Wert ‘Nodoyuna’ y la OCDE

Un reciente informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), ‘Equidad y calidad de la educación. Apoyo a estudiantes y escuelas en desventaja’, ofrece una serie de interesantes reflexiones sobre la situación actual del sistema educativo. E incluye, asimismo, distintas propuestas para superar los actuales y preocupantes niveles de fracaso y abandono escolar, en lo que Canarias y España se llevan la palma: la media de abandono escolar temprano en la UE es del 15%, frente al 28,4% de España y el 30,4% de Canarias; aunque hay comunidades con datos mucho más satisfactorios, como el País Vasco (12,6%).

En informe señala, al respecto, que en los estados que forman parten de la OCDE casi uno de cada cinco estudiantes carece de un nivel mínimo de habilidades. Teniendo el doble de posibilidades de mostrar un empeño deficiente los alumnos de entornos desfavorecidos. “La falta de equidad e inclusión provoca fracasos escolares, lo cual significa que, en promedio, uno de cada cinco adultos jóvenes abandona sus estudios antes de terminar la educación media superior”, asegura.

Destaca, asimismo, que una mejora de los niveles de éxito escolar supone beneficios individuales y sociales. Ofrece más oportunidades a las personas y, además, contribuye al crecimiento económico y al desarrollo social. Los costos económicos y sociales del fracaso y la deserción escolares son altos, en tanto que completar con éxito la educación media superior brinda a los individuos mejores perspectivas de empleo y de estilos de vida más sanos, lo que resulta en mayores contribuciones a los presupuestos públicos y la inversión”.

Añadiendo que las personas con más escolaridadcontribuyen a sociedades más democráticas y a economías más sustentables, y son menos dependientes de la ayuda pública y también menos vulnerables a las contracciones económicas”. En este sentido, señala que los sistemas educativos con mejores resultados son los que combinan inteligentemente calidad con equidad.

Invertir

De su lectura llama la atención la propuesta de invertir en los estudiantes desde la educación temprana hasta la educación media superior, eliminando los elementos que entorpezcan la equidad y actuando sobre aquellas escuelas que, por sus condiciones socioeconómicas, se encuentran en desventaja y ofrecen peores resultados.

Más interesantes aún me resultan sus cinco recomendaciones para prevenir el fracaso y promover un mayor número de alumnado que culmine la educación media superior.

Son las siguientes: eliminar la repetición de grados (“es costosa y no mejora los resultados educativos”, afirman); evitar la separación temprana y diferir la selección de estudiantes hasta la educación media superior; administrar la elección de escuela para evitar la segregación y el aumento de las desigualdades (“proporcionar plena libertad de elección de escuela a los padres puede dar por resultado la segregación de estudiantes según sus capacidades y antecedentes socioeconómicos, y generar mayores desigualdades en los sistemas educativos”); procurar que las estrategias de financiación respondan a las necesidades de estudiantes y escuelas; y diseñar trayectorias equivalentes de educación media superior para garantizar su término.

La comparación con lo que está haciendo el PP en las comunidades que gobierna y en el propio ministerio desde la llegada de José Ignacio Wert nos hace ver que los conservadores españoles están poniendo en práctica completamente justo lo contrario de lo que recomienda la OCDE: apuestan por la repetición de curso, segregan anticipadamente con la reducción de la ESO en un curso, promueven la libre elección de centro, preocupados exclusivamente por la excelencia y no por la equidad, o recortan significativamente los recursos materiales y humanos del sistema educativo, disminuyendo la financiación, reduciendo las plantillas docentes y eliminando profesionales de apoyo a la escuela.

Menos valorado

Wert se está convirtiendo en el más destacado patoso del Gobierno Rajoy, y eso que cuenta con una amplia, meritoria y dura competencia entre sus compañeros de Gabinete. Y ya aparece como el ministro menos valorado, al revés que su antecesor, Ángel Gabilondo.

Al igual que el popular, sin segundas, Pierre Nodoyuna, de ‘Los autos locos’ y ‘El escuadrón diabólico’, no acierta en ninguna ocasión y recurre con frecuencia al engaño y a la trampa, como ha sucedido con el inexistente manual de ‘Educación para la Ciudadanía’, con los ‘modernizados’ temarios para las oposiciones de Secundaria o con su clasista confusión respecto al papel de las becas, que quiere reservar para los brillantes y no para los que carecen de medios económicos.

La notable diferencia es que con el legendario personaje de dibujos animados, producto de la factoría Hanna-Barbera, nos podíamos echar unas risas con sus torpezas y reiterados fracasos, y con su encarnación ministerial, ‘Wert Nodoyuna’, como empieza a ser conocido, resultan poco o nada graciosas sus jugaditas, manipulaciones e incompetencias en algo tan fundamental como el sistema educativo. ¡Haz algo, Patán!

————————————Estoy también en twitter: @enriqueBeth

Vic Chesnutt: ‘Everything I say’, una joyita que me recomendó mi amigo Tony Murphy:

http://www.youtube.com/watch?v=5rPyQFmGmb4

Anuncios

Un pensamiento en “Wert ‘Nodoyuna’ y la OCDE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s