Informe PISA, pobre Finlandia

Como suele ocurrir cada vez que PISA publica uno de sus informes, el catastrofismo se apodera de la práctica totalidad de los medios de comunicación, que parece disfrutan con el hecho de que nuestro sistema educativo sea, según ellos, un desastre en comparación con los del resto de países de la OCDE. Pero ni tanto ni tan calvo. Ni una maravilla ni una educativa imitación del Titanic.

Claro que decir en un titular que “Los jóvenes obtienen 23 puntos menos que la media de la OCDE en problemas cotidianos” parece una hecatombe. Es una distancia aparentemente astronómica. Menuda paliza nos dan. Sólo que los datos hay que relativizarlos teniendo en cuenta que se trata de un baremo con la media situada en 500 puntos, por lo que los 477 de España no constituyen un abismo insalvable. Aunque estamos más lejos de Finlandia o Singapur. Pero es cierto, y en cierta medida contradictorio, que estos datos nos separan más de la media de la OCDE y de la UE que los del PISA 2012, centrado especialmente en Matemáticas. 

Curiosamente, además, y como señala José Saturnino Martínez, doctor en Sociología, en un artículo en El País, “los hijos de los grupos socioeconómicamente favorecidos son los que lo hacen peor que sus homólogos de otros países” En efecto, Martínez asegura que el alumnado con padres sin estudios en España “obtiene resultados similares al resto de entrevistados de su misma condición (451 puntos). Sin embargo, los hijos de personas con estudios superiores (tanto universitarios como de FP) lo hacen peor en España (493) que en el promedio de la OCDE (520)”.

¿Cómo es posible que se produzcan estos titulares (“Suspenso en PISA”, “A la cola en …”) si los resultados de los alumnos españoles no se diferencian significativamente del promedio de la Unión Europea? Aunque en esos titulares se destaque “su mediocre rendimiento en matemáticas, ciencias y lectura”. ¿Mediocre?

En Matemáticas no se diferencian significativamente de la media europea: España obtiene una puntuación media de 484 puntos, 10 puntos por debajo del promedio de la OCDE (494) y se coloca 5 puntos por debajo del promedio de la UE (489), siendo la diferencia con la OCDE estadísticamente significativa, pero no con la UE.

Tampoco en Lectura. En este caso, la puntuación media de España (488) es inferior al promedio de la OCDE, pero no es así respecto al de la Unión Europea.

En Ciencias los niños y niñas de 15 años del Estado español logran 496 puntos, solo 5 por debajo del promedio OCDE, siendo esta diferencia poco significativa desde el punto de vista estadístico. El resultado es bastante cercano al de Francia (499), Dinamarca (498), Estados Unidos (497), Noruega (495), Hungría (494), Italia (494), Luxemburgo (491), Portugal (489), así como al promedio de la UE (497).

Como señala José Saturnino Martínez, “¿Consideraría catastrófico que un hijo suyo obtuviese un 6 de nota media y otro un 5,93?” Añadiendo que se debe tener en cuenta queEspaña es de los países de la OCDE que más ha incrementado el nivel educativo de su población, casi triplicando la proporción de titulados con secundaria (o superior) entre los jóvenes con respecto a la generación de sus padres (64% y 26% respectivamente, mientras que en la OCDE la relación es de 77% y 69%)”.

Europa

Si los resultados de España son para hundirse moralmente, los de Europa también lo serían, ya que no hay diferencias significativas entre unos y otros.

¿Cómo son posibles estos titulares tan negativos si los alumnos españoles son los que más aventajan a sus padres y madres en el desarrollo de las competencias PISA?
 
Los resultados de estudio PIACC (PISA para adultos) revelan no sólo que los alumnos españoles constituyen la generación mejor formada de este país, sino que además son, de toda Europa, los que mayores diferencias registran en su nivel competencial respecto a sus padres.

Como señala el PIACC “la diferencia observada entre estos dos grupos de edad [el de los mayores y el de los jóvenes], a favor de los más jóvenes, indicaría mejoras evidentes en la calidad de la educación inicial implantada en estos países a lo largo de los años.”

El hecho cierto es que los alumnos españoles se sitúan por primera vez en la media europea pese al bajo nivel formativo de sus padres; y parece que, pese a ello, y posiblemente para justificar los cambios legislativos, se busca un modo de presentar una nueva catástrofe pedagógica.

Además, si lo nuestro es un fracaso, como destacan los medios al unísono, qué decir de Finlandia, la gran referencia educativa europea. Es verdad que está por encima de España y que sus estudiantes de 15 años sacan 523 puntos, lo que supone 23 por encima de la media de la OCDE. Pero eso les sitúa en el puesto diez, 39 puntos por debajo de Singapur y a 38 de distancia de Corea del Sur, los primeros de la tabla. Superados, además, por Japón, Macao, Hong Kong, Shanghai, Taiwán, Canadá y Australia.

Para deprimirse. Pobres finlandeses.

————Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Anuncios

13 pensamientos en “Informe PISA, pobre Finlandia

  1. Muy bien explicado, ciertamente, oyendo algunos telediarios de ayer te depimías…
    En este tema en concreto no se puede valorar algo solo por los resultados de una prueba sin tener en cuenta otros aspectos como:
    La crisis económica (Los países mas ricos, siempre tendran mejores notas pues sus padres pueden dedicar mayores recusos como disponer de una habitacion de estudio, de ordeador e intrnet, etc. Ademas la crisis tambien influye en el aspecto psicológico del niño reflejandose asi en sus notas)
    Otro aspecto a tener en cuenta es que en España ha habido 40 años de dictadura conlo que ello implica…
    La democracia practicamente se creo ayer y para mas inri cada 4 años el gobierno de turno legisla las leyes de educacion a su gusto sin tener en cuenta el beneficio del alumno y sin pensar en un futuro a largo plazo.
    Esto no quiere decir qje haya que autocomplacerse y conformarse con lo que tenemos, pero es injusto hablar de mediocridad, analfabetos, estar a la cola, etc.

  2. El asunto es aún peor si pensamos en qué significa ese 500 de media global. Al normalizar las puntuaciones provocan que en realidad no sepamos cuál es el desempeño en el maldito test, solo la posición en un ranking (ahí vemos claro el objetivo de PISA, clasificar, no mejorar ni desde luego diagnosticar). Es más, la normalización encubre las diferencias reales: imaginemos una situación ideal en la que se presentan 4 países, y obtienen puntuaciones (sobre 100) de 45,50,50 y 60. La media sería 51’25, normalizada a 500 provocaría que los 4 países apareciesen en el ranking con puntuaciones 439, 488, 488 y 585 ¡61 puntos por debajo de la media!
    Es obvio que la normalización evita tener que concretar los criterios de evaluación: yo, como profesor de secundaria, tengo que cuantificar la consecución por parte de los alumnos de los objetivos, perfectamente detallados. ¿Cuáles son los objetivos de PISA? ¿Qué pasaría si yo calificase a mis alumnos normalizando las notas reales? Que lograría que casi la mitad de la clases suspendiese, independientemente de su nivel de aprendizaje (sería la mitad exacta si normalizasen respecto a la mediana)
    Por último, pensemos en qué sucedería si entre dos informes PISA todos los países mejoran su sistema educativo (dando por bueno que eso mide PISA, en fin…): todos quedarían de nuevo en el mismo puesto del ranking. Es todo tan absurdo…

  3. Y si unimos lo que tan acertadamente comentas a la simpleza con que tratan los medios de comunicación (incluido el MECD) en los que afirman que los que no han superado una prueba donde debían describir el comportamiento en movimiento de un robot-aspirador, concluyen que tendrían dificultades para manejar tan complejo aparato, el informe pisa, la noticia se convierte en amarillismo total. Esto dicen sobre el informe (¿dificultades con un mp3?)

    “[…] Tiene también dificultades para manejar y programar aparatos electrónicos complejos aunque cotidianos como un mp3, un robot aspiradora o el termostato del aire acondicionado/calefacción […]”

  4. Está claro que -coincidiendo usted- la diferencia de puntuación con la media no supone un drama, pero si quedásemos alguna vez primeros como en el Mundial de fútbol, me sentiría mucho mejor. En cuanto a que “España es de los países de la OCDE que más ha incrementado el nivel educativo de su población, casi triplicando la proporción de titulados con secundaria (o superior) entre los jóvenes con respecto a la generación de sus padres” bien podría explicarse por la bajada de nivel paulatina que se ha producido para que los alumnos consigan a toda costa una titulación. Muchos profesores de universidad saben muy bien cómo llegan los alumnos de bachillerato a las universidades. Pero el problema tampoco son los alumnos. La calidad del profesorado -su preparación y cultura- también ha descendido considerablemente. Para mi desgracia -como docente-, es una realidad que padezco diariamente. Por otra parte, al viajar a Europa, uno se da cuenta enseguida de la enorme deficiencia cultural que tenemos con respecto a la mayoría de esos países; número de museos, número de teatros, número de auditorios, número de librerías, número de personas que leen , que escuchan música clásica o que van al teatro… Y no es una frase hecha por puro tópico. Solo hay que preguntar a muchos alumnos de Erasmus que estudian música -por ejemplo- dónde existen más y mejores medios. En España se valora muy poco la cultura. Es más: se valora la incultura. No hace falta nombrar cuáles son los libros más vendidos ni el programa más visto. Y, al final, los resultados del informe PISA no viene a poner de manifiesto más que ese retraso cultural que padecemos.
    Aunque no coincido con usted en parte de su visión, de todos modos es un buen artículo.
    Un saludo.

  5. Todos los países en los que funciona la educación son sociedades liberales,con gobiernos y estados liberales,la estadística no miente.

  6. Pingback: Los cuadernos de Don Rafalito | Vente a Finlandia, Pepe

  7. Pingback: “La universidad debe ser gratuita, pagada con los impuestos” | LOMCE NO

  8. Pingback: “La universidad debe ser gratuita, pagada con los impuestos” | América

  9. Pingback: Stop PISA! ▸ ¡Paren PISA! | Psicologia en Morelia

  10. Pingback: PISA ¿para qué? | Psicologia en Morelia

  11. Pingback: Investigadores en la red | Las preguntas de PISA y TIMSS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s