El PSOE, en su laberinto

La encuesta de Metroscopia para EL PAÍS, publicada este domingo 3 de marzo, muestra un panorama electoral bastante similar al anterior de febrero. Aunque con algunos detalles de interés, entre ellos la leve recuperación del PP, un nuevo y ligero retroceso del PSOE, el mantenimiento de IU y la bajada de UPyD. Siempre advirtiendo del hecho relevante de que no hay en la agenda cercana un proceso electoral (salvo las europeas del próximo año).

IU prácticamente se mantiene estable en relación a febrero, sube una décima, del 15,3% al 15,4%; mientras que UPyD sufre un serio revés: si los de Rosa Díez tenían en febrero una intención de voto del 13,6%, ahora ésta baja hasta el 10%; lo que supone una pérdida del 26,5% de posibles votantes. En ambos casos habrá que esperar a ver si se consolidan o no sus posiciones.

Los dos grandes partidos suman el 47,4%, al igual que en febrero, lo que confirma el retroceso del bipartidismo. Y las cuatro grandes formaciones estatales suponen el 72,8% de los sufragios, 3,5 puntos menos que en el mes anterior, lo que apunta a datos positivos para buena parte de las formaciones nacionalistas, tal y como otras encuestas han señalado para ERC, ANOVA, Compromís o los nacionalistas canarios, así como para la ecologista EQUO.

Escándalos

El PP respira, pese a los escándalos del último mes y gana cuatro décimas. Las mismas que retrocede el PSOE que no aprovechó el Debate del Estado de la Nación, pese al duro panorama de desempleo, crecimiento de la pobreza y retroceso en los servicios públicos, así como al culebrón sobre la presunta financiación irregular de los conservadores, los pagos en sobre y las relaciones laborales de Bárcenas.

Los secretos, mentiras y cintas de vídeo de la dirección del PP en torno al extesorero y sus andanzas, elevadas a la cantinflada en la explicación de Cospedal sobre el finiquito simulado y diferido, no parecen haber hecho mella en el electorado popular; y, tampoco, haber logrado romper la apatía y el desinfle socialista, cuyo líder empeora mes a mes en la valoración ciudadana.

Con estos datos las posibilidades de un cambio en la política española parecen lejanas. El PP seguiría siendo el más votado y fruto del sistema electoral sacaría suficiente ventaja a su competidor socialista, en caso de elecciones, para gobernar en solitario o con el apoyo de UPyD y fuerzas regionalistas conservadoras.

El PSOE, por su parte, parece sumido en una profunda depresión. Continúa perdiendo fuelle electoral y su líder, Alfredo Pérez Rubalcaba, no despierta el menor entusiasmo ni entre sus votantes. Junto a la falta de liderazgo, juega en su contra la falta de definición sobre un programa alternativo y creíble que ofrezca una salida progresista de la actual crisis y no la actual conservadora.

Estos días hemos tenido un ejemplo en Canarias del desnorte que padece el partido socialista. Tras darse a conocer los datos de déficit del 2012, año en el que nuestra Comunidad se situó 27 décimas por debajo del límite establecido por el Estado (1,23% frente al 1,5% máximo), dirigentes del PSOE valoraron positivamente el dato, vendiéndolo como un éxito de la buena gestión del Gobierno.

Más desempleo

Se les olvidó precisar que se trata de un triunfo, en primer lugar del todo innecesario, pues, de haber llegado al 1,5%,  podían haber dedicado más de 100 millones de euros a urgentes necesidades de los ciudadanos, desde afrontar las listas de espera al plan de la pobreza, en una Comunidad con el 33,6% de desempleo. Y, además, un triunfo que, como señalé el viernes en El Espejo Canario, nada más conocer los datos, está cimentado sobre la eliminación de médicos, enfermeras y docentes, es decir, sobre más desempleo y peores servicios públicos, así como la falta de atención a prioridades como la pobreza de un tercio de la población canaria.

Así, emulando las valoraciones que hacen los conservadores, apuntándose también al dogma de la deuda y el déficit (el que sacralizó Zapatero con la reforma del artículo 135 de la Constitución), el PSOE se enreda en un laberinto de muy difícil salida, en el que la falta de discurso diferenciado y, asimismo, de práctica consecuente de izquierdas le puede llevar a un nuevo desastre electoral.

————–Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

José Antonio Labordeta: ‘Canto a la Libertad’

http://www.youtube.com/watch?v=i15eFc_BCu4

Anuncios

3 pensamientos en “El PSOE, en su laberinto

  1. Gracias, Enrique, por seguir iluminando y señalando, por seguir construyendo el camino hacia una tierra llamada Libertad.
    Salud,
    Faustino García Márquez.

  2. El problema del socialismo es de liderazgo hace falta una persona no contaminada y con propuestas pero propuestas creíbles no utopias por mucho que Rubalcaba pida derecho a rectificar no es creíble cometió demasiados errores y yo me pregunto como una persona tan inteligente como el no da el paso y se va dejando paso a una persona que no se le pueda decir cuando diga algo el porque no lo hizo antes

  3. Me gustaría que los periodistas cuando Rubalcaba diga que alguna encuesta dice que el gobierno esta haciendo políticas equivocadas le dijeran que porque de la misma manera no le hace caso a las que dicen que quieren otro líder de la oposición cuando se lo dicen hasta los de su propio partido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s