Soria, ¿de qué se ríe?

En uno de sus más conocidos poemas, “¿De qué se ríe?“, el gran Mario Benedetti cuestiona las actuaciones de un ministro que se muestra radiante en la foto de un periódico, pese a la situación problemática que atraviesa el país. Responsable público al que el poeta uruguayo reprocha claramente sus decisiones y las del Ejecutivo del que forma parte: “ustedes duros/con nuestra gente/por qué con otros/son tan serviles”. Parecido a lo que sucede ahora por estos lares, en que los gobiernos aprietan las tuercas hasta la extenuación a la ciudadanía mientras benefician sin disimulos a banqueros y grandes fortunas.

Me vino a la memoria este texto, que Alberto Favero convirtió en canción para Nacha Guevara, ante la enorme presencia mediática, rozando casi la ubicuidad, del ministro Soria. Y ante las declaraciones importantes y, sobre todo, las trascendentales decisiones que viene tomando desde que ocupa un puesto en el Gabinete de Mariano Rajoy.

Desde muchos sectores de la sociedad isleña se ha venido valorando el hecho de que un canario esté sentado en el Consejo de Ministros del Gobierno de España. Circunstancia que, en mi opinión y vistos los antecedentes, no constituye ninguna garantía para esta tierra ni para su ciudadanía.

Recuerdo el paso de Jerónimo Saavedra por dos ministerios, pero especialmente por el de Educación, al que hago un mayor seguimiento. Y, durante su mandato (1995-1996), no se produjo ninguna decisión destacable para estas Islas, pese a ser el ex presidente canario plenamente consciente del significativo retraso en materia educativa; y, también, del enorme esfuerzo que tuvo que hacer a mitad de los ochenta el Gobierno que él presidía, con recursos propios, tras las insuficientes transferencias en el área, en una Canarias que no contaba con una adecuada red educativa (con numerosos centros desdoblados), lo que obligó a una millonaria inversión para construir colegios e institutos.

Supongo que nadie cabal podía pensar que el ministro Soria iba a hacer dejación de sus funciones de dirección de áreas muy importantes para el conjunto de España, dedicándose a beneficiar de forma privilegiada a su tierra de origen. Otra cosa bien distinta, y más sensata, es que haga llegar al resto del Gobierno del PP su conocimiento de los graves problemas de la comunidad más alejada del continente, y que hoy presenta una terrible situación económica, con un 30,9% de desempleados según la EPA del cuarto trimestre de 2011.

Escasa sensibilidad

Pero las primeras medidas de Soria no solo muestran escasa sensibilidad hacia Canarias, sino que dan la impresión de querer jeringar a esta tierra y a su gente. Es difícil de creer, que la interpretación, como señalan muchos analistas, es que trata de torpedear al presidente Rivero, eso sí fastidiando de paso al conjunto de los ciudadanos y ciudadanas de Canarias. Prefiero pensar que, simplemente, actúa conforme a su interpretación del mundo, profundamente conservadora, y no movido por irresponsables e irrefrenables deseos de venganza.

No puede entenderse, en modo alguno, su furibunda negativa al mantenimiento de las rebajas en las tasas aéreas que, sin ser la pócima mágica, ha ayudado –junto a la crisis en el Mediterráneo y la mejora económica en algunos países emisores- al buen comportamiento del turismo el pasado año. Sobre todo, porque Soria no ofrece ninguna alternativa a las mismas, no presenta planteamiento alguno que posibilite seguir estimulando a las compañías para que sigan viendo a las Islas como destino preferente. No es un tema menor: si con un turismo al alza en 2011 nos hemos situado en 341.900 parados (27.500 más que al comienzo del año), cabe reflexionar qué pasaría si el sector retrocediera significativamente en este 2012. Las presuntas profecías mayas se cumplirían apocalípticamente en esta tierra.

Contra las renovables

Asimismo, es muy relevante la decisión del Gobierno español de suspender las ayudas a la extensión de las energías renovables, adornada con un argumento tremendamente demagógico por parte de Soria, “lo prioritario es pagar las pensiones”. Argumento que valdría lo mismo para reducir profesores en los colegios e institutos o para descapitalizar, aún más, la sanidad pública; un desprecio a las renovables que contrasta con el soriano entusiasmo, casi orgásmico, hacia las nucleares, el petróleo y el gas.

Se trata de otra decisión que perjudica enormemente a Canarias, que perderá más de mil millones de euros en inversiones en el sector y varios miles de empleos cualificados; y que, lamentablemente, continuará por la senda de la absoluta preeminencia de las energías de origen fósil, es decir, por la elevada contaminación y la dependencia del exterior, cuando reúne condiciones privilegiadas para la eólica y solar, así como para otras mucho menos desarrolladas como la maremotriz o la geotérmica.

Además, ese frenazo a las renovables muestra a un Gobierno de escasa proyección, cortoplacista, insensato, que lastra gravemente el futuro; y que parece más atento a las presiones de las eléctricas que a garantizar un sistema de producción energética más limpio y menos dependiente.

Canarias, que tiene apenas un 7% de producción renovable (frente al 20% estatal o al 70% de Navarra), no podrá alcanzar, tras la decisión del Consejo de Ministros del pasado 27 de enero, ni siquiera el pretendido 30% para 2015. Además, y como señalan desde la iniciativa Economistas Frente a la Crisis, “el parón renovable, al reducir la inversión privada, disminuirá el pago de impuestos, aumentará el paro y, con todo ello, aumentará el déficit público. Justo lo contrario de lo que el Gobierno ha dicho. Este es el problema de confundir, no entender y mezclar conceptos”.

Apenas lleva un mes en la cartera de Industria, Energía y Turismo, y varias de las decisiones de Soria y su Gobierno suponen un retroceso ecológico y un grave perjuicio económico para España y, especialmente, para Canarias. Habrá que preguntarle, como en el poema de Benedetti, “señor ministro del imposible… ¿de qué se ríe?, ¿de qué se ríe?”.

 

————————————————Estoy también en twitter: @enriqueBeth

Una lectura de gran interés en estos tiempos de incertidumbre: ’Empresas de éxito en Canarias’ (Vol I, 50 casos de Gran Canaria)’, de Enrique Fárez.

Experiencias y trayectorias empresariales en boca de sus protagonistas, a través de las entrevistas realizadas por Fárez, periodista, consultor político y empresario; presidente de la Fundación Emprende Canarias y del Grupo ICC.

Y la música de Janis Joplin (1943–1970): ‘Summertime’. Actuación en Estocolmo de esta blanca con voz negra en abril de 1969, unos pocos meses antes de que falleciera. Me parece una genial y desgarradora interpretación por una de las grandes voces de la música de siempre.

http://www.youtube.com/watch?v=mzNEgcqWDG4

Anuncios

Barragán, descatalogando

Le tengo un especial cariño a este artículo sobre la descatalogación de especies por el Parlamento canario, de febrero de 2010, y que es un alegato, en clave de humor, contra las agresiones al medio natural. Todas las especies citadas existen, incluso esa curiosa hemicycla bidentalis inaccessibillis…

Barragán, descatalogando

José Miguel Barragán Darwin, tras una lectura del último número de National Geographic, en la que disfrutó con un reportaje sobre los animales sagrados de los faraones, que leyó de principio a fin, dejando a medias otros dos, sobre energías inagotables y limpias y sobre la existencia de los hadza -pueblo cazador-recolector, que ni cultiva la tierra ni cría ganado, viviendo al margen de cualquier calendario-, procedió a culminar el texto de la Proposición de Ley del Catálogo Canario de Especies Protegidas.

Pensó que era un auténtico honor cargar con semejante compromiso, aunque íntimamente le seguía preocupando que el Gobierno se hubiese quitado la responsabilidad de encima, endilgándosela a sus respectivos grupos parlamentarios. Pero si había que hacerlo, se hacía. No era la primera vez ni la última, eso esperaba, que daba la cara por la organización y su Ejecutivo.

Para finalizar su tarea recogió algunas de las interesantes y sesudas apreciaciones (excesivamente prolijas, probablemente) de su colega naturalista, Manuel Fernández Cousteau, quien le aportó curiosos conocimientos en torno a la flora y fauna marina del Archipiélago, con especial énfasis, eso le pareció, en las de El Hierro y Mogán.

Humboldt Tavío

Por su parte, Cristina Humboldt Tavío le adjuntó, con un estilo fluido y con un lenguaje llano (con perdón) pero no exento de consideraciones científicas de gran interés, un brillante texto sobre el significativo incremento de la agresividad de las sebas en tiempos de crisis y sus consecuencias; el mismo incluía numerosa bibliografía reciente sobre el tema, con especiales referencias a las investigaciones de la doctora Luz Reverón Sventenius, la mayor autoridad mundial en tan delicado asunto; documento acompañado de un no menos deslumbrante anexo sobre hundimientos de buques y generación de praderas de seba.

Tras su lectura, inoportunamente interrumpida en tres ocasiones por llamadas a su móvil por parte de incómodos periodistas, prometió que no se bañaría jamás en ninguna playa cuando sus aguas estuvieran cubiertas de tan peligrosos elementos.

Barragán Darwin, por muchas vueltas que le daba, no acababa de entender el interés, desmesurado a su juicio, de científicos y ecologistas por el lagarto gigante de Teno, la foca monje, el calderón tropical, la tortuga boba, la hubara canaria, la pardela chica, el pinzón azul, el guincho, el gorrión chillón o el halcón tagarote.

De los ecologistas ya sabía que eran un verdadero coñazo, pero que encima se les sumaran expertos naturalistas complicaba aún más las cosas. Habría que buscar la forma de vincularlos a Santiago Pérez o a López Aguilar. Lo de hacerlo con Bin Laden le resultaba, de entrada, probablemente excesivo.

Y entendía aún menos porque se empeñaban en preservar a cosas tan raras, y hasta impronunciables, como limonium papaillatum, sonchus gandogeri, hydrosartus pilosus, taringa ascitica, bombus terrestris canariensis, calathidius brevithoras o purpuraria erna.

Lapa majorera

Sin embargo, a la lapa majorera (patella candei candei) prefirió darle un trato excepcional, no sea que se les mosquearan Mario Cabrera o alguno de los Morales con mando en plaza en Puerto Cabras o en la propia Coalición Canaria post congresual, que con las cosas de comer no se juega. Anotó en su agenda electrónica que debía telefonear urgentemente a Berriel, para saber qué opinaba al respecto.

Nuestro hombre se tranquilizó al comprobar que en el catálogo no figuraba ningún salmón, del género oncorhynchus; complicaciones, reflexionó, las necesarias. Aunque le sonaba que en el sur de Lanzarote había alguna industria relacionada con ese bicho. Llamaría a Pepe Torres, que de pesca sabe un rato, aunque conoce mejor las aguas del norte de la isla, o a Suso Machín, más ducho en asuntos del motor que en los pesqueros, para que lo sacaran de dudas, pero a ninguno de los dos le contaría que iba a preguntarle al otro, que no estaba el horno para bollos en la isla de los volcanes, lugar en el que nadie conoce a nadie.

Barragán Darwin era plenamente consciente de que tenía entre sus manos una misión de enorme trascendencia, la de reducir de forma significativa las especies sometidas a protección, desde las vulnerables a las que se encontraban claramente en peligro de extinción. Eso le convertía casi en un Dios que decidiría, a golpe de ley, sobre la futura suerte de un insecto, un molusco, un ave o un mamífero; y hasta de algunos de los sebadales tan bien descritos en el informe de Humboldt Tavío. Descatalogando por el bien de esta región ultraperiférica, archipiélago atlántico, nacionalidad estatutaria y nación en ciernes. Y hacerlo, además, en pleno Año Internacional de la Biodiversidad.

Por último, respiró satisfecho al ratificar, tras una consulta a la Mesa de la Cámara, que la hemicycla bidentalis inaccessibillis, pese a lo que podía intuirse inicialmente, no tenía ninguna relación, ni siquiera lejana en el tiempo, con los parlamentarios canarios, sus hábitat, usos y costumbres. Por si acaso, la descatalogaría por completo, no le gustaba nada la singular y equívoca denominación de ese pequeño molusco, que podía llevar a peligrosas e innecesarias confusiones; y desconocía, además, y no era menos trascendente, si era o no comestible.

La descatalogación de especies protegidas marchaba viento en popa. Con la que estaba cayendo en la economía, con más de 300.000 personas en paro en las Islas, pocos se preocuparían por los riesgos de extinción de irrelevantes bichitos y plantitas. Todo, por una vez, parecía salir a la perfección, y a él le correspondía una parte importante de semejante éxito. Se había ganado, sin duda, un merecido hueco en la insular historia.

——————————-Estoy también en twitter: @enriqueBeth

Sesión doble:

Neil Diamonds: ‘Sweet Caroline’

http://www.youtube.com/watch?v=2w-_Vtttrfc

Y del mismo autor, una curiosa y animada versión de ‘Red, red, wine’

http://www.youtube.com/watch?v=7wDhXIRDL54

Medidas (drásticas) contra el paro

Estoy desagradablemente sorprendido por algunas ausencias en el programa económico que el Gobierno del PP viene aplicando ante la actual crisis y las exigencias de reducción del déficit. Ya van varios consejos de ministros. Y en ellos se ha completado el organigrama del Ejecutivo y se ha subido el IRPF y el IBI, elevado falsamente las pensiones (lastradas por la inflación y por el referido incremento del IRPF) y congelado los sueldos de los funcionarios.

Tras analizar los efectos que producirán tales medidas y, sobre todo, tras conocer las previsiones del FMI para España (-1,7% en 2012), ratificadas posteriormente por el Banco de España, aunque con un decrecimiento del PIB algo menor, del 1,5%, no es ningún disparate que antes de fin de año España pueda rondar los seis millones de desempleados. Y que en nuestras macaronésicas Islas nos acerquemos a los 400.000. Todo un éxito de las recetas económicas neoliberales, por lo que se ve.

Es una especie de círculo vicioso. Tenemos mucho paro, elevado déficit público pero sobre todo enorme deuda de familias y empresas. Y se recorta en las administraciones, se elimina la inversión pública, se reduce empleo público… con consecuencias de una mayor contracción económica, menor consumo, menos ingresos y más paro. Lo que obligará a llevar a cabo nuevos recortes que supondrán contracción de la economía, menos ingresos y más desempleados… Así hasta el infinito y mucho más.

Desafortunadamente, contamos con un Gobierno que aplaza las grandes decisiones, dicen, hasta después de las elecciones andaluzas, aunque vistas las tomadas hasta ahora no sé si es mala la postura adoptada de posponer actuaciones: las sufriremos un poquito más tarde. Un Ejecutivo con frecuentes contradicciones entre sus ministros y que, al parecer, tenía más claro cómo salir de la crisis antes, cuando estaba en la oposición, que ahora, que es cuando tiene capacidad para decidir sobre nuestro destino.

Visto que no mueven ficha, que no se atreven a tomar decisiones que, por drásticas y dolorosas que sean, ayuden a reducir el número de desempleados, a recapitalizar a las empresas y a rebajar los gastos superfluos de las administraciones, todo de una tacada y con los menores costos sociales posibles, les hago una propuesta, gratis y sin el menor compromiso. Alejada, eso sí, de la genial respuesta que en su momento dio Milagros Gil, líder del Partido Tagoror, al ser cuestionada cómo acabaría con el paro. “Poniéndolos a todos a trabajar”, afirmó sin inmutarse.

Conflictos sociales

Las previsiones señalan que, con mucha suerte, solo se empezará a generar empleo en el año 2014, y que el presente año continuará la destrucción masiva de puestos de trabajo, como mínimo medio millón más en los próximos siete u ocho meses.

Por eso, y para evitar conflictos sociales, para no dañar la imagen turística con manifestantes, indignados y mendigos; para mantener una sanidad y una educación razonables; para no dilapidar dinero público en prestaciones sociales por desempleo, y volver a convertir a España en potencia mundial, pero sin burbuja inmobiliaria; para evitar masivos flujos migratorios hacia Europa y América, superiores a los de los años cincuenta del pasado siglo, les propongo una solución eficaz y moderna, incluso vanguardista.

Se trataría, aprovechando la actual tecnología, el liderazgo español en conocimientos científicos, de hibernar –de congelar provisionalmente, solo provisionalmente, hasta bien entrado 2014, por ejemplo- a los parados y familiares más cercanos que dependen de ellos, que se sacrificarían por el conjunto de la nación en un acto de singular y nunca bien pagado patriotismo; al tiempo que se evitarían innecesarios sufrimientos en la cola del INEM o situaciones vergonzosas, para muchos humillantes, en instituciones que les ofrecen alimentación, ropa o incluso techo.

Se me objetará que puede resultar escasamente humano ese paréntesis vital tan prolongado, esas vidas abruptamente interrumpidas en su cotidianeidad, por sufrida que sea, por decisiones estatales ocasionadas por las maldades y la codicia del sistema financiero internacional.

Puede ser. Y es verdad que hay otros caminos suficientemente experimentados, como el griego, que con otras fórmulas han logrado, reconozcámoslo, sus resultados. Por ejemplo, que en la llamada cuna de la civilización occidental se eleven las depresiones y que la tasa de suicidios se haya incrementado un 40% en 2011, pasando de ser la más baja a la más elevada en la vieja Europa. Que 200.000 personas se hayan quedado sin vivienda, solo en Atenas. Que aumente exponencialmente la delincuencia en sus calles. Que se convierta en un hecho cada vez más frecuente los desmayos de alumnos en las escuelas, víctimas del hambre y la desnutrición. O, asimismo, que se haya disparado el abandono de menores en instituciones benéficas, ante la imposibilidad de sus progenitores de alimentarlos adecuadamente.

A ellos, a millones de ciudadanos y ciudadanas de todas las edades, también, les han hibernado su bienestar, les han congelado sus derechos, les han puesto su futuro a doscientos grados bajo cero y les han helado, por completo, sus esperanzas.

Y, encima, tras ser colectivamente rescatados no tienen nada claro cuándo y cómo volverán a recuperar sus constantes vitales, cuándo saldrán de esta peculiar forma de coma social inducido y podrán retornar a una vida más o menos normalizada. Alimentando la sensación de que su actual estado de hibernación social afectará, seguramente, a varias generaciones.

——————————————————————————

Lone Star, una de las mejores bandas de los 60, con el inimitable Pedro Gené al frente. En esta ocasión, ‘La casa del sol naciente’, exitosa versión en español del tema del grupo británico The Animals, con el que llegaron a actuar juntos en Barcelona.

http://www.youtube.com/watch?v=5Yc8iwJJlsA

Prebendas cabildicias

Resulta destacable la enorme repercusión que ha tenido la noticia, publicada inicialmente por Canarias7, de que consejeros y asesores del Cabildo Insular de Gran Canaria del pasado mandato (2007-2011) se acogieron a las ayudas para ortodoncia u oftalmología y óptica, vigentes desde hace décadas en la institución insular. Al margen de que haya sido, eso parece, una filtración interesada de la consejera de Hacienda, que no ha hecho la menor gracia a la oposición ni a algunos de sus compañeros de grupo.

Hay que decir, en primer lugar, que los miembros de la institución no cometieron ninguna ilegalidad, pues es un derecho para quienes mantienen relación laboral o política con el Cabildo, que desconozco qué presidente y qué equipo de la Corporación puso en marcha; pero del que, desde hace mucho tiempo, tenía constancia de su normal funcionamiento. El debate está, me parece, en lo adecuado o no de semejantes ventajas sociales, no en que se vulnerara la ley.

Y que se sepa nadie, los grupos políticos del gobierno o de la leal oposición, las organizaciones sindicales, los muchos consejeros y asesores del más variado signo que han pasado por allí, las han cuestionado hasta hace bien poco.

Homologados

Cierto es que, en mi opinión, los derechos de los trabajadores de las administraciones públicas y de los propios funcionarios deberían estar homologados y que semejantes ventajas sociales son más que cuestionables. Que la sanidad o el acceso a la Educación (becas, ayudas para matrículas o libros de texto…) debiera ser similar para todos los funcionarios y laborales, al margen de la administración en que desempeñen su labor. Y, por extensión, debiera ser igual para el conjunto de ciudadanos y ciudadanas. Y que, puestos a ayudar, habría que hacerlo fundamentalmente a los de menor renta.

En época de crisis económica tan profunda, y con visos de continuidad a mucho peor, esas ‘dádivas’ debieran quedar, al menos, congeladas para los políticos, como así ha sido en el presupuesto para 2012; aunque, estoy convencido, nunca debieron ponerse en marcha, nunca debieron existir.

Diferente son las ayudas a los funcionarios y personal laboral, en las que cualquier cambio obligaría a negociar con los sindicatos, ya que suprimirlas sería una vulneración del convenio.

En cualquier caso, parece razonable que los mayores esfuerzos presupuestarios se destinen a las personas que hoy atraviesan por graves dificultades para sobrevivir, que no son precisamente los trabajadores públicos, aunque estos hayan visto reducidos sus salarios y capacidad adquisitiva.

Sorpresa

Pero por encima de todo, reconozco que me sorprende positivamente la cuasi unánime reacción ciudadana de completa repulsa ante el hecho de esos privilegios cabildicios, de políticos y funcionarios, que he podido observar en llamadas a las radios o en los foros de los periódicos digitales y en Twitter.

Se confirmaría, de ser representativa la muestra, que más del 99% de la ciudadanía si tuviera la fortuna de trabajar para el Cabildo Insular de Gran Canaria (o para el Parlamento canario, que también tiene un amplio paquete de generosas medidas sociales para su personal) renunciaría ‘ipso facto’ a favorecerse con semejantes prebendas, aunque figuren en convenio, negándose a aceptar para sí lo que no pueden alcanzar el resto de empleados, públicos o privados. Y eso constituye un hecho sociológico tan relevante como alentador. Muy distinto, por ejemplo, al elevado porcentaje de los que todavía reconoce en distintas encuestas su disposición a defraudar a Hacienda.

Se unirían a todos aquellos que devuelven las viviendas de protección oficial cuando su situación económica se transforma muy favorablemente, posibilitándoles adquirir otra casa. A los que se niegan a optar a becas cuando pueden perfectamente pagarse sus estudios (gente, por ejemplo, los hay, con más de 500.000 euros en su cuenta nada corriente), dentro o fuera de España, sean licenciaturas, master o prestigiosos cursos en la Universidad de Harvard. A los que nunca han simulado una enfermedad para conseguir una baja laboral. A los que, pese a las condiciones y oportunidades, ni se les pasa por la cabeza domiciliarse en otras naciones para pagar menos impuestos. O, en fin, a los que reconocen sus verdaderos ingresos a la hora de establecer la asignación para sus hijos en medio de una separación más o menos tormentosa.

Este país, sus viejos hábitos y ancestrales tradiciones, su picaresca y su tendencia a aprovecharse egoístamente de lo público, comienza a cambiar aceleradamente en la buena dirección. Sin duda.

————————

Crosby, Stills, Nash & Young: Woodstock  (1970)

http://www.youtube.com/watch?v=TrWNTqbLFFE

‘Avatar’ y la Sanidad USA

Hace unos días, Jon Landau, productor de la película “Avatar”, anunció el retraso del estreno de la segunda parte del filme, pronosticando que será en 2016 y no en 2013, como se preveía inicialmente. Aprovechando la vuelta de ‘Avatar’ a los medios de comunicación, recupero este artículo que nunca, por distintas razones, llegué a publicar.

‘Avatar’ y la Sanidad USA

Resultan llamativas las distintas maneras en que fue recibida la película de James Cameron ‘Avatar’, el mayor éxito de taquilla en la historia del cine. Al margen de las consideraciones críticas de los amantes y expertos cinéfilos, sobre su condición revolucionaria o no en el lenguaje cinematográfico y en las incorporaciones tecnológicas, lo novedoso o reiterado de su guión, el carácter más o menos estereotipado de sus personajes, el filme ha merecido también observaciones desde ópticas religiosas e, incluso, políticas. Y hasta de colectivos anti-tabaco, entre ellos el Centro para la Investigación y Educación sobre el Tabaco de la Universidad de California, que ha expresado su profundo malestar por las continuas caladas del personaje representado por Sigourney Weaver, ciertamente una auténtica fumadora compulsiva, que considera una clara incitación al poco saludable vicio de fumar.

Pero vayamos a las referencias filosófico-ideológico-políticas. Por un lado, destaca la intervención de los medios de comunicación de El Vaticano, caso de ‘L’Osservatore Romano’, desde donde se asegura que la película es “una superficial parábola anti imperialista y antimilitarista que no tiene verdaderas emociones, emociones humanas”. Por su parte, la radio oficial de la Santa Sede, Radio Vaticano, ha sido mucho más contundente, al afirmar que se trata de “un guiño hacia las pseudo-doctrinas que han hecho de la ecología la religión del milenio”.

En la polémica ha participado también la organización ‘Comunistas de San Petersburgo’ que, educados en el materialismo dialéctico, obviamente no entra en debates místicos, sino que se limita a exigir a la Fiscalía rusa que dicte una orden internacional de captura contra el cineasta canadiense, al que acusan de haber robado ideas presentes en las novelas de ciencia ficción soviética (como el propio nombre del planeta, Pandora, que efectivamente ya figura en la literatura de ficción de la desaparecida Unión Soviética) para su nueva película. Que ande con cuidado Cameron y no se le ocurra acercarse a las tierras de Putin, que puede terminar purgando sus pecados, su presunto plagio o excesiva inspiración en textos de otros, en la muy fría Siberia.

Más allá de reflexiones religiosas o políticas, realizadas con mayor o menor voluntad y acierto, ‘Avatar’ constituye un espectáculo cinematográfico, entretenido y con imágenes de enorme belleza. Para la crítica donostiarra Sabiñe Zurutuza, “los escenarios, aunque tal vez demasiado coloristas, son de una belleza embriagadora, los Na’vi gozan de una expresividad orgánica jamás vista antes en personajes recreados por ordenador, las escenas de acción son adrenalínicas e impresionantes, las batallas épicas, el sonido extraordinario, la banda sonora muy adecuada y el ritmo narrativo casi perfecto”.

Coincido con ella, asimismo, en que la historia que se nos narra es, en cambio, mucho menos original, con personajes claramente estereotipados y de más que previsible evolución, lo que ha llevado a inevitables comparaciones con ‘Bailando con Lobos’ o ‘Pocahontas’. El guión se centra en convertir a los indígenas azules en émulos de los nativos norteamericanos (o los vietnamitas, iraquíes, africanos, cualquier etnia o nación oprimida por el primer mundo…) y al ser humano “en el representante brutal de la ambición desmedida. Críticas al militarismo, el imperialismo e incluso el capitalismo son evidentes, así como odas a la ecología, la paz y la conexión interior entre todos los seres”, concluye Zurutuza.

Por mi parte, dos anotaciones sobre tan rentable y singular película. La primera, circunstancia que lamento profundamente, es que en ella se profetiza el más que seguro fracaso de la reforma sanitaria impulsada por el presidente Obama en el verdadero imperio militar, económico y mediático del Planeta; y en el que, vistas las reacciones a su reforma, también parece tener mucho peso la insolidaridad y el egoísmo social, que se reproducirán en el siglo XXII.

Porque resulta escasamente presentable que en un futuro, nada más y nada menos que dentro de un siglo y medio, en el año 2154, las sillas de ruedas –como la del héroe de ‘Avatar’- sigan siendo accionadas a mano, cuando ya hoy las hay que funcionan con motores eléctricos, evitando penosos esfuerzos a las personas discapacitadas; y, además, como segundo argumento a favor del pesimista pronóstico sobre la viabilidad de la nueva sanidad estadounidense, se nos muestra como el protagonista permanece limitado en su movilidad porque, se dice claramente en el filme, no tiene recursos económicos para pagarse la correspondiente operación. La sanidad de Estados Unidos, por lo que aventura ‘Avatar’, seguirá estando vetada, dentro de un siglo y medio, a los que carecen de perras para sufragarla.

La segunda, no menos curiosa, es un detalle que no pasa inadvertido del curriculum guerrero del soldado convertido en héroe de ‘Avatar’, el ex-marine Jake Sully, a quien da vida el actor australiano Sam Worthington. Me refiero a cuando se señala como una de sus virtudes militares su larga experiencia en las “selvas de Venezuela”, que supongo no sería como turista poco convencional, como sesudo investigador científico de sus enormes riquezas naturales o cual Barragán descatalogando especies. Quiero pensar y, sobre todo, desear que no se trate de una poco subliminal alusión a una futura intervención yanqui en aquel país suramericano, vistas las malas relaciones con su actual gobierno, lo que resultaría intolerable. Y, esta vez sí, estaríamos ante una actitud claramente militarista e imperialista, muy propia de los gobiernos USA, republicanos o demócratas, que no sé si denunciarán abiertamente Benedicto XVI y El Vaticano.

————————————————————————-

Creedence Clearwater Revival, la gran banda que liderara John Fogerty:  ‘Have you ever seen the rain’

http://www.youtube.com/watch?v=TS9_ipu9GKw

Pepe, Mou y los aplaudidores

Tengo la suerte de saber cuál es mi texto más leído y valorado, aunque no lo considere ni mucho menos entre mis escritos favoritos. Se trata de una pequeña colaboración, ‘Premio devaluado’, publicada en EL PAÍS al finalizar el Mundial de Fútbol de 2006; y que obtuvo 4.532 votos favorables de los lectores. Encima, como pude comprobar por mi hijo al comienzo del pasado curso, forma parte de un libro de la Secundaria Obligatoria, de Santillana claro, como ejemplo práctico para el análisis de textos periodísticos, por lo que miles de niños y niñas de toda España lo habrán leído en estos años. Reconozco que eso es, para mí, un enorme reconocimiento, todos tenemos derecho a disfrutar con pequeñas satisfacciones.

En el mismo soy crítico, mucho, con el premio dado a Zinedine Zidane (al que considero uno de los grandes futbolistas de la historia) como mejor jugador de dicho mundial. Consideraba entonces y ratifico hoy que “su impresentable acción violenta le descalifica para merecer tan alto honor. ¿Qué le voy a decir a mi hijo de 10 años cuando me pregunte por qué se premió a un futbolista que, a treinta metros del balón, practicó algo parecido a la lucha libre americana? ¿No está entre los valores del deporte el juego limpio?”.

Y cerraba el texto señalando que no podía entender que algunos consideraran que no mereció ser expulsado por ese cabezazo brutal a Materazzi, por muy provocador que fuera el internacional italiano. “La roja fue más que merecida y, si continuara en activo, debería caerle una docena de partidos. Porque con su popularidad y relevancia es aún más grave el penoso ejemplo que dio en la final. Espero que, al menos, sepa pedir perdón públicamente”, concluía.

Aquello que en su día dije para Zidane lo repito ahora para Pepe, salvando las distancias en calidad futbolística, que son muy grandes. La leña que repartió en el partido de copa del pasado miércoles se une a episodios anteriores en los denominados ‘clásicos’, pero también en encuentros con menor atención mediática, destacando sus coces inmisericordes a Casquero, jugador del Getafe, cuando este se encontraba caído en el césped.

En esta ocasión, coronó sus particulares y descerebradas actuaciones con un pisotón completamente voluntario y cobarde en la mano de Messi, el mejor jugador del planeta, que fue sometido a un continuo arreo agresivo por sus contrincantes que, afortunadamente, no terminó en una grave lesión.

Condescendencia

No creo que Pepe sea el único culpable de la sobreexcitación, matonismo y violencia con que se manifiesta en los estadios. Creo que tiene mucho que ver con las órdenes que recibe del entrenador, con la zona del campo en la que se le ubica y con la condescendencia con la que, hasta ahora, han sido tratadas sus acciones por Mourinho, el club, la afición y una parte de la prensa.

Pero esta vez su brutalidad estúpida ha recorrido el mundo y le ha retratado. A él y al equipo que se la tolera o, peor, se la estimula.

Pero si su acción es reprochable, no lo es menos la reacción de terceros. Que Mou finja inicialmente no haber visto la jugada y halague el comportamiento del jugador en el partido; que Emilio Butragueño lo atribuya a un lance normal del juego y a la pasión que se vive en un partido de esta trascendencia; que alguno de sus compañeros (“Pepe es duro, limpio y leal”, dice Carvalho) solicite casi su beatificación… no contribuye precisamente al juego limpio y a enaltecer los valores del deporte.

Unos valores contaminados gravemente, por los que, como Mou y su legión de aplaudidores, defienden apasionada y amoralmente la filosofía del “ganar como sea”.

——————————————-Estoy también en twitter: @enriqueBeth

Ahora que han descubierto que hasta los billetes de euros van cargados de cocaína y otras sustancia, les dejo con ‘Cocaine’, un tema de ese extraordinario guitarrista que es Eric Clapton, ‘Slowhand’ (Mano lenta).

http://www.youtube.com/watch?v=Q3L4spg8vyo

Fraga, ¿ángel o demonio?

La trayectoria de todos los seres humanos presenta, en mayor o menor medida, zonas enormemente claras y lugares bien oscuros. En la vida personal y en la actividad profesional. También en la política. Reflexiono sobre ello en las horas siguientes al fallecimiento de Manuel Fraga, que ha ocupado espacios muy relevantes en los medios de comunicación.

Quito de en medio, porque no me interesan, los insultos y las palabras de mal gusto, que haberlas las ha habido, especialmente en las redes sociales; y que se repetirán, aunque con distinta procedencia cuando la parca toque en la puerta a Santiago Carrillo o a Fidel Castro, personalidades que también desatan filias y fobias apasionadas.

Tampoco me parecen de recibo, aunque sea habitual en los obituarios, las hagiografías que presentan a don Manuel como la quintaesencia de las libertades, como un demócrata en estado puro. Y que olvidan, intencionadamente, su colaboración con una ignominiosa dictadura.

Subjetivo

En ‘El Espejo Canario’ traté de resumir mi posicionamiento sobre el asunto, subjetivo, por supuesto, pero intentando vislumbrar aspectos positivos y negativos en la larga presencia de Fraga en la vida pública española, sesenta años nada menos.

En lo positivo, haber sabido evolucionar desde esa participación activa en altos cargos en el régimen franquista hacia posiciones de aceptación de la democracia. Así como haber logrado que una parte significativa de la derecha franquista y de la extrema derecha se integrara en el PP; muestra de ello es que España es de los pocos estados europeos que no cuenta con organizaciones de extrema derecha en su Parlamento. Y lograr, también, la articulación de los conservadores tras el naufragio de UCD en el 82.

Asimismo, su participación en la elaboración de la Constitución del 78. O su posterior apuesta por el Estado de las Autonomías, pese a sus iniciales reticencias al título VIII de la Carta Magna, y sus indudables éxitos electorales, con masivo apoyo en las urnas, en su Galicia natal.

En lo negativo, su estrecha colaboración con un régimen autoritario y violento desde sus orígenes. “Es evidente que el glorioso alzamiento popular del 18 de julio de 1936 fue uno de los más simpáticos movimientos político-sociales de que el mundo tiene memoria”, llegó a escribir. Su responsabilidad como ministro de la Gobernación tras la muerte del dictador en los luctuosos sucesos de Vitoria Gasteiz de marzo de 1976. Sus salidas de tono con frases como “la calle es mía” o “la ikurriña se aprobará por encima de mi cadáver”. Su homofobia.

Asimismo, la enorme irresponsabilidad política que demostró al no apoyar a Felipe González en el referéndum de la OTAN, anteponiendo sus intereses partidarios a su atlantismo y a la lógica que correspondía a la derecha española.

Pero, si me permiten, por encima de todas esas consideraciones, lo peor en mi opinión es que Manuel Fraga jamás pidió perdón ni realizó la menor crítica a un régimen, el franquista, que nació de un fallido golpe de Estado y de una cruenta guerra civil, y que torturó, asesinó, encarceló y envió al exilio a decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas.

Ni él ni su partido, por cierto.

———————————————————————————————————–

CAMPANADES A MORTS

Lluis Llach, fragmento de ‘Campanades a morts’, en homenaje a los fallecidos en los sucesos de Vitoria Gasteiz, entre ellos un chico de 17 años.

http://albokari2.wordpress.com/2008/03/02/vitoria-gasteiz-1976-campanadas-a-muerto/

CAMPANADAS A MUERTO (letra completa en español)

I
Campanadas a muertos

hacen un grito a la guerra

de los tres hijos que han perdido

las tres campanas negras.


Y el pueblo se refugia

cuando se acerca el lamento,

ya son tres penas más

que tenemos que guardar en la memoria…


Campanadas a muertos

por las tres bocas cerradas,

ay de aquel trovador

que olvide las tres notas!


Quién ha cortado el aliento

de estos cuerpos tan jóvenes,

que no tienen más tesoro

que la razón de los que lloran.


Asesinos de razones, de vidas,

que no podáis descansar en ninguno de vuestros días

y que nuestras memorias os persigan hasta la muerte.


Campanadas a muertos

hacen un grito a la guerra

de los tres hijos que han perdido

las tres campanas negras.


II


Abridme el vientre

para su reposo,

de mis jardines

traed las mejores flores.


Cavadme hondo

para estos hombres,

y grabad su nombre

en mi cuerpo.


Que ningún oráculo

desvele el sueño

de los que han muerto

sin agachar la cabeza.


III


Tan sólo diecisiete años

y tú tan viejo,

celoso del brillo de sus ojos,

has querido cerrar sus párpados,

pero no lo conseguirás, que todos guardan esta luz

y nuestros ojos serán relámpagos en tus noches.


Tan sólo diecisiete años

y tú tan viejo,

celoso de tan joven belleza,

has querido romper todos sus miembros,

pero no lo conseguirás, recordamos su cuerpo /

y aprenderemos cada noche a quererlo.


Tan sólo diecisiete años

y tú tan viejo,

impotente por el amor que tenía,

le has dado la muerte como compañía,

pero no lo conseguirás, que por lo que él quiso,

nuestros cuerpos siempre estarán en primavera.


Sólo diecisiete años

y tú tan viejo,

celoso de tan joven belleza,

has querido romper todos sus miembros,

pero no lo conseguirás, recordamos su cuerpo

y aprenderemos cada noche a quererlo.


IV


La miseria se convirtió en poeta

y escribió en los campos

en forma de trincheras,

y los hombres fueron hacia ellas.
Cada uno se convirtió en palabra

del victorioso poema.

 

 

 

—————-

 

 

Y en catalán…

 

 

CAMPANADES A MORTS
I

Campanades a morts
fan un crit per la guerra
dels tres fills que han perdut
les tres campanes negres.

I el poble es recull
quan el lament s’acosta,
ja són tres penes més
que hem de dur a la memòria.

Campanades a morts
per les tres boques closes,
ai d’aquell trobador
que oblidés les tres notes!

Qui ha tallat tot l’alè
d’aquests cossos tan joves,
sense cap més tresor
que la raó dels que ploren?

Assassins de raons, de vides,
que mai no tingueu repòs en cap dels vostres dies
i que en la mort us persegueixin les nostres memòries.

Campanades a morts
fan un crit per la guerra
dels tres fills que han perdut
les tres campanes negres.

II

Obriu-me el ventre
pel seu repòs,
dels meus jardins
porteu les millors flors.

Per aquests homes
caveu-me fons,
i en el meu cos
hi graveu el seu nom.

Que cap oratge
desvetllí el son
d’aquells que han mort
sense tenir el cap cot.

III

Disset anys només
i tu tan vell;
gelós de la llum dels seus ulls,
has volgut tancar ses parpelles,
però no podràs, que tots guardem aquesta llum
i els nostres ulls seran llampecs per als teus vespres.

Disset anys només
i tu tan vell;
envejós de tan jove bellesa,
has volgut esquinçar els seus membres,
però no podràs, que del seu cos tenim record
i cada nit aprendrem a estimar-lo.

Disset anys només
i tu tan vell;
impotent per l’amor que ell tenia,
li has donat la mort per companya,
però no podràs, que per allò que ell va estimar,
el nostres cos sempre estarà en primavera.

Disset anys només
i tu tan vell;
envejós de tan jove bellesa,
has volgut esquinçar els seus membres,
però no podràs, que tots guardem aquesta llum
i els nostres ulls seran llampecs per als teus vespres.

IV

La misèria esdevingué poeta
i escrigué en els camps
en forma de trinxeres,
i els homes anaren cap a elles.
Cadascú fou un mot
del victoriós poema.