Medidas (drásticas) contra el paro

Estoy desagradablemente sorprendido por algunas ausencias en el programa económico que el Gobierno del PP viene aplicando ante la actual crisis y las exigencias de reducción del déficit. Ya van varios consejos de ministros. Y en ellos se ha completado el organigrama del Ejecutivo y se ha subido el IRPF y el IBI, elevado falsamente las pensiones (lastradas por la inflación y por el referido incremento del IRPF) y congelado los sueldos de los funcionarios.

Tras analizar los efectos que producirán tales medidas y, sobre todo, tras conocer las previsiones del FMI para España (-1,7% en 2012), ratificadas posteriormente por el Banco de España, aunque con un decrecimiento del PIB algo menor, del 1,5%, no es ningún disparate que antes de fin de año España pueda rondar los seis millones de desempleados. Y que en nuestras macaronésicas Islas nos acerquemos a los 400.000. Todo un éxito de las recetas económicas neoliberales, por lo que se ve.

Es una especie de círculo vicioso. Tenemos mucho paro, elevado déficit público pero sobre todo enorme deuda de familias y empresas. Y se recorta en las administraciones, se elimina la inversión pública, se reduce empleo público… con consecuencias de una mayor contracción económica, menor consumo, menos ingresos y más paro. Lo que obligará a llevar a cabo nuevos recortes que supondrán contracción de la economía, menos ingresos y más desempleados… Así hasta el infinito y mucho más.

Desafortunadamente, contamos con un Gobierno que aplaza las grandes decisiones, dicen, hasta después de las elecciones andaluzas, aunque vistas las tomadas hasta ahora no sé si es mala la postura adoptada de posponer actuaciones: las sufriremos un poquito más tarde. Un Ejecutivo con frecuentes contradicciones entre sus ministros y que, al parecer, tenía más claro cómo salir de la crisis antes, cuando estaba en la oposición, que ahora, que es cuando tiene capacidad para decidir sobre nuestro destino.

Visto que no mueven ficha, que no se atreven a tomar decisiones que, por drásticas y dolorosas que sean, ayuden a reducir el número de desempleados, a recapitalizar a las empresas y a rebajar los gastos superfluos de las administraciones, todo de una tacada y con los menores costos sociales posibles, les hago una propuesta, gratis y sin el menor compromiso. Alejada, eso sí, de la genial respuesta que en su momento dio Milagros Gil, líder del Partido Tagoror, al ser cuestionada cómo acabaría con el paro. “Poniéndolos a todos a trabajar”, afirmó sin inmutarse.

Conflictos sociales

Las previsiones señalan que, con mucha suerte, solo se empezará a generar empleo en el año 2014, y que el presente año continuará la destrucción masiva de puestos de trabajo, como mínimo medio millón más en los próximos siete u ocho meses.

Por eso, y para evitar conflictos sociales, para no dañar la imagen turística con manifestantes, indignados y mendigos; para mantener una sanidad y una educación razonables; para no dilapidar dinero público en prestaciones sociales por desempleo, y volver a convertir a España en potencia mundial, pero sin burbuja inmobiliaria; para evitar masivos flujos migratorios hacia Europa y América, superiores a los de los años cincuenta del pasado siglo, les propongo una solución eficaz y moderna, incluso vanguardista.

Se trataría, aprovechando la actual tecnología, el liderazgo español en conocimientos científicos, de hibernar –de congelar provisionalmente, solo provisionalmente, hasta bien entrado 2014, por ejemplo- a los parados y familiares más cercanos que dependen de ellos, que se sacrificarían por el conjunto de la nación en un acto de singular y nunca bien pagado patriotismo; al tiempo que se evitarían innecesarios sufrimientos en la cola del INEM o situaciones vergonzosas, para muchos humillantes, en instituciones que les ofrecen alimentación, ropa o incluso techo.

Se me objetará que puede resultar escasamente humano ese paréntesis vital tan prolongado, esas vidas abruptamente interrumpidas en su cotidianeidad, por sufrida que sea, por decisiones estatales ocasionadas por las maldades y la codicia del sistema financiero internacional.

Puede ser. Y es verdad que hay otros caminos suficientemente experimentados, como el griego, que con otras fórmulas han logrado, reconozcámoslo, sus resultados. Por ejemplo, que en la llamada cuna de la civilización occidental se eleven las depresiones y que la tasa de suicidios se haya incrementado un 40% en 2011, pasando de ser la más baja a la más elevada en la vieja Europa. Que 200.000 personas se hayan quedado sin vivienda, solo en Atenas. Que aumente exponencialmente la delincuencia en sus calles. Que se convierta en un hecho cada vez más frecuente los desmayos de alumnos en las escuelas, víctimas del hambre y la desnutrición. O, asimismo, que se haya disparado el abandono de menores en instituciones benéficas, ante la imposibilidad de sus progenitores de alimentarlos adecuadamente.

A ellos, a millones de ciudadanos y ciudadanas de todas las edades, también, les han hibernado su bienestar, les han congelado sus derechos, les han puesto su futuro a doscientos grados bajo cero y les han helado, por completo, sus esperanzas.

Y, encima, tras ser colectivamente rescatados no tienen nada claro cuándo y cómo volverán a recuperar sus constantes vitales, cuándo saldrán de esta peculiar forma de coma social inducido y podrán retornar a una vida más o menos normalizada. Alimentando la sensación de que su actual estado de hibernación social afectará, seguramente, a varias generaciones.

——————————————————————————

Lone Star, una de las mejores bandas de los 60, con el inimitable Pedro Gené al frente. En esta ocasión, ‘La casa del sol naciente’, exitosa versión en español del tema del grupo británico The Animals, con el que llegaron a actuar juntos en Barcelona.

http://www.youtube.com/watch?v=5Yc8iwJJlsA

Anuncios

4 pensamientos en “Medidas (drásticas) contra el paro

  1. El futuro está en las estrellas y las nuevas tecnologías, estimado Enrique, nos ayudarán a alcanzar la gloria. Me parece brillante e imaginativa la propuesta de meternos a todos en un colosal congelador y, en esa especie de retirada a los cuarteles de inverno que planteas, esperar a verlas venir, adecuadamente criogenizados, como Walt Disney. Mejor eso que nada pues, como se sabe, las descorazonadoras medidas impuestas hasta ahora por nuestros gobernantes, en cuanto a resolver una urgencia, han servido de bien poco. En esta masiva travesía del desierto se necesitan de manera apremiante, como en todas las emergencias, soluciones inmediatas a no ser, claro, que se quiera dejar que la naturaleza siga su curso y solventar la crítica coyuntura, como George Bush proponía prevenir los incendios forestales: talando los bosques. A mi, personalmente, el anteproyecto-de-ley-orgánica-de-estabilidad-presupuestaria-y-sostenibilidad financiera, así como la reforma laboral y la reforma del sistema financiero me suena a eso, a dejar que la devastadora lacra del paro haga mesa limpia. Cuando se desata un fuego en el monte, anunciar actuaciones a largo plazo resulta, como mínimo, sarcástico.

    Un abrazo,
    Martín

    • De acuerdo, amigo Martín. Pero los dirigentes máximos del momento parecen no acertar ni una y estar al servicio de poderes nada democráticos. Y encima son apoyados masivamente en las urnas los que van a recortar lo público, eliminar derechos, apoyar a los que más tienen y olvidar las aténticas necesidades de la mayoría. Malos tiempos, y no solo para la lírica.

  2. Y, ya que se desempolva la maquinita de marras, ¿para cuándo la deshibernación del socialismo de los partidos socialistas? ¡Si somos capaces de calentar ideas, y sacar propuestas adelante, a lo mejor no tendríamos que llegar a congelar a las personas!

  3. Cuando pasen unos meses ya no podrán seguir apelando a la herencia recibida, es entonces cuando podremos apreciar como toda esta política neoliberal va a aún a empeorar más nuestras vidas. Lo más que m e indigna de ellas es que nos tomen a toda la ciudadanía por idiotas con las justificaciones que dan para llevarlas a cabo, en una campaña de engaño masivo. Este país en el que estamos enganchados ha entrado en una senda ultraderechista peligrosísima (homilias y opiniones de la Iglesia, propuestas descaradas de la patronal, decisiones judiciales más que polémicas, contrareforma de la educación, sanidad y justicia, etc.); sólo nos falta ver a dirigentes del PP en el baile organizado por las cofradías (?) de extrema derecha europea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s