Barragán, ‘descatalogando’

José Miguel Barragán Darwin, tras una lectura del último número de National Geographic, en la que disfrutó con un reportaje sobre los animales sagrados de los faraones, que leyó de principio a fin, dejando a medias otros dos, sobre energías inagotables y limpias y sobre la existencia de los hadza -pueblo cazador-recolector, que ni cultiva la tierra ni cría ganado, viviendo al margen de cualquier calendario-, procedió a culminar el texto de la Proposición de Ley del Catálogo Canario de Especies Protegidas.

Pensó que era un auténtico honor cargar con semejante compromiso, aunque íntimamente le seguía preocupando que el Gobierno se hubiese quitado la responsabilidad de encima, endilgándosela a sus respectivos grupos parlamentarios. Pero si había que hacerlo, se hacía. No era la primera vez ni la última, eso esperaba, que daba la cara por la organización y su Ejecutivo.

Para finalizar su tarea recogió algunas de las interesantes y sesudas apreciaciones (excesivamente prolijas, probablemente) de su colega naturalista, Manuel Fernández Cousteau, quien le aportó curiosos conocimientos en torno a la flora y fauna marina del Archipiélago, con especial énfasis, eso le pareció, en las de El Hierro y Mogán.

Humboldt Tavío

Por su parte, Cristina Humboldt Tavío le adjuntó, con un estilo fluido y con un lenguaje llano (con perdón) pero no exento de consideraciones científicas de gran interés, un brillante texto sobre el significativo incremento de la agresividad de las sebas en tiempos de crisis y sus consecuencias; el mismo incluía numerosa bibliografía reciente sobre el tema, con especiales referencias a las investigaciones de la doctora Luz Reverón Sventenius, la mayor autoridad mundial en tan delicado asunto; documento acompañado de un no menos deslumbrante anexo sobre hundimientos de buques y generación de praderas de seba.

Tras su lectura, inoportunamente interrumpida en tres ocasiones por llamadas a su móvil por parte de incómodos periodistas, prometió que no se bañaría jamás en ninguna playa cuando sus aguas estuvieran cubiertas de tan peligrosos elementos.

Barragán Darwin, por muchas vueltas que le daba, no acababa de entender el interés, desmesurado a su juicio, de científicos y ecologistas por el lagarto gigante de Teno, la foca monje, el calderón tropical, la tortuga boba, la hubara canaria, la pardela chica, el pinzón azul, el guincho, el gorrión chillón o el halcón tagarote.

De los ecologistas ya sabía que eran un verdadero coñazo, pero que encima se les sumaran expertos naturalistas complicaba aún más las cosas. Habría que buscar la forma de vincularlos a Santiago Pérez o a López Aguilar. Lo de hacerlo con Kin Jong-Un o Bin Laden le resultaba, de entrada, probablemente excesivo.

Y entendía aún menos porque se empeñaban en preservar a cosas tan raras, y hasta impronunciables, como limonium papaillatum, sonchus gandogeri, hydrosartus pilosus, taringa ascitica, bombus terrestris canariensis, calathidius brevithoras o purpuraria erna.

Lapa majorera

Sin embargo, a la lapa majorera (patella candei candei) prefirió darle un trato excepcional, no sea que se les mosquearan Mario Cabrera o alguno de los Morales con mando en plaza en Puerto Cabras o en la propia Coalición Canaria post congresual, que con las cosas de comer no se juega. Anotó en su agenda electrónica que debía telefonear urgentemente a Berriel, para saber qué opinaba al respecto.

Nuestro hombre se tranquilizó al comprobar que en el catálogo no figuraba ningún salmón, del género oncorhynchus; complicaciones, reflexionó, las necesarias. Aunque le sonaba que en el sur de Lanzarote había alguna industria relacionada con ese bicho. Llamaría a Pepe Torres, que de pesca sabe un rato, aunque conoce mejor las aguas del norte de la isla, o a Suso Machín, más ducho en asuntos del motor que en los pesqueros, para que lo sacaran de dudas, pero a ninguno de los dos le contaría que iba a preguntarle al otro, que no estaba el horno para bollos en la isla de los volcanes, lugar en el que nadie conoce a nadie.

Barragán Darwin era plenamente consciente de que tenía entre sus manos una misión de enorme trascendencia, la de reducir de forma significativa las especies sometidas a protección, desde las vulnerables a las que se encontraban claramente en peligro de extinción. Eso le convertía casi en un Dios que decidiría, a golpe de ley, sobre la futura suerte de un insecto, un molusco, un ave o un mamífero; y hasta de algunos de los sebadales tan bien descritos en el informe de Humboldt Tavío. Descatalogando por el bien de esta región ultraperiférica, archipiélago atlántico, nacionalidad estatutaria y nación en ciernes. Y hacerlo, además, en pleno Año Internacional de la Biodiversidad.

Por último, respiró satisfecho al ratificar, tras una consulta a la Mesa de la Cámara, que la hemicycla bidentalis inaccessibillis, pese a lo que podía intuirse inicialmente, no tenía ninguna relación, ni siquiera lejana en el tiempo, con los parlamentarios canarios, sus hábitat, usos y costumbres. Por si acaso, la descatalogaría por completo, no le gustaba nada la singular y equívoca denominación de ese pequeño molusco, que podía llevar a peligrosas e innecesarias confusiones; y desconocía, además, y no era menos trascendente, si era o no comestible.

La descatalogación de especies protegidas marchaba viento en popa. Con la que estaba cayendo en la economía, con más de 300.000 personas en paro en las Islas, pocos se preocuparían por los riesgos de extinción de irrelevantes bichitos y plantitas. Todo, por una vez, parecía salir a la perfección, y a él le correspondía una parte importante de semejante éxito. Se había ganado, sin duda, un merecido hueco en la insular historia.

——

NA: Bruselas ha avisado recientemente a Canarias de que el Catálogo de Especies Protegidas tiene visos de ilegalidad. A propósito recupero este artículo, al que le tengo un especial cariño, sobre la descatalogación de especies por el Parlamento canario, de febrero de 2010, y que es un alegato, en clave de humor, contra las agresiones al medio natural. Todas las especies citadas existen, incluso esa curiosa hemicycla bidentalis inaccessibillis… Los científicos/parlamentarios nombrados, también.

——————————-Estoy también en twitter: @EnriqueBeth

Sesión doble:

Neil Diamonds: ‘Sweet Caroline’

http://www.youtube.com/watch?v=2w-_Vtttrfc

Y del mismo autor, una curiosa y animada versión de ‘Red, red, wine’

http://www.youtube.com/watch?v=7wDhXIRDL54

Violencia machista con/sin redes

Apenas unas semanas antes de la celebración del Día Internacional para la eliminación de la violencia hacia las mujeres conocíamos algunos datos terribles sobre la reproducción de los comportamientos machistas entre los jóvenes. En esta ocasión sobre el uso de las redes y los móviles para controlar y presionar a las chicas por parte de sus novios.

En efecto, el estudio realizado por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, concluía que seis de cada diez chicas reciben mensajes -a través de Whatsapp, Tuenti o llamadas de móvil- con insultos por parte de su entorno, sus novios, ex-parejas y amigos de su pandilla. El 10% de las jóvenes manifiesta haber sentido miedo por esos mensajes. Una de cada cuatro chicas afirma que su novio o exnovio la controla a través del móvil. El 23,2% revela que su pareja la ha tratado de aislar de su círculo de amistades.

El pasado mes de junio un informe de la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) alertaba sobre el incremento de los casos de violencia de género entre menores. El mismo apuntaba un aumento de 17% en 2012 en relación con 2011 de llamadas a esta asociación por parte de menores que sufrían la violencia de género en su entorno o por su pareja. Destaca, por otra parte, que los malos tratos aparecen a edades cada vez más tempranas: un 58,9% de las llamadas eran de chicas de 17 años, un 19,1% de 16 años y un 12% de niñas de 13 a 14 años de edad, lo que confirma, además, el inicio cada vez más temprano de las relaciones.

Sumisas

El machismo sigue presente en la sociedad. A lo que contribuyen eficazmente instituciones misóginas que no sólo marginan a las mujeres en su seno, sino que las invitan a ser sumisas, a aguantar lo que les venga encima por parte de sus novios o maridos.

Las redes sociales no iban a quedar al margen de la actuación de los machistas, facilitándoles la tecnología su perverso control sobre los movimientos y el mundo relacional de las chicas, que tratan de limitar.

Lo hacen en muchas ocasiones bajo el enmascaramiento del amor (“si tiene celos, si me controla, es muestra de que me quiere”, piensan y verbalizan muchas menores), cuando en realidad se trata de comportamientos posesivos que sustituyen el amor por la cosificación de las mujeres, a las que tratan como un objeto de propiedad más sobre el que, consideran, le asisten todos los derechos. Primero puede ser el control de la forma de vestir o de las amistades, pero esa violencia psicológica, ya de por sí intolerable, puede ser la antesala de otras formas de violencia.

Milenaria lacra

Puede resultar difícil de entender que pese a los avances legislativos y en igualdad efectiva entre hombres y mujeres de las últimas décadas, pese a la masiva incorporación de mujeres a todos los ámbitos sociales, los jóvenes reproduzcan los modelos machistas de comportamiento.

Superar una lacra milenaria, como la del patriarcado y sus consecuencias, no es tarea sencilla. Debemos afrontarlo desde la educación, los medios de comunicación, la familia y el conjunto de la sociedad.

Y, considero, con el papel activo de los hombres, que no podemos permanecer al margen ante la perpetuación de una situación injusta, que vulnera los derechos humanos al dañar gravemente la libertad, la dignidad, la salud y la vida de las mujeres. Contribuir a desmantelar las visibles e invisibles redes del machismo también es una tarea que nos concierne a nosotros.

————-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

John Lennon: ‘Woman is The Nigger of The World’

http://www.youtube.com/watch?v=VS78MX8Zmdk

 

Huelga de hambre, acción extrema

Aunque Jorge ha abandonado su huelga de hambre este jueves 21 de noviembre, la reflexión que en este artículo hago sobre la misma creo que sigue siendo válida.

HUELGA DE HAMBRE, ACCIÓN EXTREMA

Son muy variadas las formas de exigir cambios políticos, de reivindicar justicia y de oponerse a las diversas arbitrariedades del Poder. Desde las concentraciones a las manifestaciones pasando por las sentadas, los encadenamientos, los paros en la actividad productiva y, en casos más extremos, las huelgas de hambre.

Quería hablarles de estas últimas. Han jugado su papel a lo largo de la historia como método no violento de lucha. Aunque, paradójicamente, sí que suponen una agresión en toda regla al propio cuerpo del huelguista, sacrificado -en pérdida de salud y, en algunos casos, de la propia vida- en aras a alcanzar un bien mayor individual o, más generalmente, colectivo.

Estos días hemos vivido en Canarias una huelga de hambre de siete trabajadoras del sector del tomate para exigir el pago de una millonaria deuda por parte del Ejecutivo canario. Tras una semana de ayuno, en la que dos de las agricultoras fueron hospitalizadas, consiguieron su objetivo: el Gobierno se ha comprometido a abonarles lo adeudado en las próximas semanas; espero que lo cumpla.

Aminatou

En el año 2009, en el aeropuerto de Guacimeta, en la isla de Lanzarote, la activista saharaui Aminatou Haidar estuvo 32 días en huelga de hambre exigiendo que las autoridades marroquíes le permitieran regresar a su casa en El Aaiún, de donde había sido ilegalmente expulsada. Aminatou consiguió finalmente su objetivo en un caso que tuvo una enorme repercusión internacional.

En Madrid, Jorge Arzuaga, ingeniero vasco de 25 años, lleva más de un mes en huelga de hambre. La repercusión mediática –algo esencial en una protesta de este tipo- ha sido muy limitada en los medios convencionales, pero ha alcanzado gran difusión en las redes sociales.

Muchos aplauden su valentía, el nivel de sus convicciones y su coherencia, convirtiéndose en un ejemplo del arduo combate contra las políticas del Gobierno de Rajoy, el empobrecimiento de una parte significativa de la población, la pérdida de derechos y el retroceso en los servicios públicos.

Yo, a riesgo de recibir todos los palos que vengan, disiento en varios aspectos. Seguro que lo hace con la mejor de las intenciones y que le animan valores de solidaridad y mejora de la actual situación política y social.  Y, por supuesto, que cada uno, en el ejercicio de su libertad individual, puede manifestar su protesta en el modo en que considere conveniente, siempre que no dañe a inocentes terceros.

Pero considero que cualquier cosa no vale por muy loables que sean los objetivos y que podamos compartirlos total o parcialmente. Ponerse en huelga de hambre exigiendo la caída del Gobierno y la inmediata convocatoria de elecciones anticipadas es, con perdón, un despropósito.

A Haidar, que ha sufrido cárcel y que conoce los brutales métodos de las autoridades del régimen de Mohamed VI, no se le ocurrió reivindicar en su huelga de hambre el fin de la monarquía alauita o la independencia del Sahara, que la hubiesen llevado al fracaso de su protesta o a la muerte. Pidió corregir una injusticia concreta que le afectaba y que, al tiempo, mostraba diáfanamente las arbitrariedades del país invasor en la excolonia española. Con ello logró un enorme apoyo que obligó a Marruecos a rectificar.

Incluso los huelguistas de hambre cubanos (el más famoso, tristemente, fue el fallecido Orlando Zapata, junto a Farías que ha protagonizado una veintena) no suelen incluir entre sus exigencias el cambio de régimen o la destitución de Raúl Castro; suelen limitarse a pedir la liberación de determinados presos o la mejora de las condiciones carcelarias.

Individualismo

En el caso de Jorge no se dan esas circunstancias. Se trata de una acción individual, si no claramente individualista (aunque se le hayan sumado algunas personas más). Con muy escaso apoyo detrás, tanto de organizaciones como de movimientos sociales. Con un objetivo imposible de lograr. Es más, de dudosa intencionalidad democrática: hasta ahora todas las encuestas muestran que el PP, pese a perder millones de votos, sigue siendo el preferido por la ciudadanía; por mucho que nos indignen sus políticas, creo que es en las urnas en donde hay que derrotarlo democráticamente y no por una huelga de hambre o por una vanguardista acción mesiánica como ‘ocupa’ o ‘rodea’ el Congreso.

El periodista Iñigo Sáenz de Ugarte dijo recientemente en Twitter que  “declararse en huelga de hambre para que caiga un Gobierno es una decisión estúpida, inmadura y desequilibrada”. No llego a tanto, pero considero que no es algo a aplaudir acríticamente, como si estuviera justificada, sin la menor reflexión y valoración de sus pros y contras, cualquier acción en cualquier lugar y circunstancia.

Creo, por último, que lo que urge en estos momentos es convencer a Jorge para que abandone la huelga de hambre, cuide su salud y continúe trabajando para cambiar las cosas desde el ámbito que más le convenza, sea una ONG, un sindicato o un partido político. Lo contrario, animarle a que persista o callarse como si nada pasara, me parece una actitud poco responsable y que a nada bueno conduce.

———-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

John Lennon: ‘Working Class Hero’

http://www.youtube.com/watch?v=77W9wNIIBqI

Repsol: fósil chulería

La reciente visita a Canarias del máximo responsable de Repsol no ha sido en vano. En su intento de vender las bondades de la extracción de petróleo en aguas cercanas a Canarias, Antonio Brufau ha dado toda una lección de fósil chulería, cruda prepotencia y combustible falta de respeto a las instituciones y a los ciudadanos de Canarias. “El mundo nos mira atónitos. ¿Qué está pasando en Canarias?”, colocó como titular en numerosos medios, asombrado ante la canaria rebeldía.

Se puede defender la conveniencia de llevar a cabo esas prospecciones. Se puede plantear los posibles beneficios económicos de las mismas. O, como hacen algunos, su inevitabilidad. Pero sin falsear la realidad ni faltar a la inteligencia ni a la consideración que merecen los que no piensan de la misma manera, que son muchos en Canarias y, especialmente, en las islas orientales.

Es lógico que la multinacional (de española tiene, por hoy, un 21%, mañana puede ser un siete o un cero) defienda sus particulares intereses. Como hace en el resto del mundo. Y que estos no pasan por mejorar el nivel de vida de los pueblos sino, exclusivamente, por engordar sus beneficios.

¿Interés general?

Probablemente sea mucho menos razonable que la legislación de hidrocarburos españoles esté completamente volcada al servicio de la empresa extractora y no del interés general, pues será Repsol quien saque, no sólo petróleo y gas, sino todos los beneficios y se limite a pagar el impuesto de sociedades en Madrid, con todas las deducciones, por cierto, que suelen obtener las grandes empresas.

El colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) señala al respecto que las grandes compañías de España reciben un trato preferencial e injusto, pagando menos que las pequeñas y medianas empresas. Asegurando que tributan solo por el 3,5% de sus ganancias, casi cinco veces menos que el 16,7% que corresponde a las pymes.

La comparación que Brufau hizo con Noruega en la comparecencia ante los medios es muy tramposa. Allí sí existe peso de lo público en el sector petrolero. Y ello revierte en la población y en la calidad de su Estado del Bienestar. Ya nos gustaría que nuestras normativas se parecieran a las noruegas.

En su intervención ante los periodistas, el presidente de Repsol mostró su total desprecio por las instituciones democráticas de Canarias, su Parlamento, su Gobierno y los cabildos de las islas orientales, instituciones que junto a la práctica totalidad de partidos (a excepción del PP y el CCN) han mostrado su oposición a las prospecciones.

A Brufau le cuesta comprender que en Canarias exista una amplia corriente de opinión (probablemente mayoritaria) en contra de las extracciones en aguas próximas a las Islas. Como las planteadas en las Baleares o Valencia, sólo que allí,  el PP sí es beligerante por los posibles “daños al turismo”.

Riesgos

Igual tendría que pensar que el turismo supone casi un tercio del PIB canario y buena parte de nuestro empleo; que la calidad de las aguas es esencial al funcionamiento del mismo y la actividad de su empresa entraña graves riesgos, como hemos visto en otras partes del mundo, y que la sentencia del Prestige demuestra que quien contamina se va de rositas; que el empleo que generará no será más que el que crean dos o tres hoteles de cinco estrellas; que si el invento funciona, si se dan las condiciones de cantidad y calidad, tiene fecha de caducidad, entre 20 y 25 años; que mucha gente en las Islas apuesta por otro modelo, el de las renovables; que Canarias, en fin, pone todos los riesgos y muy escasos beneficios.

Y algo muy importante, y que ni el PP ni Repsol entienden: que debemos ser los canarios, democráticamente, a través de nuestras instituciones o por consulta ciudadana, los que tengamos la capacidad de decidir si queremos asumir ese cambio que supondrá la extracción de petróleo y gas en nuestro modelo de desarrollo económico y de vida.

—————-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

 Trío Zapatista: ‘Petróleo Canario’

http://www.youtube.com/watch?v=z7QiCZnmmxo

Guinea, dictadura amiga

La ex colonia española vuelve a a estar de actualidad. En esta ocasión por un partido de fútbol que ha levantado polémica. Al margen de la conveniencia o no del encuentro de este fin de semana de La Roja, tema para un debate, recupero este artículo sobre Guinea y el PP, publicado hace más de un año. La realidad de aquel país, desgraciadamente, no ha cambiado.

EL PP Y GUINEA

Un reportaje publicado por EL PAÍS, El niño mimado saquea Guineaha vuelto a traer a la palestra el régimen dictatorial y corrupto de la ex colonia española. Me recordó la agria polémica que mantuve, en una edición del programa de la RTVC El Envite con el diputado y ex portavoz del PP en el Parlamento de Canarias, Miguel Cabrera Pérez Camacho, acerca de las dictaduras buenas, malas, regulares y medio pensionistas. El asunto entró en el debate al reiterar Pérez Camacho su absoluto rechazo a que los presidentes del Gobierno de Canarias lleven a cabo visitas a Cuba.

Le recordé entonces que el máximo dirigente de su partido, el hoy ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, en septiembre de 2009, siendo entonces consejero de Economía y Hacienda y vicepresidente del Gobierno de Canarias, realizó una visita oficial a Guinea, que no posee un régimen muy democrático que digamos.

La respuesta/argumentación del diputado no tuvo desperdicio: Cuba lleva más de cincuenta años con un régimen dictatorial (Teodoro Obiang Nguema supera los treinta y dos mandando en Malabo, siguiendo la estela de Francisco Macías Nguema, que estuvo del 68 al 79, luego ya van cerca de 45), dijo, añadiendo que la problemática cubana afecta a muchos canarios y, además, en Cuba no hay elecciones y en Guinea sí.

Verdad esta última solo a medias porque el régimen de La Habana también tiene elecciones (de partido único, cierto) y las de Guinea, casualmente, suele ganarlas el partido oficial con el 95% de los sufragios.

En ese instante le recordé que la España de Franco no dejaba de ser una dictadura por mucho que se eligieran, por ejemplo, procuradores por el tercio familiar.

Mortalidad infantil

Pero, sobre todo, le planteé que puestos a calibrar las maldades de ambas dictaduras comparara sus datos de mortalidad infantil, considerado por muchos expertos como un indicador fino del estado de salud de una nación. Y que son de las más altas del Planeta.

Las cifras son elocuentes, Cuba tiene un 4,83 de mortalidad infantil por cada mil nacidos, por encima de España (3,37), Alemania (3,51) o Francia (3,37%), pero con mejores registros que Estados Unidos (5,98), Colombia (15,92), Marruecos (26,49) y, por supuesto, Guinea Ecuatorial (59,04), que multiplica por doce los de la ‘terrible’ Cuba.

Eso sí el país africano que suscita mayores simpatías de Pérez Camacho tiene una tasa inferior a Guinea Bissau, Ruanda, Sudán o Burkina Faso. Algo es algo.

Además y como publica EL PAÍS, el 70% de los guineanos vive con un dólar al día pese a que la renta per cápita era de casi 35.000 dólares en 2010,  superior a la de Japón, Francia y España. Como recuerda EL PAÍS, “Guinea es uno de los grandes productores de petróleo y gas, pero la mayoría de su población carece de agua o electricidad. Y su esperanza de vida no supera los 50 años”. La de Cuba se acerca a los 79 años.

Horizonte

El diputado del PP hubiera quedado perfecto y su argumentación alcanzado plena credibilidad si hubiera denostado todo tipo de dictaduras, si hubiese rechazado la colaboración de Canarias con cualquier régimen donde no se respeten las libertades, donde sea imposible ejercer la libertad de prensa o donde el pluralismo político se encuentre en el horizonte, es decir, bien lejano y difícilmente alcanzable.

Aspectos estos últimos, los de las diversas libertades, en que naufragan las dos naciones en cuestión.

Pero tratar de embellecer a un régimen tiránico, como el de Obiang, considerado como uno de los más represores del mundo, experto en torturas y desapariciones, pero además caracterizado por sus abismales desigualdades sociales y su escaso respeto a las condiciones de vida de su gente, y de manera especial de su infancia, confirma que no se trata de un alegato democrático. Ni de un rechazo a las dictaduras. Sino de política sesgada, sectaria y partidista con minúsculas, con casi ilegibles minúsculas.

—————————–Estoy también en Twitter: @EnriqueBeth

Reconozco que me encantó esta película muda y en blanco y negro. También su música. Banda sonora del filme ‘The Artist’

http://www.youtube.com/watch?v=ZoertqUoW4A

Canarias sin presente, Canarias sin futuro

Una vez más la política canaria pasa por momentos enormemente convulsos. Mociones de censura en distintas instituciones y propuestas de cambios en otras. Pactos de todos los colores. Amenazas a la estabilidad del propio Gobierno de Canarias que configuran desde 2011 CC y PSOE.

El pasado lunes, un día después de la Conferencia Política del PSOE, que intentaba proyectar un giro a la izquierda, PSC-PSOE y PP acordaban una moción de censura en la isla de La Palma para desalojar de su gobierno insular a CC.

Dos semanas antes, en la misma isla, se daba un acuerdo de signo contrario: CC y PSOE firmaban una moción de censura contra la alcaldesa de Los Llanos de Aridane, del PP. Se trata del municipio más poblado y con mayor riqueza de esa isla.

Este martes, el PP ofrecía su apoyo a CC en el Cabildo de Lanzarote, en la esperanza de que esta se desembarace del PSOE con el que gobierna, aunque en minoría tras la espantada de dos consejeros coalicioneros.

Los acontecimientos de La Palma, que dañan la línea de flotación de CC, hacen que la formación nacionalista se esté planteando castigar al PSOE en el Gobierno, quitándole una de sus actuales tres consejerías, lo que sería una humillación en toda regla a los socialistas canarios.

Líderes cuestionados

Los líderes de CC, Paulino Rivero, presidente del Ejecutivo, y del PSOE, José Miguel Pérez, vicepresidente y consejero de Educación, quedan muy tocados con los recientes acontecimientos.

El primero porque las circunstancias del período reciente activan a los sectores favorables a un pacto con el PP, al tiempo que a sus enemigos dentro de CC, inquietos por la posibilidad de que vuelva a optar a la Presidencia de Canarias.

El segundo, al sufrir la segunda insurrección a bordo (la primera fue la de El Hierro a comienzos de legislatura, aunque también en La Palma pactaron con el PP en buena parte de los ayuntamientos)  y arriesgarse a perder el partido en La Palma (el 90% ha dado su apoyo al disidente Pestana, el que ha firmado la censura con el PP, a quien Ferraz se ha apresurado en expulsar de la organización junto a otros cinco dirigentes), cuestionando su liderazgo en el PSC-PSOE.

Junto  a las responsabilidades de CC y PSOE se encuentran las del PP, que desde 2011 ha hecho todo lo posible para estimular la inestabilidad en las instituciones, conocedor del difícil traslado del acuerdo CC-PSOE en el Gobierno canario a ayuntamientos y cabildos de distintas islas y dispuesto a todo para hacer volar por los aires el Gobierno CC-PSOE. Un PP que, desde el Ejecutivo central, está haciendo lo posible y lo imposible para dañar al Gobierno de Canarias, eso sí, a costa de perjudicar gravemente a los habitantes de las Islas.

Política con minúsculas

Pero al margen de quién ha puesto más leña en este fuego subyace la realidad de una política, la canaria, de baja altura, con demasiadas minúsculas, con escasa apuesta por el interés de los ciudadanos y las ciudadanas. Como han puesto de relieve los acontecimientos de estos días.

Entretenerse en sangrientas pugnas interpartidarias e incluso intrapartidarias con el 35% de desempleo, elevadas tasas de pobreza y los salarios más bajos de toda España es, cuanto menos, para hacérselo mirar.

Esta mañana me decía un amigo periodista que la única salida es el avión, es decir, buscar otro lugar en el mundo. Quiero pensar que no es así, que algún día superaremos esta dramática situación. Pero es cierto que hoy, con el lamentable espectáculo que estamos viviendo, Canarias no tiene ni presente ni futuro.

———–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Taburiente: ‘A la Caldera’ 

http://www.youtube.com/watch?v=vvqrMyxxSGo

Sumisión imposible

La que se ha montado con el libro publicado por el Arzobispado de Granada con el elocuente título de ‘Cásate y sé sumisa’. Una obra de la autora italiana Costanza Miriano que, en dirección contraria al avance de la mujer en el último siglo propone sin disimulo el sometimiento de las mujeres a sus maridos, dado que, señala, el papel del hombre “es encarnar la guía, la norma, la autoridad” y el de la mujer, “acoger la vida”. “Ahora es el momento de aprender la obediencia leal y generosa, la sumisión”, asegura Miriano.

Se hace desde una religión, la Católica, que sigue manteniendo una cruel marginación hacia las mujeres que no pueden ser sacerdotes, obispos ni, por supuesto, papas. ¿Se imaginan un club deportivo, cultural o gastronómico, que no permitiera a sus socias ser directivas ni presidentas?

Una Iglesia que sigue empeñada en un discurso negativo sobre la sexualidad, de marginación de los homosexuales y las lesbianas y de rechazo al uso de los anticonceptivos. Esto último pese a los riegos que supone para la salud su discurso sobre los preservativos, por ejemplo en al extensión del Sida.

Sexualidad y divorcio

Aunque luego sus bases, los católicos y las católicas, más o menos practicantes, como demuestra la reciente encuesta realizada por El País, se encuentren a años luz del pensamiento de la cúpula religiosa, y defiendan el divorcio, la vigente legislación sobre el aborto o los anticonceptivos.

Los argumentos de la Miriano no son nuevos. Ya vienen recogidos en publicaciones religiosas de hace 70 años. Como ‘Pureza y Alegría’, también de un italiano, Massimiliano Mazzel, que en los años cincuenta del pasado siglo, en pleno franquismo, se utilizaba en España para la formación moral de las chicas.

En efecto, en la referida obra se afirma  la mujer “si de veras ama, estará muy contenta de someterse y confiarse en todo a su marido, pero en realidad ella lo domina con su afecto”. Añadiendo que “si el hombre es propenso a la creación activa, a la investigación científica, a inventar, a organizar y a construir, la mujer puede afirmarse que es criada cabalmente para la maternidad, el amor de la casa, la aceptación de todo sacrificio, y la capacidad de cumplir generosamente sus obligaciones con dulzura y paciencia”.

Más recientemente, ya en el siglo XXI, hemos escuchado escandalosas declaraciones de obispos españoles sobre los abusos sexuales a menores (“Hay niños que van provocando”) o sobre los malos tratos a mujeres (“Les falta la paciencia que tenían las mujeres de antaño”).

Casaldáliga

Como bien señalaba el obispo Casaldáliga, la mujer sigue siendo fuertemente marginada en la Iglesia: en la liturgia, en los ministerios, en la estructura eclesiástica. Parece que el Papa Francisco quiere entrar a debatir espinosos temas, entre ellos el del papel de la mujer en la institución que preside.

Encontrará resistencias, sin duda, por parte de una cúpula profundamente misógina, como la que promociona libros como ‘Cásate y sé sumisa’. Sumisión imposible, injusta, absolutamente rechazable, para los que creemos en la igualdad entre mujeres y hombres y detestamos el patriarcado y sus terribles consecuencias que vulneran los más elementales derechos humanos.

——Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Víctor Jara: ‘Preguntitas sobre Dios’

http://www.youtube.com/watch?v=y9orT1dgPIQ