Cicuta electoral

Las elecciones del domingo suponen el adiós de Zapatero, un presidente que se va con unos índices bajísimos de popularidad y, en mi opinión, injustamente linchado. A su favor está el desarrollo de numerosas políticas tendentes a ampliar los derechos de la ciudadanía. La aportación más importante, sin duda, la Ley de la Dependencia, que convierte en derecho la atención a las personas que peor lo pasan, cuando hasta su promulgación quedaban bajo el manto de la caridad. Pero también su compromiso firme con la igualdad entre hombres y mujeres. Y, asimismo, el impulso de leyes que han incrementado los derechos de homosexuales y lesbianas.

Responsabilizarle de todos los males de la economía es absolutamente injusto, porque las dimensiones de la crisis sobrepasan ampliamente el ámbito del Estado español. Lo que no quita para reconocer que ha cometido errores y que, como gobernante, tiene su cuota de responsabilidad.

Ahora estamos ante un más que posible cambio de Gobierno. Y hay que temer al PP. Por lo que dicen y por lo que ocultan. Por lo que callan y por lo que vienen aplicando en las comunidades autónomas en las que gobiernan, y de manera tan descarnada como ejemplarizante en lugares como Castilla La Mancha, Madrid o Comunidad Valenciana, en las que están llevando a cabo una verdadera cruzada contra los servicios públicos.

Porque la única y muy imaginativa receta que parecen tener contra la crisis se basa en un combinado de dos medicinas, que solo están agravando el estado del enfermo. Por un lado, el recorte de lo público, con bajadas sustanciales en los presupuestos destinados a Educación, Sanidad o Servicios Sociales. Es decir, guillotinando el Estado de Bienestar y construyendo una sociedad más insolidaria, más injusta.

Por otro, deconstruyendo derechos laborales y sociales, conquistados duramente en décadas.

Además, y en lo que respecta a Canarias, toda la etapa democrática nos desvela que menos esencial que el color de quién Gobierne en el Estado, quién sea el inquilino de La Moncloa, es la capacidad para arrancar compromisos al Gobierno de turno. Así lo fue cuando se logró arrancar al Estado la participación de las Islas en el Plan de Carreteras, negada insistentemente desde el Ejecutivo central; o cuando se consiguieron las partidas para el Plan Integral de Empleo para Canarias; o cuando se han incrementado las ayudas al transporte de personas y mercancías, o se ha conseguido a reciente reducción de las tasas aéreas.

O se hace un verdadero pressing al Gobierno de España o hay poco o nada que hacer. Ha sucedido con el Plan Canarias, incumplido por el PSOE que lo presentó a bombo y platillo y que no fue capaz de colocar esos 2.500 millones de euros adicionales anuales, que hubiesen moderado el alcance de la crisis en el Archipiélago.

Pero ocurre igual con la alternativa, el PP, que en su programa electoral no dedica ni una línea a estas islas alejadas. Y que, además, en el Parlamento canario se ha negado, por activa y por pasiva, a exigir al Estado un Plan especial de actuación que ayude a las islas a salir de esta espiral de paro y empobrecimiento de su gente

Mucho se avanzaría si, simplemente, cumplieran con nuestro Régimen Económico y Fiscal que los gobiernos sean del PSOE o sean del PP se empeñan en convertir en papel mojado.

Democracia

Es imprescindible en los ámbitos canario, español y europeo un profundo cambio en las políticas económicas, pero también en la práctica democrática.

No es aceptable lo que está sucediendo en Grecia o Italia, donde los mercados quitan y ponen presidentes de Gobierno, violando la soberanía popular y convirtiendo a la democracia en una formalidad molesta.

Y donde la política, hoy más necesaria que nunca, es sustituida por una aparentemente neutral tecnocracia.

No es aceptable, tampoco, la imposición de políticas económicas que incrementan el sufrimiento de millones de personas y profundizan en la crisis, en vez de resolverla. Las políticas económicas que se han venido desarrollando por imperativo externo han fracasado. Han fracasado rotundamente.

Ni eliminan la presión de los mercados, como nos venden, ni nos sacan de la parálisis económica y el paro galopante. El dogma de recortes y ajustes extremos en lo público, sólo está conduciendo a mayor contracción de la economía, menos consumo y más desempleo y empobrecimiento de amplias capas de la población.

Y precisamos justamente lo contrario: un sector público dimensionado y que responda a las necesidades del Estado del Bienestar, mayor afluencia del crédito, inversión pública y, también, control de las instituciones bancarias, con tasas a las transacciones internacionales; y una política impositiva que haga pagar más a quien más tiene, así como una lucha frontal contra el fraude fiscal, la economía sumergida y los paraísos fiscales.

Porque de persistir en la misma política dentro de unos meses tendremos igual o mayor número de parados, servicios públicos cada día más degradados, estallidos sociales ante la pobreza creciente y la desprotección social.

Y el ‘cambio’ que promueven los conservadores, y que puede consumarse este domingo con un masivo apoyo ciudadano en las urnas, será cambio, sí, pero a mucho peor. Una auténtica cicuta electoral que matará, por parálisis y asfixia, al ya convaleciente Estado del Bienestar.

___________________________________________

Benetton hace propaganda con besos imposibles. Neruda, en su Soneto 93, reivindica ese último beso con Matilde, interpretado aquí por Quinteto Tiempo

 

Anuncios

Un pensamiento en “Cicuta electoral

  1. A Zapatero no se le lincha por las políticas sociales sino por olvidarse de las demás cosas sobre todo de la economía llevar el gobierno de un pais son muchas políticas no solo lo social que esta bien y su problema fue dedicarse a lo social que trae mucho voto hasta que te quedas sin dinero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s