Izquierda cavernícola

Dice el escritor cubano Leonardo Padura que “el estalinismo fue el régimen más canalla porque fue el que más se valió del engaño; el que se ofreció como salvador de la Humanidad y el que implantaría la justicia en el mundo mientras mató a millones de personas, practicando el asesinato como política de Estado“.

Este habanero, que tiene también nacionalidad española, es autor de El hombre que amaba a los perros (2009, Tusquets), libro que gira en torno al militante comunista español Ramón Mercader (alias Jacques Mornard), asesino de Lev Davídovich Bronstein, más conocido como León Trotski. Padura, crítico con el régimen cubano, asegura seguir residiendo en su país natal porque es una persona conversadora y “La Habana es un lugar donde se puede siempre tener una conversación con un extranjero en una parada de guaguas”.

El estalinismo formó parte de la cultura de la izquierda comunista de buena parte del pasado siglo. Hasta alguien tan sensible y lúcido como Pablo Neruda, premio Nobel de Literatura 1971, sucumbió a los presuntos encantos del dirigente soviético en su Oda a Stalin. “Stalin es el mediodía,/la madurez del hombre y de los pueblos”, afirman algunos de sus versos, escritos tras la muerte del dictador y antes de que Nikita Jrushchov denunciara sus crímenes en el XX Congreso del PCUS, en 1956.

Simpatías

Me resulta difícil entender que a estas alturas de la historia, en esta segunda década del siglo XXI, todavía haya personas y grupos que mantengan simpatías hacia Stalin o hacia otros líderes dictatoriales y sanguinarios, desde Hitler a Mussolini, pasando por Pol Pot. Pero haberlos, haylos.

Sabido es que personajes como el eurodiputado pepero Jaime Mayor Oreja ha reiterado en distintas declaraciones la “extraordinaria placidez” que, a su juicio, caracterizaba al régimen franquista.

Pero también sucede en el otro lado del arco ideológico. Estos días he tenido oportunidad de conocer una secuela de esos ardores estalinistas, protagonizada por las Juventudes Comunistas de Andalucía, colectivo integrado en Izquierda Unida.

Estos chicos y chicas han tenido la excelente idea de sacar adelante un grupo de alpinismo, cosa loable, por eso del conocimiento del entorno, el contacto con la Naturaleza y la diversificación del ocio.

Hasta ahí todo normal. Lo que no resulta normal, ni en modo alguno loable, es que hayan bautizado al club con el nombre de Ramón Mercader, el asesino de Trotsky, en un más que inmerecido homenaje a personaje tan siniestro; y convertido su acción en una apología del asesinato como modus operandi para resolver las discrepancias políticas.

Clavando fuerte

Y que, para mayor dislate, el provocador lema del grupo sea ‘Clavando fuerte desde 1940’, rememorando la fecha (21 de agosto de 1940) en que Mercader hundiera un piolet (piqueta) en la nuca de Leon Trostky, afectando gravemente a su cerebro, en su casa de Coyoacán (México). El líder revolucionario ruso -enemigo número uno del estalinismo, y que ya había sufrido un primer atentado fallido dirigido por el pintor y muralista Siqueiros-, moriría al día siguiente.

Sólo cabe preguntarse cómo IU permite la permanencia de semejantes bárbaros en sus filas. Y, al tiempo, calificar, parafraseando a Padura, de profundos canallas a esos jovencitos integrantes de la izquierda más descerebrada y cavernícola, que reivindican el estalinismo y se jactan de alguno de sus crímenes más sonados. El tamaño y la capacidad de penetración de su piolet es, desde luego, inversamente proporcional al de sus neuronas.

——————————–Estoy también en twitter: @enriqueBeth

La camiseta que comercializan los integrantes de tan ignominioso club.

tumblr_lxy6t8uAvU1qe3ysn

Y para olvidarlos, Georges Brassens: ‘Le temps ne fait rien à l’affaire’ (‘La edad no tiene nada que ver’), con subtítulos en español.  Donde dice ‘huevón’ pueden poner ‘pollaboba’, si lo prefieren.

http://www.youtube.com/watch?v=gxVtpHCSi-o

Y del mismo autor, ‘Le parapluie’ (‘El paraguas’).

http://www.youtube.com/watch?v=E6T_dcQwZM0

Anuncios

3 pensamientos en “Izquierda cavernícola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s