San Sebastián resultan patéticas, nauseabundas.

Otros, como Alfonso Ussía, lo llevaba al ámbito de las próximas Europeas, asegurando que hasta entonces tenía pensado abstenerse pero que ya tenía decidido votar. Y, en fin, un fotógrafo de Europa Press, Edu Nividhia, se dirigió al diputado de IU Garzón señalando que algo de responsabilidad tenía su formación política en lo sucedido; luego reconocería que la había “cagado”. Incluso un asesor del PP en la Comunidad Valenciana, ya puestos en la ardua tarea, responsabilizó a la revista El Jueves por una viñeta de hace dos años.

Luego las cosas se fueron aclarando. De atentado, nada. Primera hipótesis: venganza por un asunto laboral. Y, encima, poco después se confirmaba que las presuntas asesinas, la autora y la coautora de los mortales disparos, resultaron ser afiliadas del PP, lo que imposibilitaba cualquier propósito de aprovechamiento político/electoral del asesinato. Además, servía para destapar una tupida red de caciquismo y enchufismo en León.

Se desvanecía la conspiranoía, la tesis de la ‘autoría moral’ de los escracheadores y hasta el disputado voto del señor Ussía, que no sé si ahora regresará a la abstención o al voto nulo o en blanco.

Lo dejo con el tuit que a última hora de la tarde emitió la revista El Jueves: “Serenidad. Pocas luces + tuitear en caliente = hacer mucho el ridículo.”

En esa tarde, el ridículo, la manipulación más burda y la inmoralidad se desbordaron en Twitter.

PD. El toque demagógico del politólogo Iglesias, con su comparación del crimen y la suspensión de actos electorales con los suicidios de desahuciados, innecesario; aunque más grave me parece, que quieren que les diga, que su partido haga actos de campaña dirigidos a niños y niñas.

—-——–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Anuncios

9 pensamientos en “Crónica de una muerte anunciada (en Twitter)

  1. Bastante de acuerdo en los diferentes puntos que toca el autor. El título me hizo temer lo peor, pero no, veo que es un análisis mesurado de lo que pasó ayer. Especialmente me decepcionó el comunicado de Pablo Iglesias, usando el canal de comunicación de PODEMOS. Casi siempre justifico su demagogia, porque decir cosas que la gente quiere escuchar no tiene por qué ser algo necesariamente negativo, si se cree en esas cosas y de verdad hay decisión de cumplir. Pero como dice el autor, esta ha sido una demagogia demasiado infantil, demasiado burda.

    Aquí no se trata de que la vida de un político valga más que la de un desahuciado.. se trata de que si es asesinada una compañera de tu formación lo lógico es que canceles todos los actos programados. ¿O no habría hecho eso PODEMOS? claro que lo habría hecho.. y a nadie se le habría ocurrido pensar que una vida de una persona de PODEMOS vale más que la vida de un desahuciado… lo que cualquiera pensaría es que el palo habría sido tremendo y lo normal es que lo paralizaran todo y que esperaran la solidaridad del resto de formaciones políticas.

  2. Fenomenal el artículo.

    No tengo twitter, pero hoy en día no hace falta tenerlo para conocer lo que se cuece. Acaba todo rebotado en blogs y agregadores, y posteriormente requete-analizado por columnistas y tertulianos, unas veces muy sesgadamente (las más) y otras muy acertadamente (las menos, como en este artículo).

    Una apreciación sobre la “demagogia” de PODEMOS. No creo que la practiquen siempre, pero la reconozco en cuanto la sueltan, y creo que se debe precisamente a que (y coincido con Fernando en esto), al menos, ellos mismos se la creen y podrían llegar a intentar su propio ideario.

    Respecto al comunicado, sin duda un error de cálculo y sensibilidad. Desde luego no eran las formas, pero el fondo no creo que vaya mal encaminado. Lo que realmente pretendía reflejar Iglesias, entiendo, es que el asesinato podría convertirse en una cortina de humo sobre el supuesto debate político de la sociedad en torno a Europa y el 25-M, que está a la vuelta de la esquina y con una final de Champions en la víspera. De momento, PP y PSOE ya han atrasado aún más sus actos, incluido el debate en TV, hasta el jueves. PP y PSOE prefieren que se hable de cualquier otra cosa, como la chorrada de la gran coalición o la criminalización de los usuarios de las redes sociales de estos días.

    Ahora se fijan en los que llevan AÑOS vilipendiando a todo el mundo en las redes. Porque la red es la calle, y en la calle se puede gritar de TODO (o casi de DE TODO). El problema está en a quién vaya dirigido ese grito. Y si es de los suyos, ya se sabe, perro no come perro, usted bien sabe esta expresión tan periodística, Don Enrique. En fin, creo que, efectivamente, PODEMOS pararía su proceso electoral lo que quisiera parar si le pasase algo así, pero no creo que exigiera a las demás fuerzas que lo hiciese igual o ejerciese algún tipo de coacción moral mediática para que se detuviesen. De hecho, lo normal sería mandar un comunicado agradeciendo la solidaridad pero solicitando a quienes la ofrezcan que continúen en la campaña, por el bien de los ciudadanos y del proceso electoral.

    Por otro lado sienta un precedente horrible que cualquier asesinato anule el debate de un proceso electoral, o parte de ello. Demasiado suculento para quienes estén dispuestos a todo para anular el diálogo.

    Un saludo y felicidades por el artículo, de lo más riguroso que he leído acerca de la situación de las redes sociales tras el asqueroso crimen.

  3. Podemos dar gracias a que se supo con relativa rapidez quienes habían sido las presuntas culpables. Imposible no recordar la conspiranoia urdida en torno al 11M, y en el poco tiempo que tuvieron para ello, los voceros y auténticos exaltadores de la violencia, dieron sobradas muestras de su capacidad de rapiña. Tal es así que cuando quisieron rectificar, ya no pudieron disimular el hedor que desprendían a carnaza recién devorada. Ahora intentan criminalizar a la opinión pública, o lo que viene a ser, hechar una cortina de humo para que no se les note el gran ridículo que han provocado, uno más.

  4. Jamás,antes de la aparición de internet, y más concretamente las redes sociales, escuché o leí, en situaciones similares, que los periódicos, canales de radio o televisión fueran responsables de la bazofia que se transmitía, o transmite, a través de ellos. Ahora, ante un crimen execrable, hay “que meterle mano” a los tuiteros. Y las redes sociales hay que tener cuidado con ellas. Y un asesinato execrable, por donde quiera que se mire, ha pasado a segundo plano. En fin…

  5. Por lo que he visto en los informativos de hoy (15-05-2014) la asesina (la hija) fue concejal por el PP después no se le dejó presentar de nuevo en las listas. Fue despedida de una empresa pública (habría que ver como obtuvo la plaza) también por la víctima. Al mismo tiempo y teniendo en cuenta los muchos puestos que ocupaba la víctima sería fácil concluir que podría hacerle la vida imposible a toda aquella persona que quisiera basar su vida en la empresa/institución pública. Únase a ello su alto nivel de vida y saquen sus propias conclusiones. Todo un retrato de la sociedad española.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s