Una mirada al 29-M

El 29 de marzo de 2012 se va a convertir en una fecha clave de nuestra historia reciente. Si es o no un punto de inflexión en las dinámicas sociales, en el despertar de la ciudadanía ante decisiones políticas que le perjudican, en los propios cambios en los apoyos a las diferentes organizaciones políticas, solo podrá ser constatable dentro de algún tiempo. Pero lo real es que algunas cosas parece que comenzaron a cambiar ese día.

Aunque, seguramente, habría que decir que el Gobierno del PP, con apenas cien días de ejercicio, ya había recibido algunos toques de atención recientemente. Y no me vale que era pronto para responderle. Es igual que considerar que una brutal entrada, con fractura de tibia y peroné, no puede ser castigada con tarjeta roja si se produce en el minuto 10 o 15 del partido.

Un aviso modesto, pero llamativo, el de las manifestaciones del día 24 contra las prospecciones petrolíferas en el conjunto de Canarias, especialmente masivas en sus islas orientales. Aunque el hecho sorprenda en otros lares, la respuesta no solo tiene que ver con consideraciones ecológicas, que también, sino con la sensación de que ante un asunto trascendente para los canarios se nos ningunea, una vez más, desde el centralismo más ramplón.

Otro en las urnas el domingo 25. En Asturias, tercera fuerza política, y en Andalucía, donde no tenían la menor duda de que alcanzarían la mayoría absoluta y desbancarían al PSOE del poder, teniéndose que conformar con una amarga e inútil victoria, mientras el Parlamento giraba a la izquierda y el pueblo andaluz daba una amplia mayoría de votos y escaños a la suma de PSOE e IU.

Reforma laboral

Pero el 29-M, además, supuso un cuestionamiento global a las políticas de Rajoy, más allá de esa injusta y desequilibrada reforma laboral.

La convocatoria de huelga era una decisión con graves riesgos para los sindicatos, visto el ambiente de fundamentado temor, a los despidos y a los descuentos en la nómina, que existe, razonadamente, entre las personas que, por fortuna, tienen la suerte de tener un empleo. Era tan impensable como imposible un paro generalizado. Ni fue el 77% que aseguran, ni tampoco es verdad el nulo seguimiento que señalan la patronal y el Gobierno del PP

Pero los sindicatos salvaron dignamente los muebles con el elevado seguimiento en transportes y en industrias, aunque no respondió igual el comercio. Y fue mucho más significativo en Educación que en Sanidad, protagonista esta última de numerosos paros el pasado año.

Si el seguimiento de la huelga fue modesto, pero muy por encima de las previsiones que yo, al menos, tenía, el de las movilizaciones fue radicalmente distinto. Las manifestaciones de la tarde del jueves 29 fueron las más numerosas de los últimos 25 años. Desbordaron todas las previsiones.

En el caso de Las Palmas de Gran Canaria solo podría ser superada por aquellas de finales de los 80 a favor de la creación de la Universidad; con la notable diferencia de que eran convocadas por todos los partidos, ayuntamientos, cabildo, patronales y sindicatos, y hasta las empresas cerraron entonces sus puertas para que los ciudadanos y ciudadanas asistieran.

En el conjunto del Archipiélago se movilizaron más de cien mil personas para expresar su público rechazo a las políticas neoliberales que se están cargando la economía y los proyectos vitales de millones de hombres y mujeres en Canarias y en el Estado español. Lo volveremos a ver este lunes con el crecimiento del desempleo que, como anuncia el Gobierno del PP, incorporará a sus filas a más de 600.000 personas de aquí a final de año. Y de manera aun más cruda con la EPA del primer trimestre de 2012, que conoceremos a finales de abril.

Hartazgo

La respuesta ha ido mucho más allá de los sindicatos y de sus méritos. Tiene un elevado componente de hartazgo de amplias capas de la población a políticas que empeoran sus condiciones de vida, construyen un verdadero Estado del Malestar y cercena las esperanzas de un mejor futuro para estas y las futuras generaciones.

Políticas que no ha  hecho más que agravarse con los Presupuestos Generales del Estado presentados este viernes: profundamente antisociales y que prácticamente eliminan la inversión pública, es decir, justo lo contrario de lo que habría que hacer para estimular la economía y el consumo, así como aliviar la situación de los que peor lo están pasando.

Por eso, quedan por delante muchos 29-M, para lo que se hace preciso ser creativos y no empeñarse en repetir las mismas fórmulas; aprendiendo de los muchos elementos positivos de esta jornada, especialmente la amplia unidad social lograda. Y siendo conscientes de que es imprescindible que ese justificado cabreo, esa voluntad de cambio, tiene que expresarse también, en su momento, en las urnas.

——————————————-

Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

La tercera parte de mi análisis sobre recomendaciones de PISA para Canarias, que dedicaré al profesorado, será publicada tras estas vacaciones, el domingo 8 o el lunes 9.

——————————————————-

Luciano Pavarotti & Frank Sinatra: ‘My way’

http://www.youtube.com/watch?v=Y0KOomVppNs&feature=related

Anuncios

LA TIRADERA CELEBRA EL EXITO DE LA MOVILIZACIÓN DEL 29M

CELEBRAMOS EL ROTUNDO EXITO DE LA MOVILIZACIÓN CIUDADANA CONTRA LA REFORMA LABORAL.

 

HAY LUGAR PARA LA ESPERANZA.

 

AHORA TOCA UNIDAD, REFLEXIÓN Y UN PROGRAMA ALTERNATIVO A LA DE LA DERECHA

 


NO VALE
Te digo que no vale
meter el sueño azul bajo las sábanas,
pasar de largo, no saber de nada,
hacer la vista gorda a lo que pasa,
guardar la sed de estrellas bajo llave.
Te digo que no vale
que el amor pierda el habla,
que la razón se calle,
que la alegría rompa sus palabras,
que la pasión confiese: Aquí no hay sangre.
Te digo que no vale
que el gris siempre se salga
con la suya, que el negro se desmande
y diga cruz y raya,
al júbilo del aire.
Vuelvo a la carga y digo: Aquí no cabe
esconder la cabeza bajo el ala,
decir no lo sabía, estoy al margen,
vivo en mi torre sólo y no se nada.
Te digo y te repito que no vale.

Miralles Sall, Agustín


Huelga General, ética de la resistencia

En distintos programas de radio y televisión me han preguntado en las últimas semanas qué opino sobre la Huelga General convocada por los sindicatos para el próximo jueves 29 de marzo. Y la respuesta no es, no puede ser, en ningún caso sencilla. Por la relevancia de una decisión de ese tipo y por las circunstancias, muy adversas, que la rodean.

En primer lugar, apunto a que se trata, a mi juicio, y con enorme diferencia, de la Huelga General más justificada de todo el período democrático.

Lo es como respuesta al profundo calado de la contrarreforma que está llevando a cabo el PP, que no solo impone una reforma laboral que aniquila derechos como la negociación colectiva y permite a los empresarios unilaterales reducciones salariales y modificaciones horarias, así como un despido regalado. Pero es que, además, los conservadores españoles están tomando medidas que suponen una voladura del Estado del Bienestar, afectando a los grandes servicios públicos y a los derechos de la ciudadanía.

Pero, en segundo lugar, suelo destacar en mis intervenciones que no son, ni mucho menos, las mejores condiciones para llevar adelante una huelga en Canarias y en el conjunto del Estado. Por muchas y variadas razones.

Por el temor de quienes hoy tienen afortunadamente trabajo a las posibles represalias de sus empleadores, represalias que pueden dar con sus huesos en las oficinas de empleo. Y, asimismo, porque las penurias económicas hacen que muchos no estén dispuestos a perder los emolumentos de una jornada laboral.

Por la avalancha propagandística de los medios de comunicación, públicos y privados, mayoritariamente situados en el campo del conservadurismo más hostil hacia las organizaciones sindicales y sus propuestas; y que, en algunos casos, ha llevado a un auténtico linchamiento, mostrando que desearían la desaparición o, al menos, el completo sometimiento del sindicalismo.

Resignación

Por el desnorte, la despolitización y la resignación de amplias capas de la sociedad, que desconfían de que movilizarse sirva para algo.

Por la pérdida de credibilidad y los errores sindicales, así como de una izquierda groggy frente a una derecha que no solo está ganando las batallas político-electorales –aunque las elecciones del 25-M hayan supuesto un brusco frenazo al avance de la derecha, un serio aviso a sus desmanes- , sino también las ideológicas.

Creo que las organizaciones sindicales han arriesgado mucho con la convocatoria. Y que la misma, por las razones arriba expuestas, tendrá un efecto limitado. Aunque permita percibir que, pese a todos los obstáculos, sigue existiendo resistencia social frente a unas políticas que he venido denominando como ‘antipersonas’, como las famosas y deplorables minas. Políticas que cercenan proyectos vitales, que destruyen individuos y familias, igual que aquellas mutilan cuerpos.

Estos días he seguido con mucha atención todas las informaciones que suministraban los sindicatos. Destaco en lo positivo, en el caso canario, que se produzca, por fin, unidad de acción entre todas las organizaciones, nacionalistas o de carácter estatal, frente al desmoralizante ombliguismo y sectarismo al que nos tienen acostumbrados.

En lo negativo, constatar que la convocatoria la realizan 17 sindicatos, una atomización tan disparatada que los hace más frágiles y que merecería una profunda reflexión por parte de bases y líderes. Y, asimismo, que algunos se muestren plenamente satisfechos por contar con el apoyo de organizaciones políticas que, juntas, no superan el 7% del electorado canario. Menos lobos, caperucita, si esta huelga llega a tener algún efecto, por pequeño que sea, será si se suman a la misma gente del PSOE, Nueva Canarias e, incluso, de sectores progresistas de CC.

Seguimiento

La Huelga General del 29 no será el fin de un camino. El Gobierno del PP continuará con sus medidas profundamente reaccionarias y equivocadas que conducirán, como ellos mismos han anunciado sin sonrojarse, a 650.000 desempleados más a final de año, así como a una Educación, una Sanidad y unos Servicios Sociales completamente devaluados.

Trabajadores y clases medias seguirán pagando los brutales efectos de una crisis económica que generaron otros. No lograremos parar el tsunami ultraconservador por el mayor o menor porcentaje de seguimiento de la convocatoria.

Pero pese a todo, sigue teniendo sentido rebelarse. Sentido ético. De solidaridad con los que hoy peor lo pasan y con las futuras generaciones. De rechazo a decisiones que aumentan la pobreza y la exclusión socia.l

Como en el viejo poema de Gelman, siendo plenamente conscientes de que con estos y otros versos no cambiaremos hoy las cosas, hay que sentarse a la mesa y seguir escribiendo muchas, muchas páginas.

—————————————-

Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

—————————————-

Poema completo de Juan Gelman, premio Cervantes 2007, al que hacía referencia. Fue incluido en una de las primeras tiraderas, pero lo expongo de nuevo a los numerosos lectores y lectoras que se han ido incorporando a este espacio.

JUAN GELMAN: CONFIANZAS


Se sienta a la mesa y escribe…

Con este poema no tomarás el poder, dice…
Con estos versos no harás la revolución, dice…
Ni con miles de versos harás la revolución, dice…

Y más…
Esos versos no han de servirle para que
peones, maestros, hacheros
vivan mejor, coman mejor.
O él mismo coma, viva mejor.
Ni para enamorar a otros servirán.

No ganará plata con ellos.
No entrará al cine gratis con ellos.
No le darán ropa por ellos.
No conseguirá tabaco o vino por ellos.
Ni papagayos,
ni bufandas,
ni barcos,
ni toros,
ni paraguas conseguirá por ellos.
Si por ellos fuera,
la lluvia lo mojará.
No alcanzará perdón o gracia por ellos.

Con este poema no tomarás el poder, dice…
Con estos versos no harás la revolución, dice…
Ni con miles de versos harás la revolución, dice…

Se sienta a la mesa y escribe…

González Pons, piensa en verde

Con el título, ‘González Pons, piensa en verde’, no quiero indicar, ni mucho menos, que el diputado y dirigente del PP sea consumidor, moderado o no, de una conocida marca de cerveza. Tanpoco conozco que lo sea de otras bebidas típicamente valencianas, como el fondillón, la refrescante horchata de chufa o la mistela.

Me refiero, claro está, a que su hermoso discurso en el Congreso de los Diputados sobre las prospecciones petrolíferas en aguas valencianas, difundido estos días en la red, tiene un alto contenido ecológico y, reconozcámoslo, incluso poético, con esas alusiones a la luna y los eclipses.

Si no fuera porque se aprecia claramente su voz y su cara, podríamos pensar que se trataba de un diputado de una formación ecologista en vez de un político conservador.

Sus argumentos en torno a lo negativo que resulta la industria del petróleo son tan contundentes, que sorprende que salgan de las filas del PP.

Los resumo brevemente:

  • Económicos: Encontrar petróleo “no afecta al precio. No se va a reducir el precio del barril. Los petrodólares serán para la multinacional”.
  • Beneficios: “El petróleo solo beneficia a la empresa que lo explota”.
  • Empleo: El petróleo “no crea empleo” y la única realidad es que “vendrán trabajadores de fuera”.
  • Ecológicos: “El petróleo desaparece la pesca”, “desaparece los cetáceos”, “causa un grave daño a las laderas de posidonia, que es el mayor sumidero de CO2 de esta área geográfica”.
  • Turismo: “El petróleo turísticamente produce un daño absolutamente irreparable”.
  • Renovables: “El déficit energético de España se resuelve buscando energías renovables, no destruyendo el medio ambiente”.
  • Progreso: “El petróleo es una energía antigua, sucia, y a extinguir. Estamos en el tiempo, no ya del oro negro, sino del oro verde”.

Es verdad que dice justamente lo contrario de los que afirman sus compañeros y compañeras en Canarias, firmes defensores de las prospecciones petrolíferas.

Pero sus palabras, sus sosegados razonamientos, su análisis pormenorizado de los perjuicios ecológicos; su defensa de las renovables frente a las energías fósiles; su manera de desvelar que no generará puestos de trabajo y que los únicos beneficios irán a las arcas de la multinacional de turno…constituyen un argumentarlo tan sólido que cuesta trabajo mejorarlo.

Lo ha hecho tan bien que, humildemente, aconsejo a Ben Magec-Ecologistas en Acción que le otorgue su premio anual de medio ambiente. Méritos, le sobran.

Aunque resulte algo extraño que, por el ámbito de actuación del colectivo, el premio viaje a la Comunidad Valenciana. Su otro galardón anual, el denominado ‘Atila’ se queda, por el contrario en esta tierra. Aunque, bien mirado, también es posible que salga fuera. A Soria, sin ir más lejos.

(Publicado en marzo de 2012, sigue vigente. Como vigentes son las contradicciones del PP, con un discurso radicalmente distinto sobre las prospecciones en Canarias respecto a Valencia y Baleares).

—————————————-

También me pueden seguir en twitter: @EnriqueBeth

—————————————–

Musical regalo:

Mark Knopfler & Emmylou Harris: ‘Why Worry’

http://www.youtube.com/watch?v=G03Iw8qdBCk

PISA Canarias (2): aprendizajes

En esta segunda entrega de mi análisis del documento ‘Sistemas fuertes y reformadores exitosos en la educación Orientaciones de PISA para las Islas Canarias, España’, me centraré en los capítulos dedicados a gestión de los centros, alumnado y aprendizajes y participación de las familias.

Uno de los aspectos en que PISA insiste es en la necesidad de reducir la actual burocracia, que amarga la vida a los enseñantes y, en especial, a los equipos directivos. Así como en la asunción de más competencias por los centros, mayor autonomía en su gestión, indicado que “salvo en los casos en los que la legislación estatal española exija expresamente aprobar reglamentos y decretos, estos deberían ser reemplazados por orientaciones”.

Reconozco la relevancia de esa autonomía, pero como tal tiene que contar con límites. En numerosas ocasiones he sido muy crítico con esa exigencia, planteada por docentes y sindicatos, y con sus concreciones prácticas. Especialmente cuando la misma sirvió de cobertura para justificar que las tutorías en Secundaria se desarrollaran en horas de mañana, sin tener en cuenta los problemas laborales de los padres y madres, lo que originó un enorme conflicto en el sector en la segunda mitad de los 90 cuando la Consejería pretendió implantar la tutoría de tarde; aunque por el camino que vamos, con un paro superior al 30%, mañanas y tardes, desgraciadamente, son muy parecidas para mucha gente.

Estudiantes y aprendizaje

Otro aspecto relevante del texto es, sin duda, su recomendación de que se fomente una mayor participación de los padres y de la familia en la vida escolar y en la educación de los niños”. Se asevera que los centros deben “llegar a los progenitores, acogerles, responder a sus preguntas e inquietudes, compartir las pruebas del rendimiento escolar de una forma que los padres puedan entender y tratarles como iguales en la empresa conjunta de ayudar a sus hijos a aprender”.

Me consta que hay muchos colegios e institutos que lo hacen; y, asimismo, que la estrecha colaboración entre familias y docentes contribuye al éxito escolar. Se equivocan los que, de una u otra parte, se ven como enemigos a batir.

Pero, además, hay un problema de participación, un mayor alejamiento de las familias de la vida de los centros y de la propia educación de sus hijos e hijas cuando estos llegan a la Secundaria, que creo que es preciso corregir.

Comparto, igualmente, la recomendación al Gobierno de Canarias respecto al funcionamiento de los Consejos Escolares, “buscando formas de darles más competencias ejecutivas y, en tanto eso no sea posible, garantizar que los Consejos sean consultados periódicamente sobre gestión de centros y calidad”.

Pero entremos ya en las referencias a los grandes protagonistas de la vida escolar, los estudiantes, y a las metodologías de aprendizaje.

Refuerzo

En primer lugar, hay que destacar que PISA cuestiona una de las medidas de calidad adoptadas por el Gobierno de Canarias en la pasada legislatura: el refuerzo educativo de tarde. En efecto, los expertos indican que los resultados “sugieren que es improbable que los programas de refuerzo extraescolares del mismo estilo que las clases normales sean útiles, dado el tiempo que ya se dedica a las clases regulares de lengua y matemáticas. La mejor manera de perfeccionar los resultados de quienes se enfrentan a dificultades de aprendizaje es mejorar la calidad de las clases normales”.

Y, por otra parte, confirman la inutilidad de hacer que los estudiantes repitan curso, algo que algunos venimos diciendo desde hace años. Los expertos aseguran que la repetición de curso es del todo  contraproducente, pues “erosiona la creencia de los alumnos en sus capacidades de aprendizaje, tiende a reducir el rendimiento tanto del estudiante en cuestión como de sus compañeros de clase, es una de las causas principales de abandono escolar, incrementa el coste y el derroche del sistema escolar y aborda el bajo rendimiento demasiado tarde como para poder hacer algo. La tasa de repetición debería reducirse para ser tan próxima a cero como sea posible”, concluyen.

La realidad de las Islas en este aspecto es muy preocupante: el 49% del alumnado de la muestra de PISA dijo haber repetido al menos un curso (el Gobierno canario discrepa y considera que la tasa es varios puntos inferior), frente al 36% de media estatal.

Propone, para superar esta circunstancia, establecer medidas de apoyo a centros y docentes, de manera que se siga de manera continua la situación de cada estudiante, de forma que se pueda  “prestar ayuda adecuada personalizada en el momento oportuno a los alumnos que presentan dificultades de aprendizaje”. Algo que con la elevación de las ratios que se han venido produciendo, así como con los recortes en profesionales de apoyo se me antoja una utopía, desgraciadamente, en estos tiempos.

Asimismo, critican el actual currículo de Secundaria, al que califican de “demasiado académico e inflexible”, señalando que no está adecuado para ofrecer vías lógicas de estudio ni para alcanzar las competencias básicas en las distintas áreas. En ese sentido, proponen “acomodar más opciones de materias profesionales y relacionadas con el mundo laboral, centrarlo menos en contenidos y conceder más tiempo al desarrollo de competencias”. Yo añadiría, como escuché estos días a las AMPAs de Gran Canaria, que hay que superar un hecho fundamental: la escuela del siglo XXI sigue enseñando con métodos del Siglo XX, desaprovechando los recursos que las nuevas tecnologías suponen, y su enorme atractivo entre los jóvenes.

Evaluación

Igualmente, proponen la mejora en los métodos de evaluación, un estudio  “sobre el modo en que la configuración y duración de la jornada escolar y las largas vacaciones de verano repercuten sobre el aprendizaje de los estudiantes en diversas edades”. E investigar la manera de “estimular el rendimiento escolar usando el horario lectivo de que se dispone de manera más efectiva”. No entiendo mucho, por cierto, sus alusiones a la jornada continua, sobre todo cuando en Secundaria se funciona en prácticamente todos los institutos de España, estando el debate situado en la conveniencia o no de la jornada única en Primaria.

Además, y aunque PISA se centra en la Secundaria, el equipo de la OCDE realiza una defensa de la relevancia de la Educación Infantil preobligatoria, aseverando que los programas deberían mantenerse, “a pesar de las presiones presupuestarias, si están ayudando a menores vulnerables”. Añadiendo que se han mostrado “efectivos para reducir el riesgo de abandono y fracaso”; y recordando que la cifra de menores en riego puede estar aumentando “por las circunstancias económicas adversas”.

Por último, me llama la atención su propuesta de que los directores, en colaboración con el Consejo Escolar, tengan capacidad para seleccionar a los docentes del instituto, asignarles a aulas específicas, encargarles responsabilidades e, incluso, trasladarlos de centro si no rinden adecuadamente. Aspecto que choca con las actuales normativas estatales, mucho más rígidas y mucho más tolerantes con los que desarrollan mal su trabajo; al margen de que no creo que la solución estribe en trasladar el problema de un mal docente a otro centro.

Pero de los profesores, agentes esenciales de la educación, hablaremos en la tercera entrega.

——————————-

Estoy también en twitter: @enriqueBeth y, asimismo, puedes seguir La Tiradera

——————————-

Del poeta Pedro García Cabrera, al que este año se dedica el Día de las Letras Canarias, este tema, ‘Gran Canaria’. Musicado por Manuel González, e  interpretado, en esta ocasión, por Fabiola Socas y Héctor González. Extraído de “La noche de Canarias”.

 http://www.youtube.com/watch?v=N8Wq8W9dGjY&feature=related

Loca carrera petrolera

La visita realizada a Canarias la pasada semana por el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha supuesto una vuelta de tuerca en la loca y acelerada carrera por poner en marcha de manera inmediata las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a nuestro Archipiélago.

Una carrera planteada con escasa información, nulo rigor y falta de consenso, así como ausencia de respeto institucional a las administraciones canarias, es decir, a sus ciudadanos y ciudadanas. Una carrera en la que Brufau ha tomado estos días el testigo, relevando al, hasta ahora, corredor más destacado: el ministro de Industria.

Como botón de muestra el cúmulo de informaciones que se han ido vertiendo en los medios de comunicación a lo largo de dicha semana; y que, en el mejor de los casos rozan la fantasía.

Ocurre así cuando se aventuran hasta 50.000 puestos de trabajo vinculados a las mismas, que exigiría la realización de un urgente control antidopaje. Repsol desarrolla en estos momentos tareas de extracción de crudo en medio mundo. Y, globalmente, tiene 37.000 empleados. La sopladera de los presuntos empleos nace completamente picada. O algo peor.

Pero ya lanzados, se apunta que Canarias puede convertirse en potencia mundial en materia de astilleros, fabricándose aquí los buques de posicionamiento que recibirían el crudo extraído de la bolsa. Otra chorrada gloriosa. Solo falta que, con mucha anticipación, nos oferten la secretaría general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Ya puestos. Y que se la den a Ignacio o a José Manuel; méritos les sobran.

Riesgo

Sin iniciar las prospecciones se comienza a estimar la cantidad de barriles que podría extraerse de cada una de las cuadrículas, a las que se ha puesto nombre de frutas: sandía, plátano, chirimoya… ninguna, por cierto, amargas brevas, se les pasó. Y cualquier día nos detallarán hasta la calidad del crudo y el precio que tendrá en los mercados internacionales en 2020.

Ha dicho Brufau que las prospecciones no suponen el menor riesgo medioambiental. Esto choca frontalmente con los propios informes de Repsol, como el de 2004, con la experiencia internacional y con el sentido común.

En aquel informe de la compañía se habla de que se pueden producir “impactos potenciales de la perforación de sondeos marinos”, entre los que se encuentran “vertidos de lodos de perforación” y “posibles derrames de combustible y aceites de las unidades de perforación y apoyo”; así como “posibles derrames de petróleo” y “escapes de gas durante las eventuales pruebas de producción”.

Todo el mundo coincide en la importancia del respeto al medio ambiente y a la relevante biodiversidad que poseen nuestras aguas. Por ello, no tiene sentido esas prisas por empezar, cuando en las actuales condiciones la normativa que se aplicaría sería más blanda, menos rigurosa, en cuanto a las medidas exigibles al proceso extractivo y, asimismo, las paliativas en el caso de una posible fuga (Repsol reconoce 7.000 vertidos de distinta dimensión en dos años en sus distintas plataformas).

Ecosistema

No se comprende, en modo alguno, que no se espere a la nueva legislación europea en la materia, que daría muchas más garantías al ecosistema de Canarias, a su economía y al bienestar de su gente. Podría entenderse que la compañía concesionaria tuviera prisas por razones de ahorro en los costes, pues el incremento de la seguridad supondrá una inversión mayor.

¿Pero tiene sentido que esas prisas sean alentadas por el Ministerio de Industria del Gobierno de España, por la administración pública, que debiera poner por delante los intereses generales, el futuro de Canarias y de su población, y no los particulares de Repsol?

Contradiciendo al gran Bob Dylan, la respuesta, por desgracia, no se encuentra en el viento, que ya Soria se encargó, también, de cargarse a las energías renovables.

————————————-También estoy en twitter: @EnriqueBeth

Trío Zapatista: ‘Petróleo Canario’, un poco de humor entre tanto disparate, entre tanto negociete.

http://www.youtube.com/watch?v=z7QiCZnmmxo

PISA Canarias (1)

Si hacemos caso a los titulares mediáticos sobre el informe ‘Sistemas fuertes y reformadores exitosos en la educación. Orientaciones de PISA para las Islas Canarias, España’, presentado este lunes, los graves problemas educativos de nuestra Comunidad se solventarían reduciendo las vacaciones y modificando el salario de los docentes. El informe, realizado por expertos de la OCDE, a petición del Gobierno canario, pretende ofrecer recomendaciones para mejorar la calidad y la equidad de los resultados del aprendizaje. Y surge después del “decepcionante” resultado de Canarias en el PISA 2009, que analizó las competencias básicas de estudiantes de 15 años de edad en lectura, ciencias y matemáticas.

En el tratamiento mediático, especialmente en sus titulares, se dejan al margen los aspectos metodológicos y organizativos de los centros, los contenidos curriculares de las asignaturas (calificados de “académicos e inflexibles”), la formación inicial y permanente del profesorado, la participación de las familias en la vida de los institutos o, ahí es nada, el preocupante bajo nivel socioeconómico de una buena parte de la sociedad canaria. Todos ellos mucho más significativos en la calidad educativa y en las propias expectativas de éxito de nuestro sistema.

Lo digo por titulares como ‘Los profesores canarios tienen los sueldos altos y muchas vacaciones’, ‘El informe PISA sugiere adecuar los sueldos de los maestros’ o ‘La OCDE insta a revisar la jornada escolar y a acortar las vacaciones’. El más aséptico, menos estigmatizador, más prudente y acertado, a mi juicio: “La OCDE urge a acometer un plan de acción en educación”.

Recuerdo al respecto que nuestros estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), con 1.050 horas anuales, asisten a casi 150 horas de clase más que la media de la OCDE y a 153 más que media la de la Unión Europea. El problema no es el tiempo de permanencia en las aulas, como ven.

Focalización

Resulta tan sesgada la elección de esos llamativos titulares, que focalizan en exclusiva la responsabilidad del fracaso en la totalidad del profesorado (los buenos, malos y regulares, en el mismo saco) y en su estatus laboral, en un asunto de responsabilidades claramente compartidas, que si hubiésemos elegido este otro: “En los centros privados se produce más acoso escolar y más consumo de drogas”. También figura textualmente en el informe presentado este lunes. Está constatado desde hace mucho tiempo en una y otra problemática. Y sería igual de desacertado colocarlo como problema principal.

Pero vayamos por partes. La llamada de atención de los expertos de la OCDE sobre las vacaciones, iguales en toda España, no lo olvidemos, se refiere a cómo pueden afectar a los aprendizajes de niños y niñas, no a que los docentes tengan muchas o pocas, asunto en el que no entra el documento; aspecto discutible este, y en el que propongo reflexionar sobre el uso del mes de julio, que podría ser “el mes de la formación”.

Y respecto a los salarios, es cierto que los enseñantes del Archipiélago ganan más que sus homólogos de otras zonas al comenzar su carrera profesional, tanto en Primaria como en Secundaria, pero van perdiendo lugares en el ranking conforme avanza su carrera profesional, lo que parece ser un disparate en toda regla.

El grave problema estriba en el café para todos, en el hecho de que gane lo mismo el acomodado irresponsable que el que innova en su aula, se forma permanentemente y es capaz de estimular a su alumnado, mejorando los aprendizajes. De ahí mi rechazo frontal a aquella reivindicación sindical de “homologación sin contrapartidas”, que incidía en ese camino equivocado. Las mejoras salariales en lo público, bajo mi punto de vista, deben ir estrechamente ligadas al rendimiento y a los compromisos.

Sueldos

Como disparate es pensar que lo más importante de las recomendaciones de PISA es entrar en un debate sobre sueldos y vacaciones. Arreglaríamos fácilmente entonces nuestro sistema educativo, con dos medidas estrellas: ampliar el período de meses considerados lectivos (no las horas, los docentes canarios y españoles de ESO dedican 713 horas, 12 más que la media de la OCDE y 54 más que la de la Unión Europea)  y cambiar la actual estructura salarial. Pero la cosa no es, ni mucho menos, tan sencilla.

Curiosamente, los datos más determinantes para entender cómo estamos, mal sin duda, a nadie se le esconde, son pasados por alto.

Por ejemplo, que los alumnos y alumnas de Canarias que participaron en PISA 2009 “indicaron uno de los niveles más bajos en educación y profesión de los progenitores. Menos del 5% de los padres de los estudiantes se encuadra en el grupo profesional de mayor rango y menos de un cuarto de los padres finalizó la educación terciaria. Un 39% de los estudiantes de Canarias procede de un nivel socioeconómico bajo, en comparación con el 29% de España o el 15% de la OCDE”.

Asunto que, por lo que parece, no mereció una gran atención mediática. Y que es más relevante que las vacaciones o los sueldos. A años luz.

Como se sabe, en el PISA 2009 salimos muy mal parados. En lectura, ciencias y matemáticas, las tres competencias básicas analizadas. Y los centros privados superaron a los públicos por 59 puntos en lectura, 44 en matemáticas y 57 en Ciencia.

Pero, advierten desde PISA,  “por lo general los alumnos que acuden a centros privados provienen de entornos socioeconómicos más ventajosos”. Y concluyen que “una vez realizados ajustes considerando las características socioeconómicas de los alumnos y los centros según estándares de PISA, los centros públicos de Canarias tienen un mejor rendimiento que los privados”. ¿Destacó alguien este aspecto?

Otro dato relevante para la reflexión: las diferencias entre chicos y chicas. En efecto, el informe señala que el “sistema de enseñanza secundaria de Canarias parece ser menos efectivo para las chicas que para los chicos en matemáticas y ciencias; y en lectura, “la ventaja de las chicas sobre los chicos es inferior a la de la mayoría de los países de la OCDE”.

Y, en el lado positivo, el informe destaca que las diferencias socioeconómicas entre los estudiantes provocan menos diferencias en sus resultados en Canarias que en la OCDE, y hay mucha menos variación del rendimiento entre los centros de enseñanza que dentro de los propios centros (lo que indica una elevada equidad del sistema), así como que resulta “encomiable”, el rendimiento de los alumnos inmigrantes, similar al de los nativos.

Por último, y respecto a financiación del sistema, se resalta que Canarias estaba, antes de los recortes de 2010 y 2011, a una décima del porcentaje medio de la OCDE y a cinco de Finlandia, aunque se recuerda que la financiación por sí sola no conduce a mejores resultados, influyendo más la calidad de los recursos humanos.

Dejo para una segunda entrega del análisis del documento ‘Sistemas fuertes y reformadores exitosos en la educación. Orientaciones de PISA para las Islas Canarias, España’, el acercamiento a aspectos como los estudiantes y el aprendizaje, la organización de los centros, el papel de las familias o la formación y los incentivos al profesorado.

—-

Quizás también te interese PISA Canarias (2) aprendizajes, en LA TIRADERA.

Y PISA Canarias (3): profesorado; que estará disponible el próximo martes 27 de mayo

Estoy también en twitter: @enriqueBeth

—–

Mercedes Sosa: ‘Rosario Vera, maestra’, un hermoso homenaje a una de las profesiones más bellas.

http://www.esnips.com/displayimage.php?pid=6544733