Amigos sindicalistas, así no

Igual me arrepiento dentro de unas horas de la publicación de este texto. Pero el mismo expresa fielmente lo que pienso hoy. No formo parte de la caverna mediática ni de los poderes fácticos. Soy un simple ciudadano, antes que periodista, que considera esencial la labor de los sindicatos y que se resiste al linchamiento a que se ven sometidos. Pero que también se ve en la obligación de ser crítico y decir lo que no le gusta.

Y cuando escribo esto, en la víspera del 1º de mayo, me siento una vez más decepcionado por las centrales sindicales.

Participé en las dos últimas huelgas generales. Ausentándome de mi centro de trabajo y movilizándome en la calle. Y considero un éxito su carácter transversal y unitario. Lo que posibilitó un notable seguimiento pese al miedo y las dificultades; y, especialmente, que se consiguieran manifestaciones muy numerosas. Creo que la reforma laboral y el conjunto de las políticas austericidas obligaban a ese tipo de respuesta, sin sectarismos, sin fisuras, sin poner por delante la bandera de tal o cual.

Todo eso se ha quebrado este 1º de mayo, al menos en Canarias. Habrá varias manifestaciones y los sindicatos se acusan mutuamente de las motivaciones para la separación (Mismas reivindicaciones pero distintos recorridos para el 1 de mayo, titula canariasahora/eldiario.es).

Cada uno esgrime sus verdades y acusa a la otra parte de la ruptura. Lo cierto es que a mucha gente le obligan a elegir entre una y otra convocatoria, entre uno y otro trayecto. Y lo que podría ser una manifestación masiva se convertirá en varias debilidades para mayor gusto de la patronal y del Gobierno.

Me pensaré qué hacer esa mañana del jueves. Si asistir a una u otra o quedarme en casa. Pero en el camino no dejaré de plantearme la incapacidad de unidad sindical (también política, es cierto) en tiempos tan duros y convulsos, con tanta gente en desempleo o en situaciones de brutal explotación laboral.

Me cuesta mucho entender que con la que está cayendo los sindicatos sean incapaces de ponerse de acuerdo para tratar de hacer frente a políticas tan agresivas, al desempleo tan brutal (por encima del 32% en Canarias), a la precariedad, a recortes de derechos tan graves.

Por eso, con dolor, con tristeza, amigos sindicalistas, así no, así no.

NA——–: Como era previsible, pobre asistencia a las divididas manifestaciones en Canarias y variada gente en las mismas preguntándose por las razones de tan absurda fractura. En medio de una enorme debilidad sindical, algunos se empeñan en ahondarla y hacerla más visible. Realmente penoso. Que todos los sindicatos lamenten la falta de unidad resulta una reflexión tardía, cuanto menos.

——–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

foto inmoral rajoy

Una foto de electoral campaña, inmoral en su momento. Sin calificativos hoy.

———Factory‘, por Bruce Springsteen 

https://www.youtube.com/watch?v=T7CCBpxx_bs

Anuncios

EPA, un desastre sin paliativos

La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2014 muestra un panorama desolador que poco o nada tiene que ver con los cantos de sirena de recuperación económica que nos tratan de vender el Gobierno de España y su infantería mediática. Por mucho que se le maquille e interprete de forma interesada la situación del empleo sigue siendo de extrema gravedad.

Sólo un Ejecutivo de auténticos desalmados puede estar contento con datos tan contundentemente negativos, siete años después del comienzo de la crisis y sus consecuencias. Se destruye menos empleo, claro, tras años de arrase, de cierre de empresas, de destrucción masiva de empleo.

Entre enero y marzo se ha reducido la ocupación en más de 184.000. El número de personas que trabajan es el más bajo desde el lejano 2002: 16.950.600. Los desempleados son 5.933.300. En el último año el empleo se redujo en 79.600 personas.

Y lo que disminuye es, efectivamente, la población activa: 187.000 menos en el primer trimestre del año. Gente que regresa a sus países de origen, españoles que cogen la maleta en busca de una vida digna que aquí se les niega en otras naciones y otros que, desmoralizados, ya no tienen la menor esperanza en encontrar empleo.

Turismo

En el particular caso de Canarias, la situación es de extrema gravedad. Los datos son muy malos. Máxime si tenemos en cuenta que el 2013 fue un año de récord turístico, en llegada de visitantes y en gasto turístico; y que en el primer trimestre de 2014 se mejoraron notablemente los datos del año anterior en ambos parámetros.

Pese a eso, no nos podemos dejar engañar con titulares del tipo ‘9.300 desempleados menos’. Sobre todo porque resulta que es así con 10.400 activos menos. Luego la cruel realidad es que, entre enero y marzo, se han destruido 1.100 empleos, con los hoteles rebosantes de turistas.

Otro tanto sucede en el interanual. En el Archipiélago baja el paro en 18.400 personas. Pero la población activa se reduce en 16.000. Luego se han generado 2.400 empleos en un año histórico para el turismo en las Islas.

Ni brotes verdes, ni salidas de túnel. De momento, tono gris y descarrilamiento social. Las actuales circunstancias no animan a ningún optimismo. Son muchas más las familias que tienen a todos sus miembros en paro. Y crecen, también, los desempleados que ya no perciben prestación alguna.

Comedores escolares

En ese marco, el Gobierno canario ha anunciado que este año serán 11.500 las plazas de comedores escolares de verano, destinadas a niños y niñas con dificultades para ser alimentados adecuadamente en sus hogares, casi duplicando las de julio-agosto de 2013.

Las políticas austericidas de aquí y acullá continúan haciendo estragos en amplios sectores sociales. Y no se aprecia la posibilidad de cambios a corto plazo, como muestran claramente los sondeos de los próximos comicios europeos, dentro y fuera del Estado español.

 —————Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

El plátano ‘boomerang’

El racismo está muy presente, de forma lamentable, en muchos estadios de fútbol. Son demasiado numerosos los casos en que un grupo de aficionados/energúmenos insultan a los jugadores del equipo contrario por el color de su piel. Una de las fórmulas más frecuentes consiste en imitar a un mono, intentando establecer las distancias entre los presuntos civilizados blancos y los presuntos salvajes.

Lo he sufrido en mi estadio, el de Gran Canaria, en algún encuentro de la UD Las Palmas. Y tras increpar por ello a un aficionado sentado apenas a dos metros de distancia, este, que no paraba de mofarse e insultar a un jugador negro, me espetó. “Oiga, que yo no soy racista”. Lo disimulaba bien, desde luego.

Antes, mucho antes, me sucedió un suceso similar, pero más masivo, en la temporada 93/94. En un encuentro entre el CD Tenerife, entonces entrenado por Valdano y Cappa, y el CD Celta, correspondiente a semifinales de la Copa del Rey. El Tete había eliminado en cuartos al Real Madrid, al que venció en el Heliodoro y en el Bernabeu; en esa etapa también le hizo perder algunas ligas a los blancos.

Aquella tarde-noche un grupo bastante numeroso de aficionados tinerfeños se pasó buena parte del partido insultando al celtiña Vicente Engonga, nacido en Barcelona pero de familia guineana. Un jugador, buen centrocampista, que llegaría a defender en una decena de ocasiones los colores de la selección, que entonces no era todavía La Roja.

Aunque fui a disfrutar del partido y a apoyar al CD Tenerife, reconozco que, por la actitud de aquellos aficionados, me alegré de que no se lograra la remontada y fuera el Celta quien pasara la eliminatoria. Luego, los gallegos perderían la final con el Zaragoza en un partido muy competido.

Recordé esas circunstancias este domingo en el partido entre el Villarreal y el Barça. En esta ocasión fue Dani Alves la víctima de los improperios de un grupo de aficionados; el más imbécil tuvo la ocurrencia, además, de lanzarle un plátano. La reacción del lateral brasileño fue verdaderamente brillante: pelar el plátano y comerse parte de la fruta, muy utilizada por los tenistas por su aporte en hidratos de carbono, magnesio y potasio. Que luego dos centros suyos acabaran en gol, con la inestimable colaboración involuntaria de jugadores del Villa es otro asunto.

Solidaridad

El plátano lanzado por el racista aficionado (socio del que ya se sabe su identidad y que eL club castellonense piensa expulsar a perpetuidad) y, sobre todo, la respuesta de Alves han despertado una corriente de solidaridad en todo el mundo, que ha incluido deportistas, artistas y hasta la presidenta brasileña Dilma Rousseff y el primer ministro italiano, Matteo Renzi. Hay que recordar que en Italia, Cécile Kyenge, ministra del anterior gabinete, el de Enrico Letta, sufrió todo tipo de insultos por la ultraderecha, que también llegó a tirarle plátanos por el color de su piel.

Ni la mejor campaña publicitaria hubiese logrado semejante impacto. Un hecho casual y una respuesta espontánea, pero tan sencilla como inteligente, han convertido ese plátano en el césped del Madrigal en un auténtico boomerang que ha dado la vuelta al mundo y se ha estampado simbólicamente en las narices del racismo y de los que lo alientan.

—–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Europeas: pluralismo infinito y batacazos varios

A ver quién se atreve a decir que en España no hay pluralismo político después de comprobar que se presentan nada menos que 41 candidaturas a las elecciones Europeas del 25 de mayo. En pocos lugares se puede observar semejante variedad de opciones, que van desde la extrema derecha a la izquierda más radical, pasando por un variado tipo de nacionalismos, regionalismos, centralismos, personalismos y particulares defensas de las más variadas causas.

Aunque las encuestas confirman que serán pocos los elegidos (*). El bipartidismo sufre un retroceso respecto a 2009, sin duda. Pero, tal y como señalan todos los últimos sondeos publicados, IU pierde fuelle ligeramente (a lo que ayuda la tímida irrupción de Podemos, que no apunta a la consecución de escaños,  y el que la Chunta vaya con Primavera Europea, que sí parece que obtendrá representación). UPyD baja mucho más, por la recuperación de PP y PSOE y por la competencia en el mismo espacio populista del Movimiento Ciudadano de Rivera/Nart. Y los distintos inventos más o menos personalistas no parecen suscitar demasiado entusiasmo en los ciudadanos y ciudadanas. La telegenia no lo es todo, afortunadamente.

 

EL PAÍS EL MUNDO ABC LA RAZÓN
PP 20 20-21 21 18-19
PSOE 19 18-19 18 16-17
IU 7 6 6 7-8
UPYD 2 4 4 4-5
CEU 2 2 3 2-3
ERC 2 2 1 2
MC 1 1 0 1
PE 1 0 0 1
VOX 0 0 0 1
BILDU-BNG 0 0 1 0

Pero vayamos a esa cuasi infinita pluralidad de ofertas. Si es usted de izquierdas puede optar entre la moderación socialista y la mayor radicalidad de IU. Pero también puede hacerlo por el Podemos de (ante, bajo, cabe, para, por, según) Pablo Iglesias, el Partido Comunista de los Pueblos de España o el Movimiento Corriente Roja. Si se siente republicano puede elegir (o echarlo a suerte) entre Por la República, Candidatura Republicana por la Ruptura con la Unión Europea, Movimiento Social Republicano y Alternativa Republicana.

Si su corazón es más nacionalista, más inclinado al derecho a decidir de los pueblos, puede acercarse a la urna tras elegir entre las papeletas de L’Esquerra pel Dret a Decidir, (EPDD, formada por ERC, Nova Esquerra Catalana y Catalunya Sí), Los Pueblos Deciden (que lideran Bildu y el BNG) o incluso por la más moderada Coalición por Europa (CiU, PNV y CC). Y si quiere una mezcla de socialismo y ecologismo puede contar con Primavera Europea (Compromís, Equo y la Chunta Aragonesista, entre otros).

La derecha españolista también tiene su variedad, más allá de PP y UPyD. Desde el Movimiento Ciudadano de Rivera al Vox de Ortega Lara, pasando por Falange Española y de las JONS, Democracia Nacional o Impulso Social.

Y si ninguno de los anteriores le convence, dispone usted de una amplia gama de candidaturas: Iniciativa Feminista, Recortes cero, Partido Animalista contra el Maltrato Animal, el Partido X de Falciani, la Red de Elpidio Silva, Partido Humanista, el Partido de la Libertad Individual, Agrupación de Electores D.E.R (Discapacitados y Enfermedades Raras), Salamanca-Zamora-León PREPAL o Partido da Terra (PT).

Confederación Pirata

Pero también Solidaridad y Autogestión Internacionalista, La España en Marcha (LEM), Confederación Pirata, Ciudadanos Libres Unidos, Partido Andalucista, Extremeños por Europa, Extremadura Unida o Los Verdes-Ecopacifistas. Incluso cabe otra alternativa, Escaños en Blanco, que traduciría su representación, en el caso de lograrla, en un espacio vacío en el Parlamento Europeo.

Sinceramente, no recomiendo a nadie la lectura, más o menos detallada, de las 41 propuestas programáticas, más que nada por protección de la salud mental de cada uno y la posibilidad de entrar en un proceso de confusión/difusión de imprevisibles consecuencias.

Por último, como ciudadano de las Islas me llama la atención la candidatura europea del Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (MUPC) (**), una formación independentista que logró 1.626 votos (el 0,18%) en la Comunidad Canaria en mayo de 2011.

Repaso los datos de esas últimas municipales y descubro que este partido se presentó en el municipio palmero de Garafía, donde se elegían 9 concejales. Con el escrutinio al 100% obtuvo dos votos, luego siete integrantes de la lista, además de los suplentes, no se animaron a votarse; lo que demuestra un espíritu autocrítico poco común. Vistos los antecedentes, conseguir escaño en estas Europeas va a resultarle al MUPC pan comido.

———

(*) El único dato que no me cuadra de las encuestas es el referente a Los Pueblos Deciden. La gran fidelidad de los votantes de Bildu y el aporte del BNG considero que les da grandes probabilidades de obtener escaño (sólo la de ABC se lo pronostica). Habrá que observar su tendencia en posteriores sondeos.

(**) Lamentablemente, la candidatura del MUPC ha sido finalmente rechazada por la Junta Electoral Central (JEC), al igual que la de los Verdes Eco-Pacifistas.

————Estoy también en Twitter: @EnriqueBeth

 

Menos por menos no es más

En la vieja escuela aprendimos en matemáticas que menos por menos es más. Pero esto no es válido para otras circunstancias de la vida. No parece serlo, en concreto, en el caso del fútbol.

Sirva como singular muestra el partido de semifinales de la Champions entre Atlético de Madrid y Chelsea en el que el buen juego estuvo completamente ausente y se impuso el antifútbol de Mourinho, hasta no hace tanto aplaudido por amplias masas en la capital del Reino, cosa que no termino de entender en un club, el Madrid, que tuvo a la quinta del buitre y otros muchos ejemplos de enorme calidad más allá del enfermizo ‘resultadismo’.

Este martes vimos a dos equipos, Atlético y Chelsea, con parecidos modelos, más empeñados en destruir que en crear, más basados en el físico y en el trabajo táctico que en el buen trato de la pelota. Con enormes resultados prácticos, no en vano están donde están tras eliminar al Barcelona y al PSG; y todavía pelean por sus respectivas ligas, aunque en ese apartado los del Manzanares lo tienen bastante mejor.

Simeone y Mourinho parecen virus y vacuna, vacuna y virus, que se contrarrestan. Conforme avanzaba la contienda se imponía un modelo defensivo, el del equipo inglés, convenientemente atrincherado en su campo y a la espera de que alguna pelota pudiera darle una oportunidad de gol al solitario Torres.

Y la respuesta del Atlético fue tan voluntariosa como inútil, colgando innumerables balones al área, que pocas veces pusieron en dificultad a los defensores. Las oportunidades reales de gol fueron muy pocas y todo queda abierto para el encuentro de vuelta en Stanford Bridge. En el que, con toda probabilidad, asistiremos a otro tostón.

Sé que a algunos les puede gustar ese sistema de entender el fútbol. En España eran mayoría hasta hace bien poco los que apelaban a la furia como manera autóctona de entender el fútbol. Justo cuando Aragonés derribó esa teoría llegaron los primeros éxitos de La Roja, hasta entonces tan aburrida como fracasada en los resultados.

Mendigo

Me acordé y mucho del escritor Eduardo Galeano, cuando asegura: «Yo no soy más que un mendigo de buen fútbol. Voy por el mundo sombrero en mano, y en los estadios suplico: “Una linda jugadita, por amor de Dios”. Y cuando el buen fútbol ocurre, agradezco el milagro sin que me importe un rábano cuál es el club o el país que me lo ofrece».

Me sumé ayer a sus súplicas, esperando que alguien alegrara la noche con detalles hermosos dentro de tanto ejercicio rácano.

No hubo suerte. Menos por menos no es más. Al menos en el fútbol.

——–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Crueldad y tradición

No vale agarrarse a la pervivencia de arraigadas tradiciones para justificar la continuidad del obsceno espectáculo taurino. Asimismo lo son, en otras culturas, la ablación del clítoris, el matrimonio con adultos de niñas a partir de 9 años o la lapidación de adulteras. Y también en ellas sus defensores aluden a las tradiciones para defender situaciones aberrantes contra los seres humanos y, especialmente, contra las mujeres.

En muchos casos, detrás de esas tradiciones ancestrales se encuentran profundas esencias religiosas que en el que nos ocupa, la tauromaquia, parecen haberse transformado en no menos peligrosas esencias patrióticas o, simplemente, patrioteras. Las mismas que los conservadores españoles tratan de utilizar como rédito electoral, como si los que rechazamos esta mal denominada fiesta nacional mereciéramos ser expulsados y considerados peligrosos apátridas.

Causar daño por divertimento a un animal, someterlo al mayor estrés, destrozarlo internamente con los puyazos y clavarle banderillas, torturarle, en fin, hasta la muerte, puede resultarle a algunos un enorme referente cultural; a otros, simplemente nos parece una muestra de una descomunal barbarie y falta de la más mínima sensibilidad hacia el dolor ajeno, en este caso animal. Y las denunciamos, al igual que hacemos con las matanzas de focas, las peleas de perros o las riñas de gallos, que también cuentan con muchos seguidores.

Argumentar, desde un presunto liberalismo, que por principio no se debe prohibir, nos podría llevar consecuentementea tolerar la posesión de armas, el cultivo y distribución de ‘coca’, la esclavitud, la práctica de la poligamia o, por qué no, circular en dirección contraria; o a que los niños se vayan de casa a la edad que les plazca o opten por ir o no al colegio. Y, por supuesto, permitir que, en función de los gustos y de la supuesta libertad de cada cual, torturemos a perros, gatos, ovejas o cabras, tirándolas de un campanario como en algunas fiestas también pretendidamente muy hispanas.

Como bien señala el filósofo Jesús Mosterín, “ningún liberal ha defendido un presunto derecho a maltratar y torturar a criaturas indefensas… Los padres del liberalismo tomaron partido inequívoco contra la crueldad. Ya entonces, frente al burdo sofisma de que, puesto que los caballos o los toros no hablan ni piensan en términos abstractos se los puede torturar impunemente, el gran jurista y filósofo liberal Jeremy Bentham señalaba que la pregunta éticamente relevante no es si pueden hablar o pensar, sino si pueden sufrir”.

Tradiciones

En definitiva, no puedo compartir que el maltrato animal pueda justificarse en tradiciones ni reminiscencias culturales. Puestos a reivindicar la cultura, prefiero a Mozart, Beethoven, Brueghel el Viejo, Leonardo Da Vinci, Mercedes Sosa, José Antonio Ramos, Los Beatles, Alfredo Kraus, Cervantes, Frida Kahlo, Cortázar o Gabo, antes que la desigual batalla de un desorientado animal que no tiene la menor intención de enfrentarse contra unos seres humanos armados y dispuestos a hacerle el mayor daño posible con el menor riesgo.

Doña Esperanza, el patriotismo se expresa mejor, mucho mejor, pagando impuestos y no trasladando los dineros a paraísos fiscales, siendo solidarios con los que más sufren, defendiendo los servicios públicos y no recurriendo al casposo “no sabe usted con quién está hablando (o a quién está multando”). Y, que quieren que les diga, prefiero que mundialmente nos reconozcan por las excelencias de La Roja futbolera que por la sangre derramada en una plaza.

Por último, si, como ha insinuado la señora Aguirre, el listón para ser ciudadano español se encuentra en el mayor o menor apego a esta bárbara fiesta, a esta ritual salvajada sangrienta impropia del siglo XXI, mucho me temo que la población de este Estado se va a ver considerablemente diezmada.

(adaptación de un artículo de la vieja Tiradera a este viejo momento histórico)

———————————————Estoy también en twitter: @EnriqueBeth

Una izquierda dispersamente verdadera

La dispersión de las opciones de izquierda, o al menos contrarias a los actuales poderes y sus políticas anti personas, será una de las inevitables características de las elecciones europeas del próximo 25 de mayo. El catálogo de ofertas electorales –mayor que en los comicios de 2009- es tan amplio como pequeñas las posibilidades reales de la mayoría de ellas.

Algunos le quitan hierro a estas circunstancias por la relativa trascendencia de las mismas, como si en Europa no nos jugáramos parte de nuestro presente y futuro; por tratarse de una circunscripción única –que de alguna manera rebaja los daños de tantas ofertas electorales-; y porque los dos grandes partidos suelen recibir menos apoyos en estos comicios, situación que se corrige cuando llegan las generales o las autonómicas y locales.

A mí, que quieren que les diga, me preocupa el panorama ahora y, especialmente, las consecuencias futuras de esa fragmentación que dificultará enormemente cualquier posibilidad de vuelco o, al menos, de mínimo cambio electoral.

Los datos de los sondeos de unas hipotéticas elecciones generales en lo que va de 2014 apuntan a una recuperación de los dos grandes partidos, como recogí en un artículo reciente en canariasahora (‘El bipartidismo coge aire’ http://bit.ly/1l3hF7p). Con el PP y el PSOE muy lejos de las mayorías absolutas, pero a mucha distancia, también, de las posibles alternativas emergentes, como IU y UPyD. Hoy por hoy es imposible un Gobierno sin el concurso, al menos, de uno de los dos grandes partidos.

SONDEOS ELECCIONES GENERALES METROSCOPIA Y CELESTE-TEL DE 2014

EN 2014 ENE 2014 FEB 2014 FEB2014 MAR 2014 MAR 2014 ABRIL2014 ABRIL 2014
METR CELE METR CELES METR CELES METR CELES
PP 32 32,1% 30,8% 31% 31,5% 32% 31,8% 32,3%
PSOE 33,5% 28,8% 31,7% 28,7% 32% 28,9% 32,3% 28,9%
IU 12,5% 13,2% 13,5% 13,1% 12% 12,8% 11,7% 12,5%
UPYD 7,3% 7,7% 8,5% 7,8% 7% 7,7% 6,8% 7,5%

Fortalecimiento

Si en unas generales se repiten, como ocurrirá el 25 de mayo, la presencia de muchos más grupos que aspiran a tumbar el bipartidismo desde su particular trinchera o simplemente de cuestionar el actual modelo, llámese Podemos, los seguidores de Elpidio Silva, Recortes cero o el Partido X, el efecto que se logrará, involuntariamente, será el fortalecimiento de las dos grandes opciones estatales y que la derecha tenga más posibilidades de seguir gobernando. Una frase del juez Silva en Twitter no sé si lo explica todo sobre su forma de entender las cosas: “No somos un partido del Régimen. Hemos nacido en el Siglo XXI. No necesitamos unirnos a otras formaciones”.

Es verdad que en las europeas, aunque no sea tarea fácil, muchos pueden soñar con pasar el listón de los 250.000 votos que, según los niveles de participación, acerca a la posibilidad de obtención de un eurodiputado.

Pero semejantes datos, incluso mejorados en 2015, sólo servirán para obtener nada o bien poco en unos comicios generales, con circunscripciones provinciales, fraccionando aún más el espacio de contestación a las políticas de la Troika y augurando otra estrepitosa derrota de los que, con distintos matices, quieren cambiar el actual estado de cosas.

A mucha gente de esas formaciones, también de IU, les he escuchado estos días repetir, cuando hablan de sí mismos, lo de la “verdadera izquierda”. Una verdad revelada que se convierte en un obstáculo ¿intelectual? para construir alternativas que exigen, necesariamente, espacios unitarios en los que los dogmas son inversamente proporcionales a las posibilidades de alcanzar acuerdos con otras personas y colectivos y, en consecuencia, de lograr un mayor apoyo ciudadano en las urnas.

————-Nota del autor:

Aunque no es habitual, incluyo un correo de un amigo comentando este artículo:

“Lo de la “verdadera izquierda” de lo que se proclaman tantos (autoproclaman unos y les quitan el pedigrí a los demás) es justo lo que permite que no haya opciones significativas a la izquierda del PSOE.

La experiencia de los bloques electorales amplios y progresistas que se han ido construyendo en diversos países de latinoamérica y que ha permitido gobiernos de orientación popular (progresista) parte de la derrota de la idea de que hay “una y sola una verdadera izquierda”. Por el contrario es aceptar que la izquierda es plural, que todas son un “poco izquierda verdadera” y que, manteniendo las identidades de cada grupo, tendencia, fracción o partido, todas confluyen alrededor de un programa y un bloque electoral amplio para poder disputar el acceso al gobierno para cambiar la vida de la gente”. Saludos.

————–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Concha Buika: ‘Nostalgia’

https://www.youtube.com/watch?v=pkrBuW8TKGg