¿Condena dios la obesidad?

Quisiera tranquilizarles sobre mi salud mental, estimados lectores y lectoras de La Tiradera. Pese a lo que inicialmente puedan pensar no crean que estoy como un baifo, que los calores del verano, la insistente prima de riesgo o mis excesos futboleros (y cerveceros, lo reconozco) de las pasadas semanas han afectado gravemente a mis neuronas; y que, por eso, me hago esta interpelación fuera de tiesto: ¿Condena dios la obesidad?

No soy de los que mezcla la religión con la política o la ciencia (con bosón o sin bosón de Higgs), cuanto menos con los malos hábitos alimentarios o la escasez de actividad física, que parecen estar detrás de la mayoría de los casos de obesidad. No entro, además, en consideraciones sobre la gula, ese exceso de consumo de comida o bebida, que los católicos consideran pecado capital. Mis creencias son, además, escasas; mejor dicho, casi inexistentes. La cosa es más sencilla y, espero, que explicable.

A la hora de acceder a La Tiradera la gente lo hace vía Twitter, Facebook, La Casa de mi Tía del estimado Chema Tante o vaya usted a saber. Y llegan directamente al artículo que desean leer.

Buscadores

Pero otros, los menos, lo llevan a cabo a través de la introducción en los buscadores de determinadas palabras o frases. Es lo que se denomina ‘search terms’, términos de búsqueda.

Y, ahí está la vaina, algún usuario de no se sabe dónde utilizó hace unos días esta frase (¿Condena dios la obesidad?) para margullar por Internet y terminar accediendo finalmente a mi página. Con la consiguiente decepción, me temo, si albergaba alguna intención gastronómico-teológica. Supongo que el buscador, por afinidad, le habrá dirigido a un artículo que publiqué hace algún tiempo sobre el mundo, el demonio y la carne, en el que alerto sobre los peligros del consumo excesivo de carne, por sus consecuencias en la salud individual y en el calentamiento del planeta, y animo, al tiempo, a una activa vida sexual.

Cierto es que la mayoría de la gente que entra en La Tiradera anda bien encaminada. Así, sucede con algunos términos de búsqueda como “previsión EPA del primer trimestre” ,“artículos mediáticos sobre el fracaso escolar”, “recortes educativos en España y Canarias”, “políticas económicas contra las personas”, “Gonzáles Pons y las prospecciones petrolíferas”, “OCDE: equidad y calidad de la educación”, “orientaciones de PISA para Canarias”, “¿es la Educación imprescindible para el empleo en las Islas Canarias” o, en fin, “Enrique Bethencourt y El Espejo Canario”, este último en alusión al programa en el que participo todas las mañanas en 7.7Radio.

Canarismo

Otros acceden por el término “tiradera”, que la RAE define como “flecha muy larga, de bejuco y con punta de asta de ciervo, usada por los indios de América, que la disparaban por medio de correas” y “clavo grande de hierro con una cadena para arrastrar maderos”. Y que da nombre a mi página porque de esta manera llamaba mi generación (sé que se está perdiendo, como tantas palabras) al tirachinas. Así define tiradera el diccionario de canarismos de Antonio Lorenzo, Marcial Morera y Gonzalo Ortega; “tirador de horquilla con unas gomas para lanzar piedras pequeñas”.

Con relación a la palabra “tiradera” se registran varias búsquedas, entre ellas las siguientes: “cómo se colocan las tiraderas de las puertas”, “tiradera al terminar un amor”, “tiraderas para un futbolistas malos” (sic), “frases tiraderas para ricos y pobres”, “consecuencias de la tiradera”, “tiraderas de viciosos”, “mensajes de tiraderas de punta”, “tiradera de políticos” o, en fin, “oración de tiradera a la comunidad”.

Pero en otras ocasiones los términos de búsqueda son menos lógicos y, en algunos casos, francamente disparatados. No solo por ese interrogante sobre el posible castigo divino a los que tienen excesivo peso corporal al que hacía referencia en el título de este artículo. Otros ‘search terms’ son, en mi opinion, también desconcertantes. Entre ellos, por recoger algunos de los más llamativos, les dejo con “por la puerta del mal”, “qué países mandan juguetes” , “Mercedes Sosa y las corridas de toros”, “el gato que se alimenta por twitter”, “el desempleo de la gente joven en Bulgaria”, “informe echo por estudiantes sobre qué es un navegador y cuáles son los más importantes”, “Wert está loco” o un ornitológico “¿por qué mi canario no pisa a la canaria?”.

————–Estoy también en Twitter: @EnriqueBeth

Alicia Keys: Fallin

http://www.youtube.com/watch?v=Urdlvw0SSEc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s