La letra, ¿con crisis entra?

El boom del ladrillo, la burbuja inmobiliaria y el consiguiente fácil acceso a trabajos con poca cualificación dejó una huella terrible en una generación de jóvenes. Aquellos que en los años 90 y en la primera década de este siglo abandonaron sus estudios para ganar “más de lo que ganan mis profesores”, como algunos señalaban. Hoy muchos son desempleados de larga duración sin formación ni titulación alguna. La situación parece haberse revertido en los últimos años: las aulas retienen a muchos más alumnos y alumnas, conocedores de las dificultades del mercado de trabajo y de la necesidad de contar con alta formación para tener alguna oportunidad en el mismo.

Esta circunstancia queda confirmada en el estudio Diagnóstico de la situación de la juventud de Canarias, Encuesta de Jóvenes de Canarias 2012, realizado por Técnicos en Socioanálisis SL, bajo la dirección del sociólogo  Juan del Río, para la Consejería de Presidencia, Justicia e igualdad del Gobierno de Canarias. Según sus datos, desde el comienzo de la crisis en 2007/2008 hasta 2012 el alumnado de Secundaria Postobligatoria ha crecido un 21,5%, con un mayor aumento en Bachillerato (25%) que en FP de Grado Superior (22,7%).

Mientras que en el año 2010,  el 66,5% los jóvenes entre 18 y 24 años se encontraban cursando estudios, este porcentaje se elevó en más de cinco puntos, hasta alcanzar el 71,8% en sólo dos años.

Si nos vamos a la franja 25-30, un 32,4% de los jóvenes canarios había cubierto la formación  obligatoria (la ESO); un 28,2% había completado la Secundaria post obligatoria (Bachillerato y Formación Profesional de Grado Medio); y un 39,3% la formación superior. El 24,2% de los jóvenes entre 25 y 30 dispone de estudios universitarios. Pero frente a ellos, por la parte baja de la tabla, hay un 6,7% que sólo cuenta con estudios básicos.

Con referencia al género, el estudio de Juan del Río concluye que las mujeres jóvenes “están mejor formadas que los hombres, han invertido más tiempo en estudiar y consiguen niveles educativos superiores”.

De hecho, “el porcentaje de hombres de 25 a 30 años que sólo han alcanzado la enseñanza obligatoria es del 34,4%, mientras que entre las mujeres se reduce al 30,1%”; aunque apunta que los hombres jóvenes mejoran ligeramente los índices respecto a los que tenían en 2010.

La proporción de titulados en Secundaria post-obligatoria es del 26,4% entre los hombres y del 30,0% entre las mujeres. Por último, respecto a estudios superiores finalizados, la diferencia es pequeña, pero también a favor de las mujeres: un 38,8% entre los hombres y un 39,9% entre las mujeres.

 Abandono

Analizando su situación con relación al empleo, un 23% de los que se encontraban trabajando abandonó sus estudios antes de finalizarlos. Pero la cifra, siendo alta, se eleva significativamente entre los que se encuentran en situación de desempleo: un 31,2%, una diferencia de más de ocho puntos.

Como ocurre con otros parámetros, el abandono educativo temprano ha evolucionado favorablemente en el Archipiélago en los últimos años. Si en 2010 alcanzaba el 33,9%, en 2012 caía hasta el 29,3%. Entre los hombres se situaba en el 30% y ligeramente más bajo entre el colectivo femenino (28,7%).

EXPECTATIVAS ANTE LOS ESTUDIOS

 Son frecuentes los debates sobre si la sociedad actual facilita o no la movilidad social. Lo cierto, sobre la base del estudio que estamos analizando, es que hay un hecho incontestable: los jóvenes canarios “tienen unos niveles académicos superiores a los de sus progenitores”, lo que puede llevar a concluir, como señala el equipo de sociólogos, que “la extensión y mejora del sistema escolar canario ha logrado gran parte de sus objetivos”.

Ahora bien, la afirmación merece matizaciones por parte de los autores de la investigación.

En efecto. Por un lado, por el hecho de que la población joven de las Islas “procedente de familias donde padres y madres tienen menor nivel académico comienza a trabajar antes y abandona antes los estudios”.

Por otro, por las expectativas de alcance de su proceso educativo. Son bien distintas según el nivel académico. El 60% de jóvenes con progenitores con estudios primarios o menos espera poder llegar a la Universidad. La cifra se eleva entre los que tienen secundaria hasta el 68,5% y alcanza el 83,3% entre los hijos de padres con titulación universitaria.

Otra investigación, el estudio Identificación escolar, expectativas académicas, género y tipo de centros: Un estudio multivariado cualitativo del alumnado de 4º de la ESO en Canarias, realizada por Carmen Nieves Pérez Sánchez, Moisés Betancort Montesinos, Israel Hernández López y Leopoldo Cabrera Rodríguez, de la Universidad de La Laguna, presentada en el XI Congreso de la Federación Española de Sociología (Madrid, julio de 2013) coincide básicamente en esa conclusión. En ella se señala que “a mayor nivel de estudios de los padres, como imaginábamos, mayores expectativas sobre los estudios, independientemente del tipo de centro” en el que se encuentre escolarizado, sea este público o privado.

 

                                            EL RIESGO DE FRACASAR

Fernández Enguita, Luis Mena Martínez y Jaime Riviere Gómez, en su libro ‘Fracaso y abandono escolar en España’, señalan que las posibilidades de éxito o fracaso no se distribuyen de forma uniforme entre estudiantes de diferentes estratos o circunstancias sociales. Recogemos a continuación algunas de sus afirmaciones:

  • A igualdad de notas, o de resultados, las decisiones de abandonar son más frecuentes entre los chicos con unas características o unos orígenes sociales determinados.
  • Los distintos factores que afectan al fracaso se articulan de un modo complejo, Cuatro de ellos son determinantes: origen social, sexo, la pertenencia a minorías o la experiencia de la migración y la pertenencia a familias desestructuradas.
  • La probabilidad de acceso a la educación superior es seis veces mayor para los hijos de las clases medias que para los de las clases trabajadoras.
  • Si atendemos a los resultados de PISA, alrededor del 50% de las diferencias en el rendimiento escolar pueden atribuirse a causas relacionadas directamente con el origen social, mientras otro 20% puede explicarse por la composición social del centro y un 7% por factores estrictamente pedagógicos y organizativos.

———–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Eric Clapton: ‘Cocaine’

http://www.youtube.com/watch?v=J6Z0FaNEiaM

Aumenta la presión fiscal municipal (pese a la crisis)

informe de Ingresos fiscales y presión fiscal por habitante 2012, publicado por SIELOCAL 

ADEJE, SAN BARTOLOMÉ DE TIRAJANA, YAIZA, PÁJARA, MOGÁN Y TÍAS, LOS MUNICIPIOS CANARIOS CON MAYOR ÍNDICE DE PRESIÓN FISCAL

  • Las CCAA de mayor esfuerzo fiscal municipal son Baleares (777,90 euros/habitante), Madrid (722,04), Cataluña (709,75) y La Rioja (600,8). La media de la Comunidad Canaria, 534 euros por habitante, se sitúa por debajo de la estatal (590,81), pero aumenta respecto a 2011 (496,99)
  • Adeje (1.491 euros/habitante) aparece como el de mayor esfuerzo fiscal en las Islas. A continuación se sitúan San Bartolomé de Tirajana (1.234), Yaiza (1.170), Pájara (1.145), Mogán (1.081) y Tías (1.077)
  • El crecimiento respecto a 2011 fue del 28,8% en Yaiza, del 21% en San Bartolomé de Tirajana, del 10,34% en Tías y del 8,4% en Adeje
  • Santa Cruz de Tenerife (555 euros por habitante) supera a Las Palmas de Gran Canaria (391)
  • La lista de recaudación global la encabeza Las Palmas de Gran Canaria, con más de 149 millones de euros en 2012, seguida de Santa Cruz de Tenerife (114), La Laguna (87) y Adeje, cerca de 70

Adeje, San Bartolomé de Tirajana, Yaiza, Pájara, Mogán y Tías, todos ellos por encima de los 1.000 euros por habitante y año,  encabezan la lista de municipios canarios con mayor índice de presión fiscal, según el informe de Ingresos fiscales y presión fiscal por habitante 2012, publicado por SIELOCAL, Portal de Información Económica Local. La media de la Comunidad Canaria es de 534, unos 37 euros más por habitante que en 2011. En el ámbito estatal sucede otro tanto: de los 570,56 euros por habitante de 2011 se pasa a los 590,81 de 2012. Pese a la profunda crisis, el desempleo y la bajada de salarios, pagamos más; aunque habría que realizar un análisis más fino y ver si la distribución del esfuerzo fiscal tiene en cuenta la distinta situación económica de los contribuyentes. Por otra parte, la relación entre el referido índice y la calidad de los servicios públicos recibidos no es objeto de la investigación y debe quedar, seguramente, al buen juicio de los ciudadanos y las ciudadanas de cada municipio.

Enrique Bethencourt

El índice de presión fiscal mide el esfuerzo impositivo realizado por cada habitante en el pago de impuestos de su municipio. Para ello se tienen en cuentas datos referentes al IBI, IAE, impuestos de circulación de vehículos…, así como las tasas correspondientes a distintos servicios, como los de agua, basura o los pagos establecidos por la concesión de licencias urbanísticas.

La media estatal del índice de presión fiscal se sitúa en 590,81 euros por habitante. La Comunidad Canaria se encuentra por debajo de la misma, con 534. Eso sí, aumentando respecto al año 2011, ejercicio en el que era 496,99 euros/habitante.

Las comunidades autónomas de mayor esfuerzo fiscal en el ámbito local son Baleares (777,90 euros/habitante), Madrid (722,04), Cataluña 709,75) y La Rioja (600,83). En el municipio de Madrid asciende a 873 euros por habitante, superior al dato de Barcelona, 779.

Las que menos, Galicia (417,30 euros/habitante), Extremadura (423,52), la Comunidad Foral Navarra (433,04), Asturias (500,17), Castilla La Mancha (516,70) y Castilla y León (521,89).

Media Comunidad

La media canaria, como señalaba con anterioridad, es de 534, correspondiendo 566,16 a las islas occidentales (frente a los 524 de 2011) y 504,46 a las orientales (486 en 2011). La recaudación global asciende a más de 570 millones de euros anuales en la provincia de Santa Cruz de Tenerife (46 millones más que en 2011) y algo menos, 549, en la de Las Palmas, que incrementa su recaudación en 17.

El índice de presión fiscal del municipio de Santa Cruz de Tenerife (555 euros habitante) es superior al de Las Palmas de Gran Canaria (391). Arrecife supera los 560 euros/habitante y Santa Cruz de La Palma llega a los 545. San Cristóbal de La Laguna se sitúa ligeramente por encima de las citadas, con 573, y el Puerto de la Cruz alcanza los 810.

Pero el ranking es encabezado por otros municipios, esencialmente turísticos. Este es el caso de Adeje (1.491 euros/habitante), que aparece colocado claramente como el de mayor esfuerzo fiscal. A corta distancia se sitúan San Bartolomé de Tirajana (1.234), Yaiza (1.170), Pájara (1.145), Mogán (1.081) y Tías (1.077).

Estos municipios son también los que encabezaban la lista en 2011, aunque con algunas variaciones de orden y cantidades: Adeje (1.375), Mogán (1.113), Pájara (1.111), San Bartolomé de Tirajana (1.019), Tías (976) y Yaiza (908).  El crecimiento ha sido del 28,8% en Yaiza, del 21% en San Bartolomé de Tirajana, del 10,34% en Tías y del 8,4% en Adeje.

Por encima de la media canaria se encuentran también en el estudio de 2012 Arona (870 euros/habitante) La Oliva (756), Santiago del Teide (714), Fuencaliente (710), Haría (703), Agüimes (676), Hermigua (642) Breña Baja (629), San Miguel de Abona (609), Tinajo (601) y San Bartolomé de Lanzarote (542).

Sin que sirva de consuelo, están todos muy alejados de los de mayor presión fiscal de España que son, por este orden, Aldeire (Granada), 8.565,17 euros por habitante; Suellacabras (Soria), 8.117,59; Aguilar de Segarra (Barcelona), 6.904,87; y Ascó (Tarragona), 6.832,93. Claro que la razón determinante es su escasa población: Suellacabras no llega a 30 habitantes, Aguilar de Segarra apena supera los 250, Aldeire no alcanza los 700 y Ascó está en torno a los 2.000.

Volumen recaudación

Por volumen total de recaudación anual, la lista en la Comunidad Canaria la encabezan, lógicamente, los dos municipios más habitados: Las Palmas de Gran Canaria, con más de 149 millones de euros en 2012, y Santa Cruz de Tenerife (114 millones). Por detrás les siguen La Laguna (87), Adeje, que roza los 70, y San Bartolomé de Tirajana, con 69. A continuación aparecen Arona (67), Arrecife (31) y Santa Lucía (28).

——-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Dire Straits: ‘Sultans Of Swing’

http://www.youtube.com/watch?v=8Pa9x9fZBtY

 

El próximo parado

Es un lema muy escuchado en las manifestaciones. Y circula mucho, también, por las redes sociales. “El próximo parado, que sea un diputado”. A mí, que viví la última etapa del franquismo y el nacimiento doloroso de esta democracia necesariamente imperfecta, como todas las obras humanas, la dichosa frase me produce una enorme desazón, un profundo desagrado. Y me desconcierta el aplauso que recibe de ultraconservadores y alternativos de izquierda.

Se imaginan “el próximo parado que sea un maestro, médico o funcionario de cualquier tipo” (la CEOE aplaudiría con las orejas), “el próximo parado que sea un minero” (el ministro Soria haría lo propio), “el próximo parado que sea un sindicalista” (se escucharían, lamentablemente, también aplausos), “el próximo parado que sea un trabajador de la tele autonómica (como afirman en Canarias algunos sindicalistas muy solidarios). No es eso, no es eso. Lo que no impide reconocer que hay, buenos, regulares y, por supuesto, pésimos diputados, al igual que en todas las actividades humanas hay personas que no cumplen con la tarea que les ha sido encomendada, que defraudan la confianza que se ha depositado en ellos. En todas.

Como señalé en su momento en Twitter, con sus limitaciones espaciales de 140 caracteres: “Yo deseo que no haya ‘próximos parados’ de ninguna actividad. Y si es un diputado que sea porque así lo deciden los electores con sus votos”, no por otras razones, salvo sentencia judicial que lo inhabilite, claro. Ya puestos, preferiría que el ‘próximo parado’ fuera un especulador, un defraudador fiscal, un xenófobo, un delincuente ecológico, un misógino o un homófobo.

Es verdad que algunas pancartas de manifestaciones de la etapa reciente eran aún peores, como aquella que rezaba “La única Constitución buena es la que arde”. Pero no constituye un consuelo, al menos para mí, los diferentes niveles de agresión a esta democracia que nos costó tanto construir tras casi cuarenta años de dictadura franquista. Críticas a la democracia y a la política todas; pero siempre fundamentadas y con la intención de perfeccionarla de manera permanente, de hacerla más participativa, abierta y transparente, no de volver a trasnochados caudillismos.

Un grupo de anarquistas en la plaza de la Feria.

Desde la extrema derecha se observa con satisfacción la percepción negativa de la política en la mayoría de la ciudadanía, como confirman los diferentes estudios sociológicos. Es un caldo de cultivo perfecto para el nacimiento de populismos salvapatrias. Lo estamos viendo con el ascenso de formaciones ultras en los distintos estados europeos con un discurso simplón antisistema y adornado con propuestas racistas, xenófobas y homófobas.

Irresponsabilidad

Resulta más contraproducente ver la alegría con la que gente progresista corea esas consignas, como he podio comprobar en distintas  movilizaciones. En una de ellas me dirigí a un líder sindical para señalarle que la “desaparición de los diputados” solo podía satisfacer a los autoritarios, no a las personas con sólidas convicciones democráticas; o la irresponsabilidad manifiesta con la que se difunden la cantidad ingente de correos electrónicos o tuits que tratan de denigrar a la política aportando datos rotundamente falsos.

No solo el bulo del elevado número de políticos que hay en España, que ya desmonté en otro artículo (‘445.568 políticos y tres piedras’, publicado en este mismo blog y que, pese a la modestia del mismo, y al hecho de no estar ‘enganchado’ a ningún medio de comunicación, ha sido leído ya por más de 60.000 personas), cuando la cifra no llega a la cuarta parte, a 100.000 (de los que casi la mitad son concejales que no cobran), y es perfectamente homologable a los otros estados de la Unión Europea, sino también sobre otros aspectos.

En un correo electrónico que recibí recientemente se aseguraba que los maestros “cobran 1.400 euros, los médicos 2.200 y los diputados (añaden “de mierda que no saben hacer la o con un canuto”, la buena educación que no falte nunca) llegan a 30.000 euros al mes y durante toda su vida”, un disparate mayúsculo que luego es reenviado sin la menor reflexión y sin comprobar la veracidad de las cifras aportadas. Y, asimismo, sin pensar en la intencionalidad, de acoso y derribo a la democracia, que tienen semejantes campañas perfectamente orquestadas, nada inocentes.

Un millón de curas

Alguien, de manera brillante, lo criticaba en un tuit en el que afirmaba, lo digo de memoria, que en España “hay 1.220.000 curas y más de cien mil monaguillos, según un reciente estudio de Moncloa. Difúndelo”. Con ironía, aplicaba el mismo modelo y el mismo rigor en los datos y en las fuentes que muchas de las informaciones sobre los políticos que cotidianamente se cuelan por las redes sociales y algunos medios de comunicación.

No hay un millón de curas ni 400.000 políticos. Ni los diputados ganan esas barbaridades ni de coña. Conozco a directores generales del Gobierno canario o diputados que ganan bastante menos en sus actuales y temporales responsabilidades que en sus puestos como médicos de la sanidad pública o profesores universitarios.

No hay un millón de curas ni 400.000 políticos. Lo que sí hay, y en abundancia, es un cuestionamiento de brocha gorda, sin matices, en muchas ocasiones claramente manipulador, que alimenta demagógicamente los sentimientos contra la política y que abre las puertas de par en par a los que quisieran acabar con ella. Y con la democracia, claro.

———-

Reposición veraniega de un artículo publicado en La Tiradera en julio de 2012. Y en cuyos postulados me reafirmo.

———–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Recomiendo vivamente este tema y su autor.

De manera especial a los lectores de fuera de las Islas que no conozcan a este grande del timple. José Antonio Ramos: ‘Vientos del Norte’.

http://www.youtube.com/watch?v=ZqBh1OWM4M4

 

49,2% de abstención

Ese 49,2% de abstención (cuatro décimas más que en el sondeo de julio y 18 puntos más que el 20-N, que fue del 31,1%) es el dato más significativo del Barómetro electoral de Celeste-Tel correspondiente al mes de agosto. En él las principales fuerzas políticas aparecen como sigue: PP (31,3%), PSOE (27,1%), IU (14,0%) y UPYD (8,2%).

El principal perjudicado con relación a julio es el PP (31,3%, lejos del 45,2% del 20-N), que perdería unos 100.000 sufragios (bajada de 0,4 puntos),  y alcanzaría una horquilla entre 139 y 142 escaños. Es el 50,8 el porcentaje de votantes huidos del PP desde el 20-N; la mayoría va a parar a la abstención (41,2%) y, en mucha menor medida, a otros partidos: UPYD (4,7%), PSOE (1,7%) e IU (0,9%).

PSOE, estable

El PSOE apenas se mueve (sube 0,1 puntos), se sitúa en el 27,1% y tiene una estimación de 114/115 diputados. Del global de sus votantes decepcionados se marchan a la abstención (24,8%) y a IU (9,1%.)

q

IU es a quien mejor le van las cosas en el último mes. Aumenta 0,4 puntos y llega hasta 28/29 escaños (14%). UPYD, por su parte, mejora 0,2 puntos y se queda en el 8,2%, con una perspectiva de 13 a 14 escaños.

PP junto a UPYD llegaría a 152-156 escaños. ni siquiera añadiéndose CiU (11) llegarían para un Gobierno con mayoría absoluta en la Cámara. PSOE e IU tampoco suman: se quedarían en 142-144, a más de 30 de esa mayoría absoluta.

Paradójica situación: la crisis del bipartidismo puede llevar a un Gobierno bipartito PP-PSOE. Aunque tengo la impresión de que si la participación aumenta en 5-7 puntos, los dos grandes partidos recuperarán parte de sus votantes y mejorarán sus porcentajes y escaños.

El estudio está realizado en los cuatro últimos días de julio. Es decir, antes de la comparecencia de Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados, pero después del estallido de la última fase del caso Bárcenas, que, por lo que se ve, afecta al PP en pérdida de votos pero de manera escasamente significativa. Y no se traduce en subidas relevantes de los otros.

———–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Bob Dylan: ‘Hurricane’

http://www.youtube.com/watch?v=kMHWSAL2IoA

 

Jóvenes: ¿urnas o movilización?

En los últimos años se viene produciendo un significativo incremento del porcentaje de jóvenes que manifiesta estar interesado por la política, aunque esto no se refleje necesariamente en una mayor participación en las urnas. Sí, de manera nítida, en una mayor actividad en todo tipo de movilizaciones, desde las huelgas a las concentraciones o las manifestaciones.

El estudio del INJUVE de 2011 señala que el 31,4% de los jóvenes españoles tiene mucha o bastante preocupación por la política, frente al 68,3% que siente poco o ningún interés. En el caso de Canarias, dos tercios de los jóvenes afirman que sienten poco o ningún interés por la política, frente a un 33,5% que sí parece estar preocupado por la vida pública y el funcionamiento de las instituciones. Esta es una de las conclusiones de un estudio sobre la juventud canaria (Diagnóstico de la situación de la juventud de Canarias. Encuesta de jóvenes de Canarias 2012), realizado por Técnicos en Socioanálisis SL (TSA) para la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias y dirigido por el sociólogo Juan del Río.

Sin embargo, sus autores recuerdan que en comparación con una investigación anterior, realizada en 2010, se ha incrementado en más de ocho puntos el grado de interés por la política, lo que puede estar vinculado al impacto de la crisis y al efecto de movimientos como el 15-M.

Según muestran los datos del estudio, existe una alta correlación entre interés por la política y la edad y el nivel de formación. Así, el interés más bajo se da entre los jóvenes que tienen entre 14 a 15 años de edad (21,0%) y el más alto entre los que tienen entre 25 y 30 años, franja en la que alcanza el 39,8%.

Si nos ceñimos estrictamente al nivel educativo, entre quienes tienen sólo estudios primarios o menos, el interés se sitúa en el 20%. Mientras que en los jóvenes con titulación superior asciende hasta el 53,1%.

Democracia

Con relación al grado de apoyo al sistema democrático, más del 75% prefiere el modelo democrático a cualquier otro sistema de gobierno. Pero hay un 15,4% que le da igual el sistema y un 5,9% que muestra su apoyo a un régimen autoritario (por debajo del 7,3% reflejado en la investigación estatal), que consideran adecuado “en algunas ocasiones”.

El mayor afecto hacia la democracia se da entre los que tienen niveles de estudios superiores (83,8%), mientras que las mayores simpatías con posiciones totalitarias se dan entre estudiantes de Secundaria (6,8%).

Respecto a la participación social de la juventud, más de la mitad de los jóvenes de las Islas no ha estado ni está vinculado a una asociación, lo que muestra unos niveles muy bajos de asociacionismo. Y los que lo que lo hacen se dirigen, fundamentalmente, a asociaciones de tipo deportivo (12,7%) y, en mucho menor porcentaje, en torno al 3%, a colectivos de tipo asistencial.

Más movilización

Preguntados por el nivel de participación en distintas acciones su actividades, un 60% de los jóvenes de más de 18 años afirma haber votado en distintas convocatorias electorales. Eso supone un nivel de abstención cinco puntos más que la registrada en la investigación llevada a cabo en 2010. Y, asimismo, cinco puntos por encima de la media canaria, situada en torno al 35% en la última década.

Mientras la asistencia a las urnas disminuye, se incrementa la movilización social. En efecto, la participación en manifestaciones y huelgas era del 35% en 2010 y es hoy del 46%, es decir, once puntos más. Sólo un 7,9% reconoce haber colaborado en algún momento con algún partido político.

Al respecto, el profesor Vicenç Navarro ha señalado que los cambios sociales no se consiguen absteniéndose: “Las necesarias movilizaciones y la agitación social son esenciales. Pero esta necesaria presión, para tener impacto sobre el bienestar de la población, debe traducirse también en intervenciones legislativas, lo cual requiere una presión sobre las únicas instituciones representativas existentes, por insuficientes que sean”.

En opinión de los autores de la investigación, si bien es cierto que la participación de la juventud en la vida política y social baja si tomamos en cuenta los canales tradicionales, “este alejamiento se compensa con la presencia cada vez más activa en otro tipo de actividades menos convencionales, desde los movimientos de protesta a las organizaciones de voluntariado, pasando por el uso de internet como canal de movilización política y transmisión de ideología”.

En Canarias (y creo que en el conjunto del Estado) tuvimos un claro ejemplo en la huelga contra la LOMCE del pasado 9 de mayo. Tanto en la práctica paralización de la actividad académica como en las significativas movilizaciones en la calle el papel protagonista lo tuvieron de manera destacada los estudiantes, cuya participación fue mucho más determinante para el triunfo de la jornada de protesta que la del profesorado.

Cabe preguntarse, por último, qué pasaría si, como apunta el profesor Vicenç Navarro, la movilización de la gente joven se produce no sólo en la calle o en las redes sociales, sino también en las urnas. Tal vez se apreciarían cambios que hoy no se perciben en modo alguno o aparecen muy débiles y difuminados.

—————-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

¿Y si nos reímos un poco?

Les Luthiers: ‘Modificación del Himno nacional’ (en dos entregas):

http://www.youtube.com/watch?v=1bmSmoXRvMg

http://www.youtube.com/watch?v=3U7hNDAMxRY

——————————-

Ficha Técnica del estudio de TSA SL:

  1. Ámbito: Comunidad Autónoma de Canarias.
  2. Universo: población de 14 a 30 años de ambos sexos residentes en viviendas familiares.
  3. Número de entrevistas: 1.145 entrevistas efectivas.
  4. Se ha aplicado un muestreo polietápico. En una primera etapa se ha llevado a cabo un muestreo aleatorio estratificado (isla), con una afijación no proporcional (25 entrevistas como mínimo) y proporcional según isla de las entrevistas restantes. En la segunda etapa, y dentro de cada isla, se llevó a cabo un muestreo estratificado (según municipios) con afijación proporcional según tamaño poblacional de cada municipio dentro de la isla. La selección última de las unidades de muestreo se realizó siguiendo un sistema de cuotas por sexo y edad.