Amaral, el olvido

Reconozco que me produce sensaciones contradictorias el muy aplaudido videoclip de la canción ‘Ratonera’ de Amaral.

Cierto es que resulta llamativa la propuesta de situar a los políticos en el otro lado, en el de las víctimas de las consecuencias de sus decisiones: indigentes, desahuciados, empobrecidos, desempleados… Los que apuestan por recortes salariales o por disminuir los prestaciones por desempleo; los que reducen becas o son incapaces de legislar contra las ejecuciones hipotecarias; los que han empeorado las condiciones de vida de mucha gente, no suelen prestar atención al dolor causado.

Más aún cuando se nos sermonea sobre la salida de la crisis y parece olvidarse que no ha cambiado la situación de los casi 6 millones de parados, del tercio de la población que vive bajo el umbral de la pobreza, de los que han perdido sus viviendas, de los que carecen de cualquier esperanza.

Y de casi todo ello es responsable el estallido de la burbuja financiera e inmobiliaria. Pero también las recetas impuestas a los gobiernos y desarrolladas por estos, el austericidio, que ha supuesto más paro, más pobreza, peores servicios públicos; y que ha castigado duramente a una parte de la población, la más débil, mientras las grandes fortunas pasaban de rositas, incrementando incluso sus beneficios.

A caldo

Pero quiero hacer algunas puntualizaciones. No creo que resulte un ejercicio heroico poner a caldo a los políticos. No es, en modo alguno, nadar contracorriente. La política, los políticos y las instituciones se encuentran en niveles bajísimos de consideración ciudadana. En el último barómetro del CIS aparece como problema para el 26% de la muestra, dos puntos más que en febrero, y por detrás de los problemas económicos (28,2%), la corrupción y el fraude (41%) y el paro (82,3%).

Denigrar a la política y los políticos goza de muy buena prensa, como ya señalé en ‘Ataque a la política… y espere el aplauso’ http://wp.me/p1SYpM-bX o en ‘El próximo parado…’ http://wp.me/p1SYpM-aC

Pero dicho esto no creo que todos los políticos tengan el mismo grado de responsabilidad en lo que ocurre (algunos se quejan en las redes sociales de que no aparezcan los situados a la izquierda del PSOE, que creo no tienen el mismo grado de responsabilidad ni mucho menos, entre otras cosas porque, salvo excepciones, no gobiernan). Ni todos han mostrado la misma sensibilidad ante la educación, la sanidad, la dependencia o los derechos de las mujeres.

Y, sobre todo, el videoclip de Amaral no tiene en cuenta la responsabilidad de otros poderes. Ni Lagarde del FMI, ni ninguno de nuestros gloriosos banqueros, ni Díaz Ferrán o sus sucesores al frente de la Patronal, merecen un solo plano. Como si los poderes económicos no tuvieran nada que ver con lo que ocurre, cuando no sólo influyen sino que han llegado hasta a la obscenidad de quitar y poner presidentes de forma absolutamente antidemocrática.

Ahora bien, desde el punto de vista del marketing ha sido un éxito incontestable. No creo que se trate de una gran canción, pero su difusión alcanzará, sin duda, auténticos récords. Lo del aplauso mayoritario (como el del Sócrates de Bertolt Brecht) estaba más que garantizado.

——Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

 SÓCRATES

Después de leer un libro de historia de la filosofía, el señor K. se mostró muy adverso a las tentativas de los filósofos por presentar las cosas como fundamentalmente incognoscibles.

–  Cuando los sofistas afirmaban saber mucho, sin haber estudiado la menor cosa, se presentó Sócrates con la arrogante aseveración de que sabía que no sabía nada.

Pudiera esperarse que a esta frase añadiera: pues tampoco yo he estudiado nada (hay que estudiar para saber algo). Sin embargo, parece que no siguió hablando y acaso los estrepitosos aplausos que estallaron recién terminada su primera frase y  que se prolongaron por dos mil años hayan ahogado una segunda frase.

(Bertolt Brecht: ‘Historias del señor Kauner’)

Anuncios

Un pensamiento en “Amaral, el olvido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s