Vargas Llosa, Venezuela y las encuestas

Este texto, escrito tras las elecciones venezolanas de octubre de 2012 no ha perdido validez. Al menos, por la reiteración en sus análisis interesados y completamente sesgados por parte de Vargas Llosa, tan buen escritor, como pésimo analista político.

Vargas Llosa, Venezuela y las encuestas

Tras sus loas encendidas a Esperanza Aguirre, transmutada por el ilustre escritor en liberal Juana de Arco del siglo XXI –olvidando, eso sí, episodios como el ‘tamayazo’, que la memoria es frágil y, a veces, hasta interesadamente selectiva- , Mario Vargas Llosa escribió este fin de semana otro laudatorio artículo en El País, ‘La hora de Capriles’, dedicado al candidato opositor venezolano Henrique Capriles Radonski. Y en el que, como en la anterior entrega de su serie de hagiografías, vuelve a rondar el ridículo.

El premio Nobel asegura, en el artículo publicado el mismo día de los comicios que dieron una amplia e irrefutable victoria a Hugo Chávez (55,15%, casi 10 puntos de ventaja y superando los 8 millones de sufragios frente a los 6,4 de su rival en las urnas, con una elevada participación, más de un 80%) que las últimas encuestas señalan que “Capriles ha sacado a Chávez en las intenciones de voto de dos a cuatro puntos y que esta ventaja tiende a ampliarse a medida que el porcentaje de indecisos va decidiendo su opción (lo hacen cerca de 90% a favor del candidato opositor)”.

Pero es que Vargas Llosa va más allá e incluso se atreve a pronosticar pocas horas antes de que se abrieran los colegios electorales que “sin embargo, no puede descartarse que el triunfo de Capriles supere largamente el porcentaje que le pronostican las encuestas. Hay un voto escondido, que no se refleja nunca en estas últimas, sobre todo entre los trabajadores y empleados públicos contra quienes la campaña de intimidación del chavismo ha sido feroz, que puede manifestarse solo en las urnas”. Y vaya que se manifestó.

Demoscopia

No sé si las empresas demoscópicas en las que basa su análisis Vargas Llosa son unas auténticas chapuzas. De las que realizaron sondeos,  ocho le daban el triunfo a Chávez y cinco a Capriles. Don Mario sólo creía en estas últimas, al parecer. La más acertada fue Datanálisis que pronosticó diez puntos de ventaja a favor del líder bolivariano (49,4% frente a 39,9%). Las más optimistas para el opositor le daban hasta siete puntos a su favor, caso de Top Data Consultores. O, tal vez, al escritor le pudieron sus deseos de una derrota chavista y sus planteamientos ideológicos y políticos, hasta forzar la realidad a su antojo. Parece que mucho de lo primero, errores demoscópicos, y bastante de esto último, brusca adaptación de la realidad al modo propio de ver el mundo.

A mí, que quieren que les diga, me encantaría que un ecopacifista ganara las próximas presidenciales en Estados Unidos, pero creo que no va por ahí la cosa; ni está ni se le espera. Hacer un análisis de cualquier proceso electoral demasiado influidos por nuestros ideales o deseos, por nuestras filias y fobias, solo puede llevar al fracaso y a la pérdida de credibilidad. Y eso no solo le pasó a Vargas Llosa, sino también a la mayoría de los periódicos españoles que han ofrecido toda una lección de sectarismo y de profundo desconocimiento de la realidad sociológica de Venezuela.

Hagiografías

Pero no nos preocupemos demasiado por las inexactitudes y los equivocados pronósticos electorales de Vargas Llosa. Sigamos acercándonos a su maravillosa obra literaria, de una enorme altura y que nos ha hecho disfrutar, desde los años sesenta del pasado siglo, a sus millones de lectores de todo el mundo. Y olvidémonos de esa obra menor que están suponiendo sus limitados y sesgados análisis sociológicos y políticos, que no restan brillantez a lo que de verdad sabe hacer.

Y, eso sí, por salud mental propia y por expresar el mayor respeto al autor de ‘La ciudad y los perros’, ‘Conversaciones en la Catedral’, ‘La tía Julia y el escribidor’, ‘Pantaleón y las visitadoras’ o ‘La Fiesta del Chivo’huyamos como podamos de su reciente serie de hagiografías animadas de ayer y hoy. Después de Esperanza Aguirre/Juana de Arco  y Superman/Henrique Capriles, le puede tocar el turno a José María Aznar,  Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, Ángela Merkel o Mitt Romney. Puede ser una verdadera galería de los horrores.

—————Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

RECOMIENDO UN LIBRO: ‘LA SEÑORA’, OBRA DE CARLOS ÁLVAREZ

En esta ocasión, una recomendación literaria: ‘La Señora’, del escritor Carlos Álvarez, un libro sobre Beatriz de Bobadilla, Señora de Gomera y Fierro, que acaba de ver la luz estos días.

Para alejarla de la corte y de sus amoríos con el rey Fernando, Isabel la Católica amañó su boda con Hernán Peraza, señor de Gomera y Fierro. De paso, la corona de Castilla sellaba una alianza con los Peraza y los Herrera, intitulados Reyes de las islas de Canaria, para terminar la conquista de las tres —Gran Canaria, La Palma y Tenerife— que aún permanecían ‘salvajes e insumisas’.

Aquel destierro sumergió a Beatriz de Bobadilla, conocida como La cazadora, en un mundo por hacer, violento y cambiante, lejos de la corte y de la refinada violencia de las intrigas amorosas. Allí fue testigo de la rebelión de los gomeros, del asesinato de su marido a manos de los rebeldes y la posterior represión a sangre, fuego y esclavitud. También fue presa de los celos, testigo de conjuras, cómplice y ejecutora de crueles asesinatos. Y cómplice también del enigmático aventurero que abrió una nueva ruta a oriente navegando, desde su isla de La Gomera, hacia poniente.

Una historia de supervivencia al borde mismo del fin del mundo. Y en la puerta del nuevo.

Beatriz de Bobadilla (1462–1501), una mujer con raíces en el medievo y alma renacentista que marcó la historia de Canarias. Educada para la vida fácil de la corte, se transformó en una fuerte gobernadora de su mundo, de sus sentimientos y de su vida.

A través de Beatriz de Bobadilla, Carlos Álvarez narra con tanto rigor como fino sentido del humor, una etapa de la historia de Canarias muy poco conocida en España: su conquista, iniciada en 1402 por Jean de Béthencourt y finalizada en 1496 por la Corona de Castilla, y su consiguiente colonización.

Junto a Beatriz de Bobadilla desfilan por esta novela para deleite del lector, una serie de personajes tan singulares como la inigualable Guayanfanta, el cura herético Injelmo de Souza, el gramático enamorado Martín Ralón, el sanguinario Pedro de Vera, el prudente Hupalupo, el valeroso Autacuperche, el adelantado Alonso de Lugo y su cocinero Andresón o la hierbera Severiana; personajes reales o ficticios que componen un fresco vívido, de vigorosos trazos, de unos hechos muy poco transitados por la novelística española.

———————–

Y, además, Reynaldo Armas, ‘Mi viejo cuatro’, música folclórica venezolana.

http://www.youtube.com/watch?v=7SS8MhituEw&feature=related

Anuncios

3 pensamientos en “Vargas Llosa, Venezuela y las encuestas

  1. Como siempre, un buen análisis. Vargas Llosa escribe como los ángeles y, mira, me parece bien que dé su opinión. Pero por parte de sus lectores está también bien que seamos críticos y que no pensemos que lo que dice va a misa. También Einstein era un gran científico y en su trato con su mujer una calamidad.
    Anoto el libro, no lo conocía.

  2. Acabo de oir en la que fue considerada la más imparcial de las televiones (TVE) esta noticia: Ganó Chavez, pero Capriles obtuvo el mejor resultado de la oposición en la historia de Venezuela. La noticia, al parecer, era el resultado de Capriles. ¡¡ Victoria por mas de 10 puntos!!
    Le felicito por su análisis y su finura en relación a Vargas Llosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s