8-M, avances y retrocesos en igualdad

Es una simple casualidad. O no. Este marzo en que habitualmente se celebran jornadas de todo tipo en conmemoración del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer coincide con dos acontecimientos muy relevantes. Las tareas previas al cónclave que procederá a la elección del nuevo Papa, tras la con toda seguridad acertada dimisión (la hizo cuando todavía era infalible) de Benedicto XVI y el fallecimiento de Hugo Chávez, presidente de Venezuela y referente de la izquierda latinoamericana.

Lo del cónclave tiene muchas incógnitas, aunque algunos ya apuntan a un Obispo de Roma europeo y blanco. Lo que no cabe duda es que no se llamará María I, Juana IV o Paula IX. La Iglesia Católica, una institución con 2.000 años de historia, todavía no ha tenido tiempo de reflexionar sobre la imprescindible igualdad de las mujeres, que no solo no pueden aspirar a ocupar el máximo liderazgo, sino tampoco los niveles intermedios ni la propia base sacerdotal. Resulta incomprensible que en pleno siglo XXI se acepte como normal que una institución desprecie de tal manera a las mujeres y que tenga en su ADN la misoginia; también la homofobia y el profundo rechazo al sexo, cierto.

Como bien señalaba el obispo Casaldáliga, la mujer sigue siendo fuertemente marginada en la Iglesia: en la liturgia, en los ministerios, en la estructura eclesiástica. En la misma línea, en una entrevista publicada el pasado mes de octubre el teólogo Jesús Javier Tamayo señalaba que  le parecía escandalosa la situación de la mujer en la institución. Asegurando que “la Iglesia no solamente no se ha movido en dirección a la igualdad, sino que está dando pasos cada vez más rápidos hacia la desigualdad. Las mujeres son en la Iglesia la mayoría, y curiosamente una mayoría silenciosa y silenciada. Son las que se llevan la peor parte. No son considerados sujetos morales, ni religiosos, ni visibles, ni sacramentales, ni eclesiales, ni teológicos. Son marginadas en todos los sentidos. La marginación de la mujer es la gran blasfemia del Cristianismo”.

Inmovilismo

Mientras la Iglesia persiste en su inmovilismo trasnochado, las sociedades avanzan. Conocemos los cambios que se han producido en sociedades como la española en el plano de la igualdad. La creciente presencia de las mujeres en todos los ámbitos –educativos, laborales, empresariales, políticos…-, aunque también el retroceso que supone la crisis económica y la liquidación de leyes como la de la dependencia.

Pero también en América Latina se plantean transformaciones relevantes. En este sentido es de enorme interés un artículo sobre Chávez y el feminismo, http://bit.ly/ZsX253, publicado estos días por Natalia Rosetti, profesora asociada de Ciencias Políticas de la UAB, en el que recuerda que la Constitución bolivariana de 1999, en su artículo 88, establece que el Estado reconocerá el trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar social“. “Por primera vez”, destaca Rosetti, “se reconocía el trabajo invisible e imprescindible de las mujeres y se les otorgaba el derecho a tener seguridad social y un salario mínimo”.

Queda mucho por hacer para que se reconozca realmente ese trabajo que realizan las mujeres y, sobre todo, para que los hombres seamos corresponsables de las tareas domésticas y del cuidado de los hijos. Aunque haya habido avances, sin duda.

Violencia

Como queda mucho trabajo pendiente para superar la lacra de la violencia contra las mujeres. Un asunto que hasta hace unas décadas quedaba enmascarado en los denominados crímenes pasionales y en el silencio de tantas mujeres agredidas. Un asunto que se consideraba “privado”  y que no formaba parte de la agenda política. Y que sacaron a la luz las mujeres feministas.

Los datos son terribles. Las organizaciones internacionales señalan que la violencia de género mata en el mundo a más mujeres que el cáncer, la malaria, los accidentes de tráfico y las guerras juntas. Más de 600 mujeres han muerto por violencia de género en España en la última década. El Consejo de Europa asegura que es la principal causa de muerte y discapacidad de mujeres entre 16 y 44 años. Amnistía Internacional estima que en todo el territorio español más de dos millones de mujeres ha sufrido maltrato alguna vez en su vida.

Y mientras esto ocurre, mientras se sigue atentando contra la dignidad, la salud, la libertad y la vida de miles de mujeres, un diputado cantoso y su jefa cómplice, trivializan de modo irresponsable con datos falsos sobre el maltrato a las mujeres. Pero con reales, muy reales y nada inocentes, intenciones ideológicas cargadas de un profundo machismo.

——–Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Amparo Ochoa: ‘Mujer’

http://www.youtube.com/watch?v=57neSrYUJpw

Anuncios

6 pensamientos en “8-M, avances y retrocesos en igualdad

  1. Pero que manía tenemos con querer poner las normas a los católicos desde fuera el que quiera seguirlos que lo sigan y como usted dice llevan miles de años algo bueno harán digo yo

  2. Sobre la violencia de genero me gustaría que tan mal que nos ponemos con respecto a otros países saquemos las encuestas de Finlandia pais que ponemos como paradigma de la educación y sin embargo salen encuestas como el mas machista y es que no se puede ser perfecto amigo

  3. Y sobre lo de Chávez en Venezuela a lo mejor en vez de reconocerías tanto el trabajo en su casa las mujeres preferirían que las cuidaran mas porque Caracas esta considerada como ciudad Juárez de México en asesinato y violaciones por favor no me ponga a Chávez como ejemplo para las mujeres

  4. Y pata terminar para mi había que quitar tanto día de la mujer del gay de la madre del padre etc y poner un solo día el del sentido común que es poner en cada sitio a la persona mas valida sea quien sea y como sea fijarse solo en sus capacidades un ejemplo bueno es el programa la voz que el jurado no los veía solo escuchaban la voz que era para lo que iban

  5. Enrique, no me extraña que vayamos como vamos con gente como el Sr. Pedro Ángel Jiménez Álamo. Es necesario seguir haciendo este tipo de reflexiones, pero creo que hay que dar una vuelta más de tuerca, porque según lo leído en los comentarios, estos artículos tienen “poco poder transformador”. Y en referencia al Sr. Pedro Ángel, en mi pueblo se suele decir para estos casos: “de donde no hay no se puede sacar”. Un saludo.

    • Es que los artículos no creo que los haga el señor Enríquez para transformar a nadie sino para dialogar y reflexionar y lo que tiene que hacer gente como usted señor Fermín es intentar converserme pero dialogando no apretando tuercas esa expresión suena a otros tiempos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s