La recta astuta y la brocha gorda

Un amable lector me señala en Twitter que el problema del ministro Soria con los meridianos puede ser una curiosa interpretación del no menos curioso ‘teorema de la recta astuta’.

Me lo apunta en referencia a mi artículo ‘Greenwich pasa por Soria’ wp.me/p1SYpM-nQ que analiza como el integrante del Gobierno de Rajoy se empeñó en una rueda de prensa en asegurar que el meridiano base pasa por Canarias, cuando es absolutamente falso que así sea. Si lo hace por Huesca y Golfo de Valencia (Castellón) o Denia y Altea (Alicante). Es decir, por el este peninsular. Y por otros lugares más al sur, como Argelia, Togo o Ghana. Y eso no lo puede cambiar ni el Consejo de Ministros ni la mayoría absoluta en ambas cámaras.

El referido y muy curioso teorema de la recta astuta afirma que “toda recta que tenga que pasar por varios puntos que no estén alineados, puede aumentar su grosor y pasar dichos puntos”.

Vamos, que si cogemos un mapa y en vez de lápiz, rotulador, pluma o bolígrafo utilizamos una brocha para señalar el meridiano de Greenwich este pasaría por un amplio abanico de localidades a gusto del consumidor. O del señor ministro.

Conferencia

Y de brocha bien gorda, política en este caso, podemos calificar la actuación de Soria en relación con una conferencia del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, organizada por el periódico Canarias7, y celebrada en la mañana del 30 de septiembre.

José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, y presidente del PP en Canarias, dedicó ímprobos esfuerzos los días previos para ‘persuadir’ a sus compañeros de partido, y especialmente a los que ocupan cargos públicos de relieve, desde la Delegación del Gobierno a la Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, pasando por varios alcaldes, para que no asistieran a la conferencia de Rivero, con quien desde hace tiempo mantiene una sostenida guerra personal y política.

Le hicieron caso, por supuesto, que las represalias hubiesen sido muy caras para cualquier díscolo, salvo que aspirara a héroe automáticamente defenestrado. Hubo un verdadero boicot. No asistió nadie del PP. Y al mismo se sumaron también algunos empresarios muy cercanos a la formación conservadora. El gesto cuenta con otro antecedente muy poco presentable, cuando en un acto militar celebrado hace unos meses el ministro negó el saludo al titular del Ejecutivo canario.

Amigo/enemigo

Creo que el asistir o no a la conferencia del presidente canario debiera ser una opción individual que cada persona, político, sindicalista, empresario, trabajador de cualquier actividad, estudiante o desempleado, debe resolver según su absoluta libertad, sus tiempos o su interés en el asunto a tratar en la misma. Nunca puede ser una imposición de un tercero, por muy ministro que sea.

Además, considero penosa esa manera de entender la política, amigo/enemigo, profundamente sectaria, más empeñada en destruir al contrario que en aportar soluciones a los graves problemas que nos afectan. La recta astuta y la brocha gorda quedan muy bien para una broma pero casan poco, muy poco, con la buena y digna política.

Recta_Astuta

 

———–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

 Benito Cabrera: ‘Soy de aquí’

 http://www.youtube.com/watch?v=GnPq1tWFTTs

Anuncios

Greenwich pasa por Soria (el ministro)

Todavía no habíamos superado los efectos del ‘relaxing cup of café con leche’ de la cuasiolímpica señora Botella cuando otro dirigente del PP hace una incursión exitosa en el idioma de Shakespeare. En este caso con un más que correcto dominio del idioma, todo hay que decirlo, que para algo su familia ha estado, por la actividad comercial de sus empresas, vinculada históricamente a Londres (o London).

Ha sido el ministro Soria, quien terciando en la polémica sobre el cambio horario en España y las protestas del Gobierno canario por la posible igualación al territorio continental español y Baleares nos ha dado una lección sobre cómo se debe pronunciar Greenwich, lugar elegido hace más de un siglo para establecer el Meridiano cero o base, que en su momento correspondió a la isla canaria de El Hierro.

Pero no conforme con la lección magistral, el ministro, con su habitual contundencia y chulería, pide al presidente canario que no diga “disparates” sobre el asunto. Tras lo cual señala que el meridiano de Greenwich pasa por numerosos países, entre ellos España, “y también por Canarias”.

El disparate, mayúsculo, lo cometió el ministro. El Meridiano pasa por algunos puntos de la España peninsular, cierto. Por ejemplo, Huesca y Golfo de Valencia (Castellón) o Denia y Altea (Alicante). Es decir, del este peninsular. Y por otros lugares de la cercana África, como Argelia, Togo o Ghana.

No pasa por Canarias, salvo que fuera haciendo eses como un borracho. Ni siquiera por Marruecos o el Sáhara, que se encuentran al este del Archipiélago. Sólo sería factible si se confundiera con un viejo mapa de los que colocaban a Canarias en un recuadro en el Mediterráneo. Puede ser.

Salvo que la mayoría absoluta del PP lo imponga por decreto, todo puede ser, el Meridiano de Greenwich, pasa sólo por Soria. Por el ministro, claro.

—–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

No se pierdan la lección magistral de Soria: 

http://www.youtube.com/watch?v=poQ2eYgRSEY&feature=youtu.be

400px-autonomous_communities_of_spain_no_names-1-svg

Waoranis y canarios, el derecho a decidir

No se asusten los más timoratos, todavía no está en marcha la Vía Canaria y el independentismo en las Islas continúa siendo casi marginal. Lo que no significa que no sean legítimas sus posiciones ni que en el futuro (espero que mejor liderado y con menos miradas a un pasado presuntamente idílico) pueda ganarse su hueco en la sociedad.

Les quería hablar de otra cosa mucha menos limpia. Del petróleo que, al parecer, puede encontrarse en aguas cercanas a Canarias. Repsol puede muy pronto comenzar prospecciones para verificar si, efectivamente, hay bolsas de petróleo y/o gas en la zona.

Las mismas cuentan con el denodado apoyo del Gobierno central y de su ministro Soria; y de la oposición del Gobierno canario, cabildos insulares de Lanzarote y Fuerteventura (las islas más cercanas a las cuadrículas que investiga la compañía), así como de la mayoría de las formaciones políticas y sindicales y colectivos ecologistas.

Desde el Ejecutivo del PP se nos venden las grandes ventajas del posible hallazgo para España y Canarias. Y se nos oculta que la compañía es de muy variados accionistas de muy distintos países, que mañana puede ser por completo china o rusa; que venderá lo que extraiga donde le convenga y que, de acuerdo con la legislación española, pagará al Estado sólo lo correspondiente al Impuesto de Sociedades, impuesto que las grandes empresas logran reducir de manera más que significativa.

Canarias, los riesgos

Canarias, por su parte, pone los riesgos. Un derrame en la zona, además de los efectos medioambientales en fauna y flora marina, afectaría directamente al turismo, que supone la mayor parte de su PIB y de su empleo, destruyendo nuestra economía y condenando al desempleo a decenas de miles de personas.

Una decisión de semejante calado, autorizar prospecciones en aguas cercanas al Archipiélago, debiera contar con el suficiente consenso social y político. No es el caso. El Gobierno central y el PP actúan con prisas y se convierten en verdaderos adalides de una empresa privada que defiende sus lógicos intereses, que no coinciden necesariamente con los de la ciudadanía de las Islas.

Estos días se acelera el proceso, coincidiendo con el inicio de prospecciones por parte de Marruecos en aguas limítrofes con las españolas y canarias, aunque, por cierto, nunca se ha definido la mediana.

Curiosamente, Repsol es también noticia en América Latina. En este caso, en Ecuador, donde la comunidad indígena waorani, acordó con el gobierno de Correa la explotación de dos campos petroleros dentro de la reserva del Parque Nacional Yasuní. Lo hace a cambio de inversiones en educación y sanidad, así como el reconocimiento de su territorio.

Lucha contra la pobreza

Además se plantea, según recogen los medios de comunicación, la posibilidad de un referéndum con una pregunta bien clara: “¿Apoya al Presidente en su propuesta para la explotación de petróleo en un área no mayor al uno por mil del Parque Nacional Yasuní, y que el producto del petróleo que se extraiga del bloque 43, campos ITT, se destine a la lucha contra la pobreza, el financiamiento de los planes de vida de las comunidades ancestrales y la dotación de servicios básicos?”.

Tanto en el hecho de consultar a los afectados y a sus representantes, como en el uso de los beneficios obtenidos por el petróleo en el desarrollo socioeconómico de las comunidades, se parece como un huevo a una castaña a la posición del Gobierno español en el caso canario. Para el PP y para Soria la única obsesión es que Repsol saque el máximo provecho de la explotación. Eso de la democracia y el derecho a decidir no se encuentran de moda por estos lares. El total servilismo a los poderes económicos, sí. Y tanto.

 

——-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Coldplay – Fix You (Live @ Glastonbury 2011)

http://www.youtube.com/watch?v=photwpG5QwM

‘¿Suicidio o asesinato?’

Si un preso que está en una cárcel sometido a las más crueles torturas, que lo destruyen física y psicológicamente, decide acabar con su vida, ¿es suicidio o asesinato?

Si un adolescente machacado por sus compañeros de clase, humillado todos los días, destruida pedacito a pedacito su autoestima, opta por no sufrir más y decide quitarse de en medio, ¿se suicida o es asesinado?

Si una mujer sometida a violaciones y brutales palizas en su hogar o víctima de organizaciones mafiosas de prostitución que le impiden cualquier movimiento, que la convierten en una moderna esclava, decide no estar ni un minuto más en ese infierno, ¿es suicidio o asesinato?

Me hice estas preguntas pensando en ese anciano griego que acabó con su vida frente a las puertas de un Parlamento degradado y por completo ajeno a los intereses nacionales y al sufrimiento de su ciudadanía.

No es el primero ni el último en tomar tan drástica decisión en un país que tenía las tasas más bajas de suicidio y que hoy supera a las de los estados nórdicos.

Y aquí, en Canarias y en España, comenzamos a vivir procesos similares. La situación económica, el paro galopante, los millones de personas que ya carecen de cualquier prestación (más de 100.000 en el caso de nuestras Islas), la falta absoluta de esperanzas en que la cosa cambie, llevarán a mucha gente a la depresión y la desesperación más absoluta, rebajarán la calidad y la propia esperanza de vida.

Contenedores

Cada vez vemos más gente de todas las edades hurgando en los contenedores de basura próximos a los supermercados en búsqueda de alimentos caducados o que presentan una imagen deteriorada que impide su venta. Personas que hasta hace bien poco vivían de su trabajo y que se han quedado sin ingresos. Muchos de ellas también han perdido sus viviendas, fagocitadas por los insaciables bancos.

Se multiplican los mendigos en las calles y, asimismo, padeceremos un grave deterioro de la seguridad ciudadana, por el incremento de una delincuencia hasta ahora atenuada por las redes familiares (cada vez más débiles al incrementarse el desempleo y las bajadas de ingresos), la economía sumergida y las prestaciones sociales, estas últimas en proceso de liquidación.

Las políticas antipersonas exigidas por Merkel y cumplidas a pies juntillas por sus lacayos de los países intervenidos, cuasi intervenidos o por intervenir solo pueden dar esos frutos: peores condiciones de vida, desempleo, pobreza y exclusión social.

Así como unos servicios públicos derruidos por el bien mayor, por el nuevo dios, que es el control del déficit, al que los nuevos mandamientos de los mercados ordenan adorar sobre todas las cosas.

Vivimos tiempos de suicidios. O de asesinatos.

Las víctimas son plenamente perceptibles: hombres y mujeres de todas las edades que han visto como sucumben sus proyectos vitales, condenados a sobrevivir gracias a organizaciones asistenciales o a convertirse en margulladores de los más variados contenedores.

Los verdugos, también son visibles: esos dirigentes económicos y políticos que, como decía Galeano, forman parte de una maquinaria que solo es capaz de multiplicar las cárceles y los cementerios. La vieja Europa está hoy llena de estos victimarios, tan amorales como indeseables.

——————-

PD: Publicado hace casi dos años, este texto mantiene, por desgracia, su vigencia: las políticas antipersonas lejos de frenarse continúan destruyendo la vida de millones de personas sin empleo, empobrecidas, sin vivienda…

……………………………

Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

————————-

El sistema

La máquina acosa a los jóvenes: los encierra, los tortura, los mata. Ellos son la prueba viva de su impotencia. Los echa: los vende, carne humana, brazos baratos, al extranjero.

La máquina, estéril, odia todo lo que crece y se mueve. Solo es capaz de multiplicar las cárceles y los cementerios. No puede producir otra cosa que presos y cadáveres, espías y policías, mendigos y desterrados.

Ser joven es un delito. La realidad lo comete todos los días, a la hora del alba; y también la historia, que cada mañana nace de nuevo.

Por eso la historia y la realidad están prohibidas.

(Eduardo Galeano. ‘Días y noches de amor y de guerra’)

Y, sin salir del paisito, un poema de Mario Benedetti: ’No te salves’, en la propia voz del poeta.

http://www.youtube.com/watch?v=5iAgZ4M3JxQ

Huelga educativa 24-O, razones y dudas

A final del próximo mes de octubre tendremos la segunda huelga general en Educación de este año 2013. Como la anterior, la realizada el 9 de mayo, afectará a todos los niveles educativos desde la Infantil y Primaria a la Universidad, y cuenta con un amplio apoyo sindical, de los padres y madres de alumnos y de colectivos estudiantiles.

Sus objetivos centrales son la oposición a la LOMCE, una ley clasista y retrógrada que nace con muy escaso consenso social y político, así como el rechazo a las políticas de elevación de las tasas académicas y restricción de becas que están expulsando de los campus a miles de jóvenes con escasos recursos económicos familiares, en un país con elevados índices de desempleo y de pobreza.

Como ocurriera con la convocatoria anterior, están más que fundamentadas las razones para oponerse a las políticas educativas del PP, que se han traducido en brutales recortes en los presupuestos educativos, despidos de miles de docentes y el permanente desprestigio de la educación pública, mientras no cesan sus apoyos a la escuela privada, incluso cuando esta separa, en una involución sin precedentes, a los niños de las niñas.

LOMCE

En el caso de la LOMCE, el rodillo del PP la sacará adelante, sin duda, pero la inmensa mayoría de fuerzas políticas presentes en el Congreso de los Diputados ya se han comprometido a derogarla cuando las urnas establezcan nuevas mayorías. Nunca, en todo el período democrático, una ley educativa nació con tan poco consenso y con tanto rechazo en los más diversos ámbitos de la enseñanza.

Dicho lo anterior, muestro mis reservas al modo y manera de la convocatoria. Es posible que esta, como sucedió en mayo, vacíe las aulas durante la jornada del 24 de octubre y logre un buen nivel de movilización social en las calles.

Y que, asimismo, y me parece de enorme relevancia, su propia preparación sirva para abrir una etapa de intenso debate, de análisis de nuestra situación educativa, que sensibilice a amplias capas de la población sobre la importancia del sistema educativo y los riesgos que supone su descapitalización, así como el castigo a los más desfavorecidos y a la igualdad de oportunidades que implican distintas medidas gubernamentales en aspectos como ayudas a libros de texto, becas o precios de las matrículas.

Alumnado

Pero me temo que, como ocurrió en mayo, la huelga salga adelante en función de la mayor o menor implicación del alumnado en la misma. En aquella ocasión fueron los estudiantes los que lograron paralizar la actividad académica mientras la mayoría del profesorado permanecía en las aulas, por falta de suficiente implicación o frenado por los descuentos salariales que supone sumarse al paro, como me reconocieron entonces numerosos sindicalistas del sector.

Probablemente, creo que no me equivocaré, este octubre se repita la historia y estemos más ante una entusiasta huelga juvenil, apoyada por las familias, que a una movilización mayoritaria del conjunto de los actores del sistema público de enseñanza.

Escuchar al ministro Wert y su calificación de “fiesta de cumpleaños” al nivel de discrepancia en España contra las leyes y reformas educativas en marcha, confirma su carácter provocador, su enorme irresponsabilidad, y su permanente negativa a escuchar críticas y aceptar propuestas a su más que controvertida gestión.

Pese a ello, y desde mi pleno apoyo a la convocatoria y sus objetivos, me planteo algunas cuestiones, algunas dudas. ¿Se puede hacer algo distinto que deje claro el malestar con las políticas educativas y aglutine a la mayoría del profesorado, sin repetir las fórmulas de siempre? ¿Sacar las aulas a la calle y escenificar el compromiso colectivo con lo público y el rechazo a quienes tanto se esfuerzan en destruirlo? ¿O abrir los centros a la sociedad para que esta comparta el buen desempeño de tantos docentes, las dificultades en que desarrollan su trabajo, el compromiso con chicos y chicas de distintos orígenes, de diferentes condiciones sociales y culturales?

———–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Víctor Jara: ‘Manifiesto’

http://www.youtube.com/watch?v=en8yqVxuT-U

Encuestas: gobernabilidad y participación

Pocas son las novedades que muestra el Barómetro de septiembre de Celeste-Tel. Lo más significativo el aumento de la participación, el ligero retroceso del PP y el también leve avance del PSOE, que aún está a unos 25 escaños de los conservadores. El Congreso sería mucho más plural que en la actualidad y las formaciones nacionalistas crecen, a excepción de CiU.

La expectativa de votos y escaños en septiembre quedaría como sigue: PP (30,9%, 137/140), PSOE (27,8%, 114/115), IU (14,2%, 28/31), UPyD (8,3%, 13/16), CiU (2,6%, 11), AMAIUR (1,7%, 8), PNV (1,5%, 7) y ERC (2,3%, 8).

También obtienen representación CC-NC (4), Compromís (3), Ciutadans (2)BNG (2), CUP (2), FAC (1/2), GEROA BAI (1),  EQUO (1), PRC (1) y MES (1).

Como señalaba, lo más significativo es el incremento en la participación respecto a barómetros anteriores (52,3%), 1,2 puntos por encima en relación a julio, pero aún muy lejos del 68,9% de las pasadas elecciones generales. Esto beneficia especialmente al PSOE que sube 0,7 puntos hasta alcanzar el 27,8% y colocarse a tres puntos del PP. Estos retroceden 0,4 puntos y logran sus peores resultados, pese a lo que siguen siendo la fuerza más votada y con más escaños.

A distancia se sitúan IU, que aumenta 0,2 puntos respecto a julio, y que superando el 14% en intención de voto se acerca a los 31 escaños; y UPyD, que mejora en 0,1 puntos, y podría alcanzar 16 actas.

Gobierno estable

Para formar un Gobierno estable no suman ni PP-UPyD (150/156) ni PSOE-IU (142/146), por lo que se precisarían fórmulas con más partidos apoyando al Ejecutivo. Aunque sigo siendo de la opinión, al margen de mis gustos, de que un marco como ese, en una situación de enorme crisis económica e institucional, abriría las puertas a una gran Coalición PP-PSOE.

De los datos de Celeste-Tel se concluye que, respecto a las elecciones del 20-N de 2011,  PSOE y PP han perdido conjuntamente 7,2 millones de votantes (5,3 el PP y 1,9 los socialistas). IU y UPyD recuperan 1,2 millones de esas papeletas, pero la mayoría va a la abstención. A ellos se suma el medio millón de votantes huidos de CiU, en buena parte captados por ERC que pasa de los 3 escaños del 20-N a ocho.

———–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Pink Floyd – Another Brick In The Wall, Part 1 – Live, 1980

http://www.youtube.com/watch?v=WzwIUVFSVmM

Wert, el Padrino

Un hombre y una mujer me paran por la calle para contarme su drama. Los dos están en situación de desempleo y se enfrentan a otra circunstancia terrible: no poder pagar los estudios universitarios de su hija, que ha culminado la mitad de éstos.

Sucedió hace unas semanas. Me conocían, dijeron, por verme participar en El Envite, un programa de debate en la televisión canaria. El hombre, el último en quedar en paro, me aseguró que era consciente de que a su edad, 56 años, difícilmente iba a encontrar trabajo, y que con lo que cobraban de prestación sobrevivían apenas.

Pero su mayor amargura, se le notaba en sus palabras pero sobre todo en su mirada, era la situación de su hija universitaria (tenían otros dos, menores de edad), abocada a no poder culminar sus estudios pese a ser una chica que, sin ser brillante, se esforzaba y sacaba adelante los cursos. “Fue ella la que tomó la decisión de no matricularse este curso. No podemos abonar esas cantidades ni, por supuesto, que estudie fuera. Está buscando trabajo de camarera o de limpiadora en hoteles”.

Todos los estudiantes universitarios están, en cierta medida, becados. O mejor dicho todos se benefician de los impuestos que cubren una parte sustancial de lo que cuestan sus estudios. A unos, en torno al 80%; a otros, los becarios, el 100%.

Sin embargo, las nuevas normas establecidas por el PP exigen cosas distintas a esos chicos y chicas: unos, los que por su falta de recursos económicos familiares reciben la ‘beca grande’, que cubre la totalidad de las tasas académicas y de su coste real, tendrán que sacar determinada nota para continuar. Los otros, basta con que aprueben: seguirán siendo subvencionados en un 80% (también por los impuestos de las personas y familias cuyos hijos no llegarán nunca a la Universidad o van a ser expulsadas de esta) y como la matrícula pueden pagarla sus familias, continuarán en el sistema.

Equidad

En el marco de los profundos retrocesos que estamos experimentando (sanitarios y educativos, así como en la atención a las personas con dependencia) las modificaciones legislativas sobre la política de becas constituyen una de las mayores agresiones a la igualdad de oportunidades. Y sus efectos se empiezan a notar con la significativa reducción del número de estudiantes universitarios en el conjunto de España por cuestiones de poder adquisitivo, de origen de clase.

Si ya de por sí en las expectativas y las posibilidades de llegar a los estudios superiores influye el nivel económico y cultural de las familias, ahora se establece un nuevo obstáculo.

Gracias a los recortes decididos por los que nos gobiernan (recuerdo siempre que están ahí por el apoyo ciudadano en las urnas, el que les llevó, por acción u omisión, a obtener la mayoría absoluta; les aseguro que no fueron impuestos por una invasión alienígena), gracias al aumento de tasas académicas y la disminución de becas, a su batalla contra las políticas redistributivas y la igualdad en el acceso a la Educación, surge ahora el ‘apadrinamiento’ de alumnado universitario. Se sustituye la equidad y la justicia social por la caridad pura y dura; los derechos por la compasión.

Veremos próximamente a gente pidiendo con alcancías por las calles. Se ubicarán mesas petitorias en las principales plazas y en los centros comerciales, presididas por enjoyadas damas de la alta sociedad que mostrarán su orgullo en colaborar para que algunos pobres de solemnidad atraviesen las puertas de un campus universitario y confirmen, de paso, que esta sociedad ofrece oportunidades a todos. Sólo falta que, como hacían en algunas escuelas religiosas en pleno franquismo, la bancada de los pobres en las aulas sea distinta, segregada, a la de los estudiantes de manifiesta solvencia económica.

Las políticas del ministro y de su Gobierno marcan un nuevo hito. Lo que faltaba: Wert, el Padrino.

———-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

 Mercedes Sosa: ‘Me gustan los estudiantes’

http://www.youtube.com/watch?v=jIBF7onK3is