Amigos sindicalistas, así no

Igual me arrepiento dentro de unas horas de la publicación de este texto. Pero el mismo expresa fielmente lo que pienso hoy. No formo parte de la caverna mediática ni de los poderes fácticos. Soy un simple ciudadano, antes que periodista, que considera esencial la labor de los sindicatos y que se resiste al linchamiento a que se ven sometidos. Pero que también se ve en la obligación de ser crítico y decir lo que no le gusta.

Y cuando escribo esto, en la víspera del 1º de mayo, me siento una vez más decepcionado por las centrales sindicales.

Participé en las dos últimas huelgas generales. Ausentándome de mi centro de trabajo y movilizándome en la calle. Y considero un éxito su carácter transversal y unitario. Lo que posibilitó un notable seguimiento pese al miedo y las dificultades; y, especialmente, que se consiguieran manifestaciones muy numerosas. Creo que la reforma laboral y el conjunto de las políticas austericidas obligaban a ese tipo de respuesta, sin sectarismos, sin fisuras, sin poner por delante la bandera de tal o cual.

Todo eso se ha quebrado este 1º de mayo, al menos en Canarias. Habrá varias manifestaciones y los sindicatos se acusan mutuamente de las motivaciones para la separación (Mismas reivindicaciones pero distintos recorridos para el 1 de mayo, titula canariasahora/eldiario.es).

Cada uno esgrime sus verdades y acusa a la otra parte de la ruptura. Lo cierto es que a mucha gente le obligan a elegir entre una y otra convocatoria, entre uno y otro trayecto. Y lo que podría ser una manifestación masiva se convertirá en varias debilidades para mayor gusto de la patronal y del Gobierno.

Me pensaré qué hacer esa mañana del jueves. Si asistir a una u otra o quedarme en casa. Pero en el camino no dejaré de plantearme la incapacidad de unidad sindical (también política, es cierto) en tiempos tan duros y convulsos, con tanta gente en desempleo o en situaciones de brutal explotación laboral.

Me cuesta mucho entender que con la que está cayendo los sindicatos sean incapaces de ponerse de acuerdo para tratar de hacer frente a políticas tan agresivas, al desempleo tan brutal (por encima del 32% en Canarias), a la precariedad, a recortes de derechos tan graves.

Por eso, con dolor, con tristeza, amigos sindicalistas, así no, así no.

NA——–: Como era previsible, pobre asistencia a las divididas manifestaciones en Canarias y variada gente en las mismas preguntándose por las razones de tan absurda fractura. En medio de una enorme debilidad sindical, algunos se empeñan en ahondarla y hacerla más visible. Realmente penoso. Que todos los sindicatos lamenten la falta de unidad resulta una reflexión tardía, cuanto menos.

——–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

foto inmoral rajoy

Una foto de electoral campaña, inmoral en su momento. Sin calificativos hoy.

———Factory‘, por Bruce Springsteen 

https://www.youtube.com/watch?v=T7CCBpxx_bs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s